La Guía Roja y Verde de Alimentos Transgénicos

Como cada año Greenpeace ha lanzado su Guía Roja y Verde de Alimentos Transgénicos, una publicación que nos informa sobre las empresas que no utilizan alimentos modificados genéticamente por preocupaciones ambientales, y aquellas empresas que posiblemente los utilicen. De este modo el consumidor puede tomar decisiones de compra informadas según sus creencias y convicciones.

guia_roja_verde_transgenicos.jpg

Acaba de lanzarse la cuarta edición de la Guía Roja y Verde de Alimentos Transgénicos, una interesante publicación que nos proporcionará información actual sobre el uso que se está haciendo sobre este tipo de elementos.

Esta guía informa de varios análisis realizados sobre algunos productos alimentarios que han dado positivo en cuanto a la presencia de alimentos transgénicos se refiere, también nos proporciona un seguimiento detallado sobre el etiquetado de los alimentos e información de gran valor para los consumidores que no desean que en su alimentación se incluyan transgénicos, aunque sea de un modo reducido.

Recordemos que pronto se cumplirá un año desde que la Unión Europea permitiera la inclusión de hasta un 0,9% de alimentos transgénicos sin que se informara al consumidor a través de las etiquetas de los productos, algo que consideramos inadmisible, sobre todo si el material transgénico se encuentra integrado en los productos catalogados como ecológicos.

Esta noticia nos decepcionó y tiró por tierra los principios de la Comisión de la Unión Europea, claramente era una falta de respeto a aquellos consumidores que no quieren saber nada de este tipo de alimentos, valorando más los intereses económicos de las empresas que producen los transgénicos que los derechos de los consumidores. Hay que tener en cuenta que todavía quedan numerosas incógnitas por despejar sobre los alimentos modificados genéticamente.

La ausencia de transparencia informativa es más que palpable, así se demuestra cada vez que organizaciones, como Greenpeace, proceden a realizar análisis y descubren la presencia de alimentos modificados genéticamente. No es que estemos en contra de los alimentos transgénicos, cada uno es libre de hacer lo que quiera, tampoco pretendemos atacar a algo que incluso podríamos considerar beneficioso, siempre que fuera manipulado sin que existan intereses económicos por medio, frente a una comisión científica internacional que garantice su salubridad y con fines de mejorar la alimentación. Pero sí estamos contra ese silencio y ese modo de obviar la información al consumidor.

La Guía roja y verde de alimentos transgénicos pretende, además de ampliar nuestros conocimientos, ser una herramienta útil para conocer aquellos productos que se comercializan bajo la etiqueta de respetuosos con el medio ambiente y sin embargo, se encuentran en la zona roja de la guía, una zona que cataloga aquellos productos y aquellas empresas que utilizan transgénicos. La zona verde representa el respeto al medio ambiente y al consumidor, en ella se contemplan las empresas que realmente se preocupan por los temas que hemos mencionado.

Según indica Greenpeace, las migraciones son continuas, es decir, empresas y productos que estaban en la guía verde han pasado a la guía roja y viceversa. Recordemos que algunos de los alimentos transgénicos, maíz, soja, etc., son un elemento base que se utiliza en cientos de alimentos preparados, cualquier producto elaborado puede contener transgénicos. En fin, aconsejamos la lectura de la guía, el conocimiento es necesario y un derecho, y más cuando estamos hablando de nuestra alimentación.

Greenpeace nos proporciona gratuitamente la Guía roja y verde de alimentos transgénicos en su página web mediante descarga en Pdf.

Vía | Greenpeace
Más información | Greenpeace (anexo)
En Gastronomía & Cía | La Unión Europea supervisará con mayor profundidad el arroz de origen chino

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...