Bizcocho con manzana y queso bajo en grasa

Este es un bizcocho que cuando lo probéis, lo querréis disfrutar habitualmente con el café, el chocolate o la leche tanto en el desayuno como en la merienda. El Bizcocho con manzana y queso bajo en grasa es muy fácil de hacer, queda esponjoso y jugoso gracias a la fruta, a pesar de que contiene una proporción de grasa baja con respecto al resto de ingredientes.

Bizcocho con manzana y queso bajo en grasa

El queso y la manzana no son los sabores prioritarios de este bizcocho, pero los dos ingredientes están y aportan lo mejor de ellos para conseguir un bizcocho jugoso, tierno y esponjoso a pesar de que se haya reducido aproximadamente a la mitad el contenido en grasa que normalmente lleva un bizcocho tipo cuatro cuartos.

A continuación podéis tomar nota de la receta de Bizcocho con manzana y queso bajo en grasa, esperamos que no tardéis en probarlo, pues estamos seguros de que os va a gustar. Además de ser un buen bizcocho para tomar solo, también se puede utilizar para hacer un pastel, rellenándolo y cubriéndolo como se desee, acepta sabores como el chocolate, la crema, la frambuesa, la canela… Esperamos que os guste.

Ingredientes (Molde 20 cm. diámetro)

250 gramos de harina , 12 gramos de levadura química, 5 huevos L, 260 gramos de azúcar, 130 gramos de aceite de girasol (o de oliva virgen extra arbequina), 160 gramos de queso batido 0% M.G., 80 gramos de manzana (sin piel ni corazón), una pizca de sal, mantequilla para el molde.

Elaboración

Precalienta el horno a 180º C con calor arriba y abajo. Tamiza la harina con la levadura y reserva. Pon los huevos, que tendrás a temperatura ambiente, en un cuenco amplio y añade el azúcar. Bate con las varillas eléctricas hasta que tripliquen su volumen.

A continuación añade el aceite y el queso batido, vuelve a batir para que los ingredientes se integren bien. Pela y despepita la manzana (puede valer con media manzana grande aproximadamente), rállala utilizando un rallador grueso e incorpora la pulpa a la masa, añade la pizca de sal y mezcla bien.

Seguidamente incorpora la harina con la levadura tamizadas a la masa, hazlo en dos o tres veces y con movimientos envolventes, para que los huevos no se bajen. Prepara el molde untándolo con mantequilla y espolvoreando una pizca de harina, después recuerda sacudir el molde para desechar el exceso de harina.

Bizcocho con manzana y queso bajo en grasa

Vierte la masa del bizcocho en el molde y colócalo en la bandeja del horno, a una altura ligeramente inferior al centro, pues es un molde alto, y hornea durante 40 minutos. Pasado este tiempo comprueba con un palillo que está cocido en su interior, en caso contrario déjalo unos cinco minutos más, siempre con cuidado de no excederse en la cocción.

Cuando retires el molde del horno déjalo sobre una rejilla, y cuando se enfríe desmóldalo.

Acabado y presentación

Puedes presentar este bizcocho con manzana tal cual, o si quieres darle un sencillo acabado, espolvoréalo con azúcar glas, con cacao o con una mezcla de azúcar glas y canela, que con la manzana va muy bien. También se puede cubrir con un frosting de yogur (sin grasas), de chocolate, de crema… ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...