Cordero con piñones y sal ahumada de zumaque

Hoy os traemos una idea para condimentar el cordero que hacéis a la parrilla o a la plancha, es una receta muy sencilla, pero seguro que no la habéis probado y merece la pena, así que tomad nota de la elaboración de las chuletas de cordero con piñones y sal ahumada de zumaque, os vais a chupar los dedos.

Cordero con piñones y sal ahumada de zumaque

Hoy más que una receta os traemos una propuesta diferente para disfrutar de unas chuletas de cordero, pues aunque normalmente las cocinamos a la parrilla sólo con un poco de sal, hay algunos condimentos que no ocultan su sabor, al contrario, le aportan matices que nos hacen disfrutar más de esta carne, un ejemplo son los piñones recién tostados y la sal ahumada de zumaque.

Además le añadimos unas gotas de zumo de limón natural, pero sólo unas gotas. Estas notas cítricas favorecen mucho a una carne grasa como es el cordero, y si os estáis preguntando por dónde encontrar la sal ahumada de zumaque, la respuesta es en vuestra cocina, porque la tendréis que hacer siguiendo la receta que os proporcionamos aquí. El zumaque no es una especia muy habitual en nuestra gastronomía, pero actualmente lo podéis encontrar en cualquier tienda de especias. Así que tomad nota de esta receta de Cordero con piñones y sal ahumada de zumaque, porque repetiréis.

Ingredientes (4 comensales)

8 chuletas de cordero, 2 c/s de piñones nacionales, ½ limón, c/n de sal ahumada de zumaque, una pizca de sal fina (opcional), c/n de aceite de oliva virgen extra.

Para acompañar

Ensalada verde.

Elaboración

Pon una parrilla o plancha a calentar untada con un poco de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente incorpora el cordero sin llenarla para que no baje mucho la temperatura. Puedes añadir una pizca de sal al cordero, pero recuerda que después se condimentará con la sal ahumada de zumaque.

Haz el cordero normalmente, dorándolo por los dos lados, y a mitad de cocción añade unas gotas de zumo de limón recién exprimido, no demasiado para que no mate el sabor de la carne y para que no la cueza.

Si las chuletas se ‘rizan’, realiza dos cortes en los dos extremos de la parte por la que se levanta y así se podrán extender y se cocinarán de forma homogénea. Una vez que el cordero está en su punto, retíralo de la plancha y mantén caliente mientras cocinas el resto.

Cordero con piñones y sal ahumada de zumaque

Mientras se está haciendo la carne, pon una sartén antiadherente a calentar, puedes untarla ligeramente con aceite de oliva virgen extra, pero no es necesario. Tuesta en esta sartén los piñones, ve dándoles vueltas para que se doren homogéneamente. Retíralos antes de que estén muy tostados porque con el calor residual se siguen cocinando.

Emplatado

Sirve las chuletas de cordero en los platos, reparte los piñones tostados y sazona con la sal ahumada de zumaque. Si lo deseas, puedes terminar con un hilo de aceite de oliva virgen extra. Acompaña con una ensalada al gusto.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...