Kale con aceite de coco y semillas

Cocinar la kale con aceite de coco le proporciona un sabor muy particular, si os apetece probarlo, aquí os dejamos una sencilla receta con las que disfrutar de esta verdura como entrante o como guarnición de carnes o pescados. Si no conocéis esta variedad de col rizada, os recomendamos probarla, pues gusta incluso a quienes no son nada amigos de otras variedades de col.

Kale con aceite de coco y semillas

Para quienes les gusta empezar la comida con un plato de verdura, o para servir una guarnición ligera y nutritiva que va igual de bien con carnes que con pescados, os traemos esta receta de Kale con aceite de coco y semillas, muy fácil y rápido de hacer, y con matices de sabor que harán disfrutar a quienes quieren probar platos nuevos.

Sobre la cocina con aceite de coco es interesante conocer algunos detalles, sobre todo en cuanto a sus propiedades nutricionales, pero de momento podéis conocer el producto a través de este post. Como podéis imaginar, aporta a este plato su característico sabor proporcionando una combinación deliciosa. No obstante, si de momento no forma parte de vuestra despensa, podéis hacer la Kale con semillas utilizando aceite de oliva virgen extra o aceite de sésamo.

Ingredientes (4 comensales)

450 gramos de col kale, 30 gramos de aceite de coco, 8 ajos tiernos, 40-50 gramos de semillas (girasol, calabaza, sésamo…), 1 c/p de lemon grass en polvo, c/n de shichimi togarashi, c/n de sal.

Elaboración

Lava bien las hojas de kale de una en una y corta la base del tallo, escúrrelas y córtalas en trozos que resulten cómodos de comer. Pon una cazuela amplia o una sartén grande con un fondo de agua a calentar (si no tienes un recipiente grande, puedes hacerlo primero en una olla y después pasarlo a la sartén, pues cuando la col se haya cocido un poco perderá volumen) para cocer levemente la col.

Pon la kale con un poco de sal en la cazuela y tapa, el agua generará vapor y facilitará la cocción sin necesidad de sumergirla en agua y hervirla. Cuando haya perdido volumen, destapa para que se evapore el agua que quede.

Kale con aceite de coco y semillas

Mientras tanto, pela los ajos tiernos y córtalos en trozos no muy pequeños. Cuando el agua se haya consumido, incorpora el aceite de coco (en estado sólido) en la sartén y mezcla bien para que se funda e impregne la verdura.

Añade también los ajos tiernos y las semillas, condimenta con el lemon grass en polvo y el shichimi togarashi, mezcla de nuevo y rehoga hasta que los ajos tiernos estén dorados.

Acabado y presentación

Sirve la kale con semillas de sésamo, girasol y calabaza recién hecha, si lo deseas, puedes terminar con un hilo de aceite de sésamo o de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...