Ajoblanco

Ajoblanco

El Ajoblanco es como el salmorejo o el gazpacho, cada cocinero tiene sus proporciones y sus variantes. A nosotros nos gusta un ajoblanco un poco espeso y con una textura cremosa, y así lo hemos preparado hoy.

La verdad es que ahora no hacemos comida que no se inicie con una sopa fría, ya os hemos mostrado el gazpacho de remolacha, el gazpacho de berenjenas, el gazpacho de aguacate o el salmorejo de remolacha, pero hay y habrá muchos platos refrescantes más que nos llenen de vitaminas y nos refresquen la comida, nuestra gastronomía es tan rica…, pero vamos con la receta de ajoblanco

Ingredientes (4 comensales)

½ litro de agua mineral, 250 gramos de almendras, 2 dientes de ajo (no muy grandes), un trozo de pan del día anterior (la cantidad será la necesaria para que el ajoblanco tenga la textura que desees), vinagre de Jerez, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

De nuevo es una de las elaboraciones que menos trabajo dan y según la batidora que utilices obtendrás una textura de terciopelo, la Thermomix es una joya para esto. Aunque el auténtico ajoblanco se hace a mano de mortero.

A falta de tiempo, introduce en el vaso de la batidora el agua, el pan, la almendra y el ajo, tritura y emulsiona a continuación con el aceite de oliva, el vinagre de Jerez y sal. Pruébalo para rectificar si fuera necesario y pasa el ajoblanco por el chino. Deja enfriar en el frigorífico hasta el momento de tomarlo.

Es habitual acompañar el ajoblanco con uvas y melón, también con anchoas o jamón, pero puedes ponerle lo que desees, nosotros hemos hecho algunos cuencos con gambas, huevas y unas gotas de aceite de sésamo, otros con tomatitos y aceite de hierbas, o simplemente con huevas y una ramita de perejil.

¿Con qué acompañas tú el ajoblanco?

AjoblancoAjoblancoAjoblancoAjoblanco

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,63 de 5)
4.63 5 32
Loading ... Loading ...