Anko o pasta dulce de azuki

Esta es la receta de un dulce tradicional de Japón, China y Corea con el que se elaboran pastas y pastelitos, se trata de anko, una sencilla preparación que se elabora con judías azuki y azúcar. Con esta pasta de judías dulce se rellenan mochis, dorayakis…

Anko o pasta dulce de azuki

Con el nombre de azuki se conoce a una variedad de alubias rojas (Vigna angularis) originarias de Asia, se dice que primero se cultivaron en el Himalaya, después en China y Corea, y llegaron a Japón más tarde, siendo la legumbre más conocida y consumida después de la soja. Sobre ella os hablaremos en detalle próximamente, ahora queremos explicaros qué es y cómo se hace el anko o pasta dulce de azuki.

Se trata de una elaboración que se compone básicamente de dos ingredientes, la alubia o judía roja azuki y azúcar. En nuestra cultura puede sorprender, pero en China, Japón y Corea se utiliza para hacer dulces y postres, como el mochi o el famoso dorayaki (lo conoce todo el que haya visto Doraemon), un dulce japonés que se compone de dos pequeñas tortitas que pueden tener distintos rellenos, entre ellos el anko.

Las judías azuki se pueden encontrar actualmente con facilidad en tiendas especializadas en cocina asiática, así como en tiendas de dietética, así que si os apetece probar esta pasta de azuki dulce podéis conseguirlas y tomar nota de la receta a continuación.

Ingredientes

200 gramos de azuki, 75 gramos de azúcar blanquilla, 50 gramos de azúcar moreno, una pizca de sal.

Elaboración

Esta legumbre, como el resto de alubias, necesita un remojo de al menos diez horas, así que pon las judías rojas en abundante agua la noche anterior.

Después del reposo, escurre las azuki y ponlas en una olla con agua, tres veces el contenido de azuki, tápala y llévala al fuego. Una vez que rompa a hervir baja el fuego al mínimo y cuece, sin destapar, unos 45-60 minutos, hasta que estén tiernas.

Finalizada la cocción, escurre bien las judías rojas y vuelve a ponerlas en la olla a fuego medio-bajo, añade el azúcar y deja que se funda, y sin dejar de remover de vez en cuando, prosigue la cocción sin que burbujee demasiado para evaporar el agua. Añade también la pizca de sal. Hay que conseguir una pasta más o menos seca con la que poder rellenar pasteles y pastelitos.

Las judías estarán muy blandas y se romperán, se pueden chafar para obtener una pasta rústica y también se puede triturar para obtener una pasta más fina. Otras alternativas son las de hacer el anko dulce sólo con azúcar blanco o sólo con azúcar moreno. Por cierto, también se puede graduar el azúcar al gusto, pues hay recetas en las que incorporan demasiado, para nuestro gusto.

La pasta de alubias rojas dulce ya está lista para incorporarla en la receta que se quiera elaborar, también se puede guardar en un recipiente hermético en el frigorífico, para tenerla disponible en cualquier momento. Veremos algunas formas de consumirla próximamente, es una buena alternativa a otros dulces menos saludables que unas legumbres con azúcar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...