Doce recetas de pizza casera

La pizza es una elaboración culinaria tradicional de Italia que gusta a todos, muchas veces el fin de semana es cuando se disfruta de este plato, lo que es genial para tener tiempo de elaborar la masa y la pizza completa en casa. Aquí os dejamos doce recetas de pizza con las que vais a poder disfrutar de la elaboración casera y con los ingredientes a vuestro agrado, tanto por el tipo como por la cantidad. Merece mucho la pena disfrutar de la pizza casera.

Pizza de bresaola

Hace más de cinco años que hicimos el primer recopilatorio de recetas de pizza, así que ha pasado tiempo suficientes para haber probado las doce propuestas, aunque claro, muchos de los que nos leéis ahora no lo visteis en su momento, así que ahora tendréis el doble de recetas para poner en práctica, pues hoy os traemos más, aquí tenéis doce recetas de pizza casera que os van a encantar.

Si queréis dar un repaso a las recetas de pizza más antiguas del blog, pero no por ello menos buenas y actuales, podéis acceder a ellas aquí, encontraréis clásicos como la pizza funghi, la pizza tropical, la pizza vegetal, la pizza carbonara… y propuestas originales como la pizza de pollo, setas y pasta de jengibre y ajo, la pizza de pollo al Pedro Ximénez, la pizza de sobrasada con vinagreta de miel, la pizza brava con espinacas y Frankfurt…

En este nuevo recopilatorio de recetas de pizza vais a volver a encontrar elaboraciones totalmente caseras, es decir, elaborando también la masa de pizza porque sale espectacular y es muy fácil de hacer, y en algunos casos con base de tomate frito y en otros no, pues a menudo nos gusta prescindir de esta salsa que muchas veces se apodera del sabor de la pizza. Claro, cualquiera de ellas la podéis elaborar con la salsa o sin ella según vuestro gusto.

También veréis que hay muchas pizzas con jamón serrano, porque nos encanta, además de otros embutidos y carnes, también verduras, frutas, quesos… esperamos que encontréis muchas propuestas que os apetezca probar, y que también os inspiren para hacer la pizza casera a vuestro gusto, pues es de lo que se trata, así que ya nos contaréis.

Recetas de pizza

Pizza de berenjena y fuet: Es muy fácil de preparar, y para disfrutar de verdad os recomendamos elegir un buen fuet, éste no se cocinará en el horno, pues se añade a la pizza una vez que ya se ha horneado.

Pizza de salami y mozzarella: Esta es una de las pizzas clásicas, y lleva muy pocos ingredientes, pero es la forma de que se respete su sabor, basta con un poco de queso, un buen salami, unas aceitunas y la salsa de tomate casera.

Pizza blanca de aguacate y jamón: La pizza blanca o pizza bianca es la que no lleva tomate, siempre solemos añadir cebolla para que le aporte jugosidad. El aguacate en esta pizza no se cocina, se incorpora después del horneado cortada muy fina, queda deliciosa.

Pizza de pollo, piña y salsa barbacoa: Nos consta que hay un gran público para las pizzas con piña, pues aquí tenéis una propuesta que os va a encantar. Lleva una sabrosa salsa barbacoa y varios tipos de queso.

Pizza de panceta y queso azul: También podríamos decir que es una pizza de tres quesos con panceta, está para chuparse los dedos.

Pizza de queso de cabra, foie gras y miel: Con esta pizza podéis sorprender a quienes además de disfrutar de la pizza, les encanta el foie, los contrastes dulces y salados, la untuosidad del queso de cabra… aunque no lo parezca, el conjunto es una delicia.

Doce recetas de pizza

Pizza de bresaola: La bresaola, igual que el jamón, se incorpora una vez que la pizza ya se ha horneado, así se puede seguir disfrutando de su textura y de su sabor.

Pizza de pavo y piña: Con esta pizza os damos la idea de aprovechar la carne de un asado que hayáis elaborado, no todo tienen que ser croquetas o empanadillas, también se pueden hacer deliciosas pizzas.

Pizza blanca con cebolla, jamón y parmesano: Un buen aceite de oliva virgen extra es el que riega la masa de pizza antes de incorporar la cebolla, también lleva jamón, en este caso se precisa que no sea un jamón muy curado porque después se le darán dos minutos de horno.

Pizza de calabaza y jamón: Esta pizza con calabaza sorprende a quien la prueba, y de nuevo el jamón, pero es que es ideal para contrarrestar el dulzor de la calabaza, de la cebolla…

Pizza de jamón y berenjena: Esta pizza tampoco lleva tomate, su base son unas chalotas, después se coloca el jamón, que en este caso si se horneará, aunque quedará bien protegido del calor directo por la berenjena y el queso.

Pizza bianca con prosciutto: Esta pizza está aromatizada con romero y aceite picante para pizza, también os explicamos cómo hacerlo.


¡¡¡Feliz Semana!!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...