Bacalao con boletus

Esta receta de bacalao se basa en un sencillo y ligero guiso de setas con el bacalao cocinado brevemente con el propio calor de la cazuela, por lo que conviene que las piezas de pescado no sean muy grandes. El resultado de este plato (que casi se hace solo) es exquisito, así que tomad nota de nuestra receta de bacalao con boletus y preparadla, no necesitaréis mucho tiempo, sólo ganas de disfrutar en la mesa.

Bacalao con boletus

Os hemos comentado en varias ocasiones que las setas son uno de nuestros fondos de congelador, con ellas podemos hacer platos tan sabrosos como el Bacalao con boletus que hoy compartimos con vosotros, una receta muy fácil de hacer y que conseguirá que todos los comensales disfruten de un mar y montaña nutritivo y delicioso.

A continuación os explicamos cómo hacer esta receta de bacalao con boletus que se enriquece con otros productos como la salsa de ostras, una reducción de jugo de carne, especias… algunas se pueden omitir, como os contamos en la elaboración paso a paso, pues no a todos les gusta el toque picante que aportan, por ejemplo, el shichimi togarashi y la pimienta sansho, y aunque os guste, si no las tenéis no dejéis de elaborar este plato por ello, quizá os guste aportarle un elegante toque cítrico con un poco de piel de lima.

Ingredientes (4 comensales)

700 gramos aprox. de lomo de bacalao al punto de sal, 2 chalotas, 2 dientes de ajo, 600 gramos de boletus congelados, 25 gramos de salsa de ostras, 8 gramos de Bovril, c/n de pimienta negra recién molida, c/n de pimienta sansho, c/n de shichimi togarachi (opcional), c/n de sal, c/n de aceite de oliva virgen extra, 4-6 hojas de perejil, ito togarashi (opcional).

Elaboración

Prepara el pescado cortando las cuatro raciones (puedes cortar cada ración en dos para que se haga bien y rápido) y secándolo bien con papel de cocina absorbente. Puedes hacer este plato con bacalao congelado, dejándolo el día anterior en el frigorífico para que se descongele lentamente.

Pela las chalotas y los ajos, pon una cazuela a calentar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y cuando esté templado incorpora las chalotas, los ajos y una pizca de sal. Cocina a fuego medio, moviendo de vez en cuando, hasta que la chalota esté tierna.

Entonces incorpora los boletus sin descongelar, sube la temperatura del fuego al máximo, y añade una pizca de sal. Una vez que los hongos empiecen a soltar el agua, añade la salsa de ostras y el Bovril o jugo de carne reducido. Condimenta también con un poco de pimienta negra recién molida y mezcla bien con la cuchara de madera.

Bacalao con boletus

Cuando los boletus hayan soltado toda el agua y ésta haya reducido a la mitad, estando las setas ya tiernas, incorpora los trozos de bacalao con la piel hacia abajo. Condimenta con una pizca de pimienta sansho y otra pizca de shichimi, estas especias aportarán un toque picante, si no se desea se pueden omitir y añadir simplemente una pizca de pimienta negra recién molida. No añadimos sal porque el guiso de setas ya está sabroso, igual que el pescado.

Tapa la cazuela y retírala del fuego. Deja reposar unos cinco o diez minutos, dependiendo del grosor de los lomos de pescado, pero se puede cocinar con el calor que conserva en su interior.

Emplatado

Sirve el bacalao con los boletus y sus jugos, termina con unas hojas de perejil picadas, unas tiras de ito togarashi (opcional) y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...