El abuso del consumo de sal

sal_dieta_consumo.jpg

El abuso del consumo de sal es una práctica cada vez más extendida que incide seriamente en la salud, sin darnos cuenta abusamos de la sal hasta el punto de que cada vez nos resulta más soso el aderezo que realizamos y por consiguiente, añadimos más cantidad de sal. La adicción a la sal es un tema que preocupa a todas las instituciones de salud del mundo, por ello, se realizan diferentes iniciativas que buscan reducir el consumo de sal en la población.

Podemos poner por ejemplo la iniciativa española que había logrado reducir el año pasado hasta dos gramos de sal en el contenido de cada kilo de pan, y los consumidores no lo apreciamos en el paladar. Se trata de un pacto realizado en 2005 entre el Ministerio de Sanidad y la industria panadera persiguiendo reducir el contenido de sal en un gramo por año, hasta alcanzar una reducción de cuatro gramos por cada kilo de harina en el año 2009, contribuyendo así a reducir el abuso del consumo de sal.

La OMS recomienda que el consumo medio de sal por día se sitúe en torno a los 5 gramos, algo muy alejado de la realidad en la dieta española, ya que hasta se duplica, como mínimo, esa cantidad. Recordemos que muchos problemas cardiovasculares o gástricos, entre otros, se asocian al excesivo consumo de sal. Realizamos esta breve exposición al conocer un estudio realizado por investigadores de la Universidad de St. George (Reino Unido) en el que se muestra una estrecha relación entre el consumo de sal y el consumo de refrescos endulzados en los niños.

Según la investigación, una dieta baja en sal propicia en los niños una menor ingesta de refrescos con azúcar. Los expertos tomaron los datos de 1.600 niños con edades comprendidas entre los 4 y los 18 años y encontraron esta relación, a mayor contenido de sal en la dieta mayor era el consumo de líquidos y por tanto, de refrescos azucarados (eso en los hogares que normalmente consuman refrescos). A su vez, los refrescos guardan relación con la obesidad, se produce una conjugación de causas que provocarán diversos problemas de salud, un cultivo que finalmente hará acto de presencia en el estado adulto.

Los investigadores concluyeron que, simplemente reduciendo un gramo de sal en la dieta de los niños por día, se lograría reducir hasta 100 gramos la ingesta general de líquidos, llegando a una reducción de consumo de refrescos azucarados de unos 27 gramos al día. Evidentemente, los niños comen lo que les proporcionan los padres, si éstos presentan un gusto excesivamente salado, sazonarán sus comidas de un modo acorde a su paladar y por tanto, vician el paladar de los pequeños haciendo que distingan cada vez menos el abuso de sal en las comidas.

Para lograr que los niños alcancen la edad adulta gozando de una buena salud, es necesario controlar, entre otras cosas, el contenido de sal en las comidas, pero para ello, no sólo se ha de realizar una política entre las instituciones de sanidad y la industria alimentaria, también es necesario ampliar la información a los padres mostrándoles que la reducción beneficia a pequeños y mayores y que deben ser ellos quienes deben educar a sus hijos en nutrición y reducir (si fuera necesario) la cantidad de sal en las comidas que se realizan.

Recordemos que investigaciones realizadas el pasado año por expertos canadienses mostraban que abusar de la sal podía provocar daños en el sistema circulatorio de los niños, con lo que el problema afecta seriamente a todos, algo muy diferente a lo que se creía hace unos años.

El estudio que proporcionan los investigadores del Reino Unido podría tacharse de evidente, a mayor consumo de sal, mayor es la sed y la ingesta de líquidos, es algo conocido por todos, pero era necesario un estudio que demostrara algo tan obvio. La industria de los alimentos preparados nos proporciona alrededor de un 80% de la sal que ingerimos, por lo que es otra alerta que nos demuestra que no es nada recomendable abusar de los alimentos preparados.

En fin, recomendamos alejarse de los productos preparados y mantener una alimentación sana y equilibrada como la que proporciona la dieta mediterránea, una dieta que es interesante introducir a los niños para que gocen de un estado saludable a lo largo de su vida.

Si quieres ampliar la información sobre el estudio que relaciona la sal con las bebidas azucaradas, puedes acceder a ellos a través del artículo publicado en la revista electrónica Hypertension.

Más información | Canada.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...