Gastronomía & Cía Opciones

Hoy Cocinas Tú: Mini hamburguesa de falafel, shiitake y molleja de pato con chutney de pera

Tenemos una estupenda receta para Hoy Cocinas Tú, además de una magnífica explicación cultural y culinaria gracias a Astrid de Mi Blog de Pintxos, así que os dejamos con su Mini hamburguesa de falafel, shiitake y molleja de pato con chutney de pera.

El faláfel, también llamado falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrante.

Actualmente, las tendencias culinarias han provocado el triunfo del faláfel de garbanzo sobre el faláfel de haba.

Yo no había hecho nunca faláfel, aunque cuando voy a comer kebab los veo siempre por ahí.
La manera de hacerlo es poner los garbanzos toda la noche a remojo. Al día siguiente escurrirlos, y mezclarlos con los dos dientes de ajo, la cebolla picada, el perejil, el cilantro, sal, pimienta y pimentón. Triturarlo todo junto con un poco de agua caliente (175 ml) para ayudarnos a triturarlos y una vez triturados que conseguimos una masa, dejamos que se asiente. Luego con las manos mojadas, formamos pequeñas bolitas tipo albóndigas pequeñas y las aplastamos un poco. Con esa forma redonda de hamburguesa, las freiremos en aceite muy caliente. Las sacaremos sobre papel absorbente. Reservar.

Ingredientes

Para el faláfel

  • 200 gramos de garbanzos
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 2 dientes de ajo sin el germen interior
  • un poco de perejil picado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • un pellizco de comino (a mi no me gusta en exceso, pero debería ser una cucharadita)
  • una ramita de cilantro picado
  • sal
  • pimienta.
Para las mollejas de pato

Usaremos unas mollejas de pato confitadas que hemos comprado en lata (nosotros hemos usado una lata de la casa ‘Martiko’ que sabía por otras veces que son muy buenas), pero hoy en día en el mercado, hay un montón de opciones. Abrimos la lata que tiene las mollejas en la propia grasa de pato. Las sacamos de ahí y las calentamos un poco para que suelten la grasa exterior que tienen. Reservar.

Para las shiitake confitadas

250 gr de shiitake y 500 ml de aceite de oliva virgen.

El hongo shiitake es una seta comestible originaria de Asia. Su nombre en chino se traduce por ‘seta fragante’ o ‘seta deliciosa’, de modo que os podéis hacer una idea de lo que hablamos. Lo cierto es que las había comprado deshidradatas pero os digo que la fragancia que tienen, la textura untuosa, melosa, y el aroma que deja al plato que preparamos hacen de esta una seta que se ha convertido en una de mis preferidas. Las encontré hace poco en la Boqueria en un puesto de frutería y no lo dude. En casa en la nevera, han aromatizado toda la cocina.

Para confitarlas, las limpiamos con cuidado, lo ideal es con un pincel y un trapo o papel de cocina mejor que con agua.

Ponemos en un cazo medio litro de aceite de oliva al fuego. El más pequeño a la temperatura más baja. Al cabo de unos cinco minutos que tome algo de temperatura, ponemos las shiitake y de vez en cuando las damos vueltas con mucho cuidado para no romperlas. Las dejaremos confitando unos 25 minutos. Luego las sacaremos a un plato con papel de cocina para absorber el aceite sobrante. Reservar.

Para el chutney de pera

Mientras se confitan las shiitake, podemos hacer un chutney de peras, que creo que le va perfecto. Ya sabéis que a mí, el rollo dulce salado me apasiona. Tengo unas latas pequeñitas de peras en semialmibar que no son nada dulces. Las picamos en brunoise y junto con el semialmibar las ponemos al fuego en un cazo. Añadimos un par de cucharadas de azúcar, dos cucharadas de vinagre, un poco de jengibre y una pizca de pimienta negra molida y dejamos que reduzca todo lentamente. Al final podemos aplastar todo con un tenedor para que se quede más finito.

Montaje del pintxo

Freímos las hamburguesas de faláfel y las colocamos sobre papel absorbente. Encima de cada mini hamburguesa de faláfel colocamos una shiitake confitada, y al lado una rodaja de molleja de pato (he cortado un poquito del borde para que quede recto y se sujete y luego cortado la molleja en dos, por lo que nos servirá cada molleja para dos falafels).

A las mollejas les daremos un golpe de calor en el microondas justo antes de emplatar. Encima del conjunto ponemos media cucharada del chutney de pera templado. Ponemos un palillo o pintxo. Servir enseguida.

Espero que os haya gustado el tema, hoy aquí es festivo, me tengo que inventar otro pintxo «con nombre» porque acaba de nacer otro sobrino y como ya hice un pintxo en honor de mi sobrino Adrián, pues tendré que hacer otro para Daniel. A ver que se me ocurre… lo de inventarse algo es agotador jajjajja

Besos de Miblogdepintxos

Enhorabuena por el nuevo miembro de la familia, y muchísimas gracias por tu pintxo, espectacular, pero seguro que el Pintxo Daniel será aún mejor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.