Kale con halloumi y nueces

Para que disfrutéis de otra forma de comer la col rizada de moda, aquí os dejamos la receta de Kale con halloumi y nueces, es un plato fácil y rápido de hacer, y queda muy sabroso, tanto por los ingredientes principales como por el aderezo. Toma nota de la elaboración paso a paso.

Kale con halloumi y nueces

Es posible que en esta temporada compartamos varias recetas con kale, pues como os comentamos recientemente, la encontramos en nuestra tienda de productos ecológicos semanalmente, tanto la variedad verde como la morada, y nos ha gustado más que lo suficiente para incorporarla en nuestra dieta, así que hoy os traemos una nueva propuesta, kale con halloumi y nueces. En esta ocasión la preparamos directamente rehogada con aceite de oliva virgen extra y la condimentamos con ajos tiernos, nueces, queso a la plancha y un aderezo de salsa de soja dulce, aceite de sésamo y otros ingredientes orientales que aportan los sabores que buscamos.

El aderezo es como el que hace unos días preparamos para el salmón glaseado. Si os preguntáis qué es el halloumi que acompaña a la kale con nueces, se trata de un queso muy sabroso de Chipre elaborado con leche de cabra y oveja, que podemos encontrar en forma de bloque y con su suero, como el feta, y es ideal para prepararlo a la plancha, lo podéis encontrar en tiendas de queso fácilmente.

Ingredientes (4 comensales)

2 manojos de kale (morada o verde), 6 ajos tiernos, 12 nueces, 250 gramos de queso halloumi, aceite de oliva virgen extra, sal.

Para el aderezo

30 gramos de kecap manis, 15 gramos de aceite de sésamo, 15 gramos de mirin, 7 gramos de vinagre de umeboshi, un pizca de sal, 1 c/c de pimienta sencha molida, ½ c/c de shichimi togarashi.

Elaboración

Lava las hojas de col kale y escúrrelas bien. Pela los ajos tiernos y córtalos en rodajas finas al bies. Pela las nueces y trocéalas, y escurre bien el queso y córtalo en lonchas.

Pon una sartén muy amplia a calentar con aceite de oliva virgen extra para rehogar la col kale, tiene que ser grande porque en principio tiene mucho volumen, aunque puedes hacer una montaña de col y después ir dándole la vuelta, con el calor menguará su volumen y podrás rehogarla bien. Seguramente será más cómodo hacerlo en dos tandas.

Recuerda añadir un poco de sal a la col para rehogarla a fuego medio-alto para favorecer que expulse el agua, así, tapando la sartén también se ablandará con más facilidad. No obstante, no obstante, no quedará tan tierna como si se escalda o se cuece previamente, si quieres que esté muy tierna puedes hacer como con la kale con requesón y después seguir con los primeros pasos de esta receta.

Kale con halloumi y nueces

Mientras se hace la kale, en otra sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra dora los ajos y las nueces, y a su vez, tuesta las lonchas de queso halloumi. Ve moviendo los ajos y las nueces para que se hagan de forma homogénea y el queso dóralo por los dos lados.

Prepara el aderezo, mezcla la salsa de soja dulce kecap manis con el aceite de sésamo, el mirin y el vinagre de umeboshi, añade una pizca de sal.

Acabado y presentación

Sirve la col kale en los platos y reparte el queso halloumi, los ajos tiernos y las nueces, y para terminar condimenta con un poco de sencha molida, shichimi togarashi y el aderezo de kecap manis y sésamo. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...