Gastronomía & Cía Opciones
 

La FAO promueve la alimentación a base de insectos

Insectos comestibles

La FAO promueve la alimentación a base de insectos otra vez, no es que sea una mala apuesta, ya que está demostrado que los insectos pueden ofrecer un ideal aporte proteínico, aunque esto no es una novedad. Ya hace varios años que esta organización intenta promover este alimento como una buena opción para paliar el hambre y enriquecer la gastronomía.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación) nos recuerda que un buen número de países (sobre todo los que están en vías de desarrollo) consumen actualmente hasta 527 especies diferentes de insectos. Hormigas, orugas, saltamontes, mariposas, etc., podemos poner por ejemplo para hacernos una idea del aporte nutricional que, 100 gramos de orugas desecadas aportarían 53 gramos de proteínas, un 17% de carbohidratos y un 15% de materia grasa, lo que se traduciría en un valor energético de unas 430 kilocalorías. Es decir, 100 gramos de orugas desecadas equivaldrían casi al aporte calórico de una doble cheese burger de Burger King.

Los expertos además indican que los insectos aportan mayor cantidad de proteínas y grasas que las carnes o los pescados, además de un alto aporte vitamínico y mineral, aunque todo dependerá de la especie de insecto. Ahora se nos ocurre que deberíamos plantear el insecto ecológico, ya que dependiendo de la zona, seguramente serían susceptibles de la contaminación ambiental, pesticidas, abonos, etc.

Volviendo a la noticia, se pretende que los insectos sean un alimento integrante en la dieta pudiendo llegar a ser verdaderas exquisiteces, aunque será necesario un cambio de mentalidad bastante radical, al menos en la sociedad occidental. Esta semana se realiza un seminario impulsado por la FAO para debatir el desarrollo de la alimentación a base de insectos en Asia, especialmente porque allí existe un creciente interés por la crianza y la explotación con fines alimentarios.

Como hemos dicho anteriormentem mucho debe cambiar la mentalidad occidental, de momento, tímidamente podemos encontrar en algunos lugares, como el Mercado de la Boquería de Barcelona, en la parada de la familia Petràs «Fruits del Bosc«, una selección de insectos “gastronómicos”.

La verdad es que queda mucho por investigar en el mundo de los insectos y más a nivel culinario, ¿será el próximo reto de los grandes chefs occidentales?

Más información | FAO
Más información | FAO (anexo)
Foto | Geographyalltheway.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • MMar

    En fin, que el hombre depredador siempre se tiene que comer a otro ser vivo. Como ya tenemos a los pollos enfermos en los campos de concentración legales, ahora les toca el turno a los pobres insectos.
    La idea me parece organolépticamente repulsiva, pero sé que es un prejuicio cultural. Y que comerse un centollo (q no me gusta tampoco) lo ven los orientales como algo de bárbaros pq es una casi-araña.
    En muchos textos espirituales se dice que a medida que el hombre evolucione y crezca en conciencia dejará de comerse a los seres del reino animal y la alimentación será vegetariana y en muchos siglos pránica. Pero falta mucho.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.