Pizza de berenjena, kale y jamón

La pizza es comida sana si se compone de ingredientes saludables y se come la cantidad adecuada, lo mejor es hacerla en casa y para ello os damos muchas ideas, como esta receta de pizza con berenjena, kale y jamón, que además lleva cebolla, mozzarella, grana padano, piñones… está deliciosa, así que tomad nota de la elaboración paso a paso.

Pizza con kale, berenjena y jamón

Como podéis ver, nos hemos animado a incorporar la col kale hasta en la pizza, y no podemos dejar de recomendárosla, así que aquí tenéis nuestra receta de Pizza de berenjena, kale y jamón, con un poco de queso, unos piñones y un hilo de aceite de oliva virgen extra, entre otros ingredientes, todos fáciles de encontrar y enmarcados en la Dieta Mediterránea.

Ya os comentamos en su momento que la kale se puede convertir en un snack crujiente, rico y saludable, simplemente poniéndola en el horno, muy pronto os pasaremos la elaboración paso a paso, pero de momento os animamos a que la añadáis a vuestra pizza casera como os explicaremos a continuación, algunos trozos han quedado crujientes, y en ocasiones hemos echado de menos que hubiera más en la pizza… Lo dicho, os dejamos con la receta de pizza con kale, berenjena y jamón con los ingredientes aproximados para que la hagáis a vuestro gusto.

Ingredientes (Por pizza)

1 porción de masa de pizza casera (ver receta), 1 c/s de salsa de tomate (opcional), ½ cebolla tierna pequeña, 2-3 c/s de mozzarella rallada, 2 rodajas de berenjena, 3 lonchas de jamón serrano muy poco curado, 4 hojas de col kale, 1 puñado de piñones nacionales, 2 c/s de queso grana padano en lascas, un chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional).

Elaboración

Precalienta el horno a 250º C con calor arriba y abajo. Extiende la masa de pizza en la mesa de trabajo, ligeramente enharinada y una vez extendida colócala en la bandeja del horno cubierta con una tela de cocción, pero si la vas a pasar a la piedra del horno (o a una bandeja del revés) no es necesario.

Extiende el tomate en la masa de pizza haciendo círculos desde el interior al exterior. A continuación reparte la cebolla corta en juliana muy fina. Seguidamente cubre con la mozzarella rallada y la berenjena cortada en daditos pequeños.

Pizza con kale, berenjena y jamón

Introduce la pizza en el horno (si la posas sobre la piedra te irá bien utilizar una pala) y baja la temperatura a 200º C. Cuando veas que el borde de la pizza empieza a tomar color, retírala del horno y añade el jamón (cortando cada loncha en varias tiras), las hojas de kale sin el tallo y cortada en trocitos y los piñones. Si la kale que tienes es muy dura, antes de ponerla en la pizza puedes escaldarla (aunque pierde volumen y gracia), o pasarla por la sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Vuelve a introducir la pizza en el horno y deja el tiempo suficiente para que la masa esté tostada y crujiente, al gusto, pero sin que el jamón se seque demasiado. Retira la pizza del horno y reparte las lascas de grana padano, y si lo deseas, adereza con unas gotas de aceite de oliva virgen extra o con un poco de aceite picante para pizza.

Emplatado

Sirve la pizza recién salida del horno y ¡buen provecho!

Pizza con kale, berenjena y jamónPizza con kale, berenjena y jamónPizza con kale, berenjena y jamón

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 3
Loading ... Loading ...