Seguridad Alimentaria Mundial, los Retos del Cambio Climático

cumbre_mundial_fao.jpg

Hoy se reúnen un buen número de gobernantes de la mayoría de países del mundo en la cumbre que la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) ha organizado bajo el lema Seguridad Alimentaria Mundial, los Retos del Cambio Climático. Durante tres días se van a estudiar las estrategias más oportunas que deben seguirse ante el notable incremento del precio de los alimentos sufrido durante el último año y que ha provocado diversos problemas a nivel mundial.

La FAO pretende superar la crisis a través de una línea de actuación que sea consensuada por todos los participantes de la cumbre, algo que puede verse complicado dado que no todos los intereses son iguales, a pesar de que el problema sea el mismo. Algunos expertos creen que la situación en la que nos encontramos también ofrece aspectos positivos, se indica que se están dando buenas oportunidades, como por ejemplo, la posibilidad de volver a poner sobre la mesa la lucha contra el hambre y la actuación más adecuada para estimular la producción agroalimentaria de los países más desfavorecidos y así evitar que sean dependientes de terceros.

El Banco Mundial asegura que los precios de los alimentos se mantendrán elevados durante un buen periodo, de ello hablábamos en el post La crisis alimentaria mundial se mantendrá durante siete años. Es decir, hasta el año 2015 los precios no sólo se mantendrán elevados, sino que se incrementarán todavía más, aunque quizá no tan significativamente como durante este último año. Aunque se trata de estudios y previsiones bastante fiables, pueden surgir graves contratiempos y problemas en un corto plazo de tiempo provocando un cambio en los resultados.

Existen indicios,por ejemplo, que muestran una posible amenaza sobre las cosechas de trigo a nivel mundial, provocada por la mutación de un hongo nocivo denominado Puccinia graminis, de tornarse realidad, los informes y previsiones no servirían de mucho y nos enfrentaríamos a una nueva etapa de crisis alimentaria. También podríamos nombrar la incidencia del precio del petróleo que adquiere valores históricos y que de seguir así agravaría todavía más la situación.

Son los países pobres quienes pagan y continuarán pagando las consecuencias, el tiempo necesario para actuar e implantar nuevas políticas agroalimentarias que permitan el autoabastecimiento es bastante largo, no se aplican de la noche a la mañana y mientras tanto el problema está ahí, los precios son muy elevados y hay escasez de alimentos que agravan las circunstancias . La ayuda de los países ricos se hace muy necesaria y debe ser constante hasta que finalmente puedan materializarse dichas políticas. Evidentemente, la agricultura es la vía más aconsejable, ya que la mayoría de los habitantes de los países subdesarrollados dependen de ella, las inversiones en tecnología, infraestructuras, etc., pueden ayudar a salir de la actual situación en la que se encuentran.

El Banco Mundial y la FAO defienden la necesidad de ayudar a los más desfavorecidos a través de la promoción de la productividad de la agricultura, defienden realizar cambios en las políticas que aplican países ricos y pobres que favorezcan la comunión de ambos bloques, defienden que todas estas soluciones tengan una base medioambiental, siendo una política de desarrollo sostenible. La verdad es que el problema no es sólo la alimentación, sino que es consecuencia de un cúmulo de problemas, algunos de ellos se mostraban en el post Causa de la subida del precio de los alimentos a nivel mundial.

No sabemos si realmente la crisis alimentaria es una buena oportunidad para desarrollar profundos cambios y si mejorará notablemente la situación de los países más desfavorecidos, todo dependerá de la voluntad de los países ricos participantes. Los intereses económicos son demasiado importantes y quizá nublen el sentido común y solidario que debiera estar presente en todo momento en esta reunión.

Muchas veces se han prometido ayudas, reformas y demás, acabando en la mayoría de los casos en agua de borrajas. Por cierto, no está de más recordar que culpan a la FAO de la crisis mundial de los alimentos, a pesar de que la organización quiere destacar como una de las principales en la lucha contra esta crisis. Esperamos que realmente en la reunión se consolide el modo de actuación y se logre desarrollar una solución efectiva que contribuya a la seguridad alimentaria mundial.

Vía | Europa Press
Más información | Banco Mundial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...