La temperatura del frigorífico en verano

Estamos en época de regular la temperatura del frigorífico, pues el calor ambiental hace que no rinda tanto, además, al querer consumir más productos fríos sobrecargamos su capacidad. Ha llegado el momento de ajustar los termostatos, para lograr que los alimentos se conserven correctamente, deberemos mantener el frigorífico entre 0ºC y 5ºC.

Es muy importante no sobrecargar la capacidad del frigorífico, pues si no hay espacio entre los alimentos, el aire no tiene espacio para circular y distribuir la temperatura adecuadamente. Nunca estará de más comprobar la temperatura de tu frigorífico con un termómetro independiente, puedes introducir un termómetro fiable y dejarlo unas horas, después podrás leerlo y conocer la exacta temperatura a la que se conservan los alimentos.

Otro tema más que interesante es optimizar las repisas y cajones del frigorífico, recuerda que no todos los espacios de este electrodoméstico se mantienen a la misma temperatura, por lo que es muy importante situar cada alimento en el nivel del frigorífico que corresponda, por ejemplo, el estante más frío es el de abajo, y es donde se deben situar los alimentos más perecederos, carnes, pescados, etc.

Las frutas y verduras suelen tener su espacio en los cajones, los productos que recomiendan conservar en frío una vez abiertos encuentran su lugar en los estantes medios y superiores. Los espacios de la puerta del frigorífico son los menos fríos, por eso ahí se deben conservar las bebidas, las mantequillas o margarinas y las salsas que comercializan.

Recuerda que si tienes que guardar una comida preparada en el frigorífico, deberás dejar primero que se enfríe, pues el calor del plato hará que suba la temperatura y el frigorífico no será tan eficaz. La higiene del frigorífico es muy importante, hay que limpiarlo y descongelarlo regularmente, pues si el hielo se acumula es un inconveniente para el buen funcionamiento del electrodoméstico.

Ahora que aprieta el calor hay que evitar mucho más abrir la puerta del frigorífico, hacerlo sólo cuando sea realmente necesario y cerrarla lo antes posible es lo más factible para mantener la temperatura interior y por consiguiente, una adecuada conservación de los alimentos. Si es necesario, pon una nota como en los supermercados: “Antes de abrir la puerta del frigorífico debes saber lo que vas a coger”.

Los frigoríficos actuales están cada vez mejor pensados, por ejemplo el nuestro, ahora que apetece beber algo fresco más a menudo, cuenta con una pequeña puerta que da acceso sólo a las bebidas, así el frío que se escapa al abrirla cada vez que tenemos sed, es mínimo.

¿Quieres darnos algunas recomendaciones más para optimizar la utilidad de las neveras?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,75 de 5)
4.75 5 4
Loading ... Loading ...