Gastronomía & Cía Opciones
 

Sobrasada de Mallorca, grave crisis en el sector

El continuo aumento del precio de las materias primas utilizadas en la industria alimentaria, el aumento del precio del petróleo y la necesidad de ajustar los márgenes comerciales para poder vender un producto, ha provocado una grave crisis en el sector dedicado a la elaboración de la sobrasada de Mallorca. Tal es la situación, que se augura un cierre generalizado de las empresas productoras.

Así lo indicaba en un comunicado la Asociación de Fabricantes de Embutidos de Mallorca, al parecer, los márgenes con los que trabajan las empresas de este sector son muy ajustados y las continuas subidas de los precios de las materias primas y el carburante empleado para el transporte, ha ahogado estos márgenes.

Durante los últimos años ya han cerrado algunas empresas que no podían soportar los escasos márgenes económicos, ahora la situación se ha tornado dramática y el sector pide ayuda para evitar la desaparición de la mayoría de las empresas que se dedican a la elaboración de la sobrasada de Mallorca. Actualmente existen 38 empresas que están inscritas en el Consell Regulador de la Sobrassada de Mallorca, no son muchas la verdad y para todas ellas la situación es insostenible.

No es difícil de comprender, los márgenes económicos actuales son los mismos que se barajaban hace 15 años, el sector ha ido asumiendo el aumento de los precios reduciendo sus beneficios y evidentemente llega un momento en el que esta actuación es inviable. Por otro lado, se podría aumentar el precio de venta de la sobrasada, pero esto es algo bastante complicado, ya que el precio de la sobrasada depende del precio de los otros embutidos y una subida provocaría una notable reducción del consumo.

Tras la elaboración de la sobrasada se encuentra la cultura, la tradición, los puestos de trabajo, muchos aspectos a tener en cuenta que hacen necesaria la intervención de los organismos oportunos mediante ayudas al sector. El embutido más famoso de Mallorca podría correr peligro, aunque nos da la impresión de que una reestructuración del sector provocará que las empresas que se mantengan acaben mejorando su situación.

Se trata de la ley de la oferta y la demanda, tal y como pasó con el sector de los cítricos, los limones se pagaban a los productores a precios irrisorios, esto provocó el abandono del cultivo por parte de muchos agricultores, al reducirse la oferta ante la demanda existente, los precios subieron considerablemente y los agricultores que mantenían sus cultivos aumentaron sus márgenes.

En el tema de la sobrasada de Mallorca podría pasar lo mismo pero no es esta la solución, es obligada la ayuda del Gobierno de la isla y del Gobierno central para evitar el desenlace vaticinado por la Asociación de Fabricantes de Embutidos de Mallorca.

Más información | El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 22 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Alvaro [doocomo.com reservas online]

    A ver si lo entiendo, existe un problema de falta de eficiencia (el tema de costes) y sobreproducción, por lo que se espera una purga del mercado que permita remontar los precios y mantener a los productores más eficientes. Como vosotros decís, el saludable (aunque doloroso para algunos) funcionamiento de la oferta y la demanda.

    Pero no, lo que se pide es que intervenga el gobierno, con el dinero de todos, para salvar las explotaciones no eficientes y mantener la sobre oferta de tal modo que el precio nunca remonte y el sector sea para siempre dependiente de las subvenciones y ayudas.

    ¿Y cuál es el criterio por el cual se decide a ayudar un sector y no otro?, ¿en una región y no en otra?, ¿unos productos y no otros?.

    A mi me encanta la sobrasada de Mallorca, pero también entiendo que las nuevas tendencias a la alimentación más saludable no la favorecen demasiado y que probablemente a medio plazo se convierta en un producto gourmet de consumo ocasional… algo que temo pasará con gran parte de la industria del porcino.

    Quizás la solución ante la contracción de la oferta sea salir a buscar nuevos mercados.

  • Álvaro, por muchos nuevos mercados que se busquen, los costes serán los mismos o incluso se verán incrementados si es necesario enviar la mercancía a lugares más lejanos.

    Retomamos la polémica de la falta de eficiencia en cuanto a costes se refiere. A ver si lo entendemos, si un intermediario estruja al productor para incrementar sus beneficios, ¿el productor debe intentar ajustarse a sus deseos?, es decir, ¿hacerse súper eficiente para mal vivir y así ofrecer la mayor parte de los beneficios al intermediario?

    Recordamos el ejemplo de la leche, los productores que habían equipado tecnológicamente sus explotaciones para hacerlas más rentables, se encontraban con el mismo problema, los intermediarios apretaban nuevamente los precios y se retomaba el circulo vicioso haciendo que lo que resultaba rentable se tornara inviable.

    Siendo o no eficientes los modelos productivos, el problema sigue estando ahí. Volvemos a reiterar una regulación legislativa que frene a los intermediarios, no sólo beneficiará a los productores de sobrasada, a todo el conjunto de productores. Sería interesante que dieras un vistazo al post IPOD, Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos, nada tiene que ver la producción eficiente.

    En cuanto a las preguntas,

    ¿Y cuál es el criterio por el cual se decide a ayudar un sector y no otro?, ¿en una región y no en otra?, ¿unos productos y no otros?

    Dependerá de la importancia del producto, de su tradición, de su valor cultural, de las familias que viven gracias a él, son muchos los factores a tener en cuenta. Cuando hemos hablado en otras ocasiones sobre precios, siempre defendemos una regulación general que permita evitar las situaciones especulativas que se han dado durante los últimos tiempos, si después resulta que no existe un modelo de eficiencia y una empresa debe cerrar, será su problema pero no habrá sido una situación provocada por la acción de los intermediarios.

    En fin, disfrutaremos de la sobrasada de Mallorca en las tiendas delicatessen y a un precio diez veces más elevado.

  • Alvaro [doocomo.com reservas online]

    Veo que volvemos a la maldad intrínseca del «intermediario» 😉 disculpa si a mi personalmente eso me parece demagogia. En tanto una práctica comercial es legal no veo como puede ser tan «malvada». En cualquier caso se supone que estado dispone de mecanismos para protegernos de las prácticas comerciales abusivas, los oligopolios y monopolios. Lamentablemente sólo se supone y en la práctica somos un país entregado con fruición a los chiringuitos y meriendas de negros.

    Sin embargo el hecho objetivo es que descontados los efectos monetarios la cesta de la compra, salvo movimientos especulativos es más barata que nunca. Tenemos las neveras más llenas, con más variedad y con un nivel de opulencia inaudito hace apenas 15 años, por prácticamente el mismo dinero.

    Ese es el «perverso» efecto de la competencia y el mercado.

    Si el intermediario es tan malvado el productor debería plantearse buscar nuevos canales de comercialización, plantarse frente a la explotación, o simplemente pensar en dedicarse a otra cosa.

    Al respecto creo que es interesante esta idea de Seth Godin, uno de los pocos autores sobre marketing que me parecen interesantes:

    http://sethgodin.typepad.com/seths_blog/2008/06/no-such-thing-a.html

    «No existe la «presión de precios»

    Tus vendedores y tus clientes puede que griten que necesitas bajar tu precio.

    No es verdad.

    Lo que necesitas es incrementar tu valor. Si la gente no quiere pagar es porque no estás entregando suficiente valor por el dinero que pides.

    No tienes porqué vender una commodity* a menos que quieras hacerlo».

    *Commodity entendido como producto homogéneo vendido a granel.

    La última frase es la que parece no entender nadie en este país.

    Y nuevamente, los factores que aduces para justificar las ayudas a unos sectores y no a otros no dejan de suponer una decisión arbitraria y como tal injusta… que se hace con dinero de todos.

    ¿Porqué no fijamos tarifas «justas» para todo?. ¿Por qué no regular todos los precios? 😉 ¡Ah, se me olvidaba, eso ya se ha hecho!

    Disfrutaremos de una magnífica sobrasada de Mallorca en tiendas delicatessen los que realmente estamos dispuestos a pagar lo que vale.

  • Jajaja Álvaro, la conclusión final es la real. Efectivamente, las lecturas de cualquiera de los libros o artículos del especialista americano Seth Godin son interesantes. Sin duda, un gran visionario de los acontecimientos de mercado y un experto en marketing.

    Aunque no sabemos si se podrían aplicar las técnicas que aconseja en la situación actual en la que nos encontramos.

    En la vaca púrpura, es interesante su visión, vista una vaca normal, vistas todas, pero una vaca púrpura lograría centrar la atención. Hay que ser original, innovar y hacer que la gente hable de un producto por destacar sobre los demás, una buena técnica de marketing.

    En fin son varios los libros interesantes pero, ¿son aplicables algunas de sus conclusiones en esta situación?, ¿y en el caso de la sobrasada?

    Por cierto, con dinero de todos se condonan deudas a otros países, se gastan millones en presupuestos absurdos, se realizan donaciones extraordinarias… y todo esto parece que es más importante que resolver los problemas que se sufren en el país. Eso, si es jugar con el dinero de todos.

    Saludos.

  • Alvaro [doocomo.com reservas online]

    Como valenciano tengo amigos agricultores y se hallan en el mismo caso que los productores de sobrasada, mercado con sobreproducción, costes crecientes, presión de precios por los distribuidores… es un problema clásico de los commodities.

    Yo creo que sí se pueden aplicar las recetas de Godin a los problemas de la agricultura. La cuestión está en dejar de vender commodities y crear productos diferenciados que supongan un valor añadido sobre la posible competencia.

    Por ejemplo, el porcino en general atraviesa una crisis terrible, simplemente criar cerdos no es rentable. Pero los productos de ibérico son cada vez más demandados.

    Las cerezas son una commodity, pero unos agricultores de Huesca han conseguido unas cerezas por las que se pagan más de 100€/kg en los más selectos mercados. Los melocotones de Calanda se pagan 4 o 5 veces mejor que cualquier melocotón «genérico».

    Son todo vacas púrpura.

    La calidad es una de las formas básicas para competir, pero en realidad hay otros muchos caminos. Ya sea la conveniencia, distribución, innovación, la imagen del producto, su valor cultural, nutricional, etc…

    En un mercado globalizado la competencia es feroz y es tentador buscar cobijo bajo el ala del Estado. Pero ese es un coste que a la larga pagamos todos y que sólo agrava el problema alargándolo en tiempo y dinero. Y por otro lado la competencia beneficia a la mayoría, los consumidores, posibilitando más calidad y menor precio.

    La clave no es vender sobrasada, la clave es vender «la sobrasada» 😉 El que consigue eso vende lo que quiere y al precio que quiere. Y si un distribuidor no acepta el precio, simplemente no venderá el producto que sus clientes buscan, con el riesgo que eso le supone.

    Nadie dijo que eso fuese fácil.

    Ciertamente el Estado gasta dinero a espuertas en cosas absolutamente inútiles y en supuestas acciones por el bien común… no me tires de la lengua que hace nada que presenté la declaración de la renta y me sale bien positiva 😉

  • Sí, en eso estamos de acuerdo, hay que «vender la sobrasada» convertirla en una vaca púrpura, pero quizás por el momento, sería interesante ofrecer asesoramiento y ayuda hasta que sepan venderla.

    De esta manera sí creemos que es posible aplicar las recetas de Godin, por cierto quienes han sabido vender la vaca purpura, efectivamente parece que la crisis ha pasado de largo para ellos. Con respecto al tema del estado, mejor será no tirarnos de la lengua evidentemente 🙂

    Seguro que coincidiríamos en muchos aspectos.

  • Hola chicos. Existen bálsamos que podrían acercarse a una interesante solución. Uno de ellos sería comprarla y recomendarla por todos nuestros medios si realmente nos gusta, y claro está dejar atrás productos y servicios que utilizamos en nuestra vida diaria, que están haciendo su agosto en contra de las tendencias saludables que explicaba Alvaro en uno de sus comentarios, y que son de una calidad detestable. Si todos hiciéramos esto, la cosa cambiaría.

    Y yo no tengo tan claro que la tendencia actual sea a una dieta más saludable. Véanse los cientos de fast food, miles de tipos de salchichas, postres, bollerías y algunos panes industriales, etc productos y servicios de gran éxito entre la gente joven y que oye, no hay más que ver los stands, y las opiniones de los chavales. Y no es un tópico.

    Ahora, es verdad que el cáncer que origina todo esto independientemente de recesiones, tiene que ver con la poca imaginación a la hora de hacer marketing. Nunca me canso de decirlo, ¡ays si lo pillaran los americanos! Tendríamos hasta tartas rellenas de sobrasada. Ojo, Dios quiera que no.

    Buen post, y mejores comentarios. Os felicito. Un saludo.

  • Cierto es Carlos, aunque se intenta mejorar la alimentación a través de campañas informativas, promocionales, etc., los datos sobre obesidad o tendencias alimentarias siguen prácticamente igual, bastante deprimentes.

    En cuanto a la recomendación, resultaría una buena solución, aunque reconocemos que la vaca dorada es muy necesaria.

    Comentarios de estas características son siempre bien recibidos, gracias a ellos podemos enriquecer nuestros conocimientos.

    Saludos a ambos.

  • Todo lo que lleve chorizo (casi siempre de mala calidad) podría reemplazarse a priori por sobrasada (por ejemplo). De todas formas habrá que estudiar a fondo las opciones, pero lo lógico sería acometer sinergias y colaboraciones interesantes entre grandes marcas, nuevos usos en las casas (platos sencillos y ricos que encanten), y no digamos descubrir nuevos mercados y culturas. Creo que no es un imposible.

    Y yo no me cansaré de comprarla y de animar a todo el mundo ¡animaros pues!.

    Recuerdo (cambiando de tema) que el premio al mejor pincho en un certamen Sevillano de hace dos años (no me acuerdo cuál), fue tempura de boqueron relleno de sobrasada.

    Mmmmhh ¡delicioso!,.. y lo probé

    ¿No me digáis que no se pueden descubrir muchas más creaciones impactantes?. ¡Venga animaros!.

    Un saludo a los dos.

  • Alvaro [doocomo.com sistema de reservas online]

    Me he vuelto a acordar de esta discusión al ver un post de Guy Kawasaki sobre la innovación en el tercer mundo que apuntaba a este otro: Las lecciones de la sandía cuadrada.

    http://hardknoxlife.wordpress.com/2008/06/18/lessons-of-the-square-watermelon/

    Que los japoneses cultivaban sandías cuadradas es algo conocido desde hace tiempo, una innovación que añade valor al producto y facilita su venta.

    Y también es verdad que los japoneses pagan cantidades absurdas por las sandías, aunque no porque sean cuadradas, si no por el aprecio por esta fruta.

    Por cierto que en algunos supermercados se pueden encontrar melones algo más pequeños (ideales para 1 o 2 personas) con un ingenioso packaging con asas. Otra innovación.

    Lo que Knox nos dice es: no hagas presunciones, cuestiona la costumbre, se creativo, busca una forma mejor, porque los imposibles muchas veces no son tales.

  • Una forma original de colocar un producto en el mercado, es como lo que ha hecho Pepsi en un conocido catálogo de un centro comercial de electrónica de consumo, os invito a verlo y me decís

    http://www.urende.es/catalogo/catalogo.pdf

    ¡Qué oportuno y qué buena idea!

  • Pues sí, como idea promocional es buena Carlos. En el caso de la sobrasada, seguramente hay muchas ideas para lograr una «sobrasada dorada», de hecho, a medida que avanza la conversación nos damos cuenta de que no se han realizado buenan campañas de marketing sobre este producto desde hace muchos años. No es extraño que el sector se encuentre en una grave crisis.

    El aumento del precio de las materias primas no ha hecho más que destapar una situación apática en este sector, quizás estos problemas sirvan para hacer una renovación y se logre un relanzamiento del producto.

    Álvaro, hablando de las sandías, ahora nos viene a la memoria un documental en el que un japonés espabilado compraba en el mercado las frutas y verduras que estaban agujereadas o con un aspecto teoricamente no apto para ser comercializado en el mercado.

    Seguidamente, lavaba los productos adquiridos y los adecentaba para despues venderlos en la otra punta de la ciudad bajo el cartel de ecológicos. Resultaba gracioso comprobar cómo los japoneses pagaban hasta el triple del valor del mercado por esos productos.

    Al margen de este apunte, es cierto que la innovación es la base para una buena comercialización, pero si además el producto es de una cierta calidad, el éxito está garantizado.

    Por lo pronto, la solución que ofrecía Carlos la encontramos perfecta, un modo de ayudar a la industria de la sobrasada es comprando sobrasada pero quizás caeríamos en un error. Al comprar la sobrasada y mejorar los números, quizás se acomodarían y no buscarían la manera de relanzar su producto.

    A veces las curas duelen.

  • Alvaro [doocomo.com sistema de reservas online para restaurantes]

    Las pasadas navidades una bodega de Requena, si no recuerdo mal, sacó un cava que contenía polvo de oro. No sabe a nada, pero quedaba bastante espectacular en la copa… un exitazo total. Todo vendido.

    Otro libro interesante sobre marketing y desarrollo de producto es el de Kottler y Trías de Bes, Marketing Lateral. Buscar ideas fuera de tu mercado y dejar de fraccionar el mercado propio.

    Por ejemplo, los de los yogures copiaron a los de los helados (Ben&Jerry’s o HaagenDasz) añadiendo tropezones y crearon una nueva categoría de producto (yogur estilo repostería) orientado a un público distinto (adultos).

    El marketing lateral es más interesante que el vertical, en tanto en lugar de fragmentar más el mercado dirigiéndose a quien ya consume sobrasada, se orienta a captar nuevos clientes que hasta ahora lo hacían.

    ¿Cómo hacer esto con la sobrasada?… no tengo ni idea. Pero esto es cuestión de brainstorming 😉

    Ahí va mi primera idea: ¡bollicao de sobrasada!.

    Sin «cao» claro. Más saludable que el de chocolate, seguramente le encantará a los niños, cómodo para las mamás, etc… producido en atmósfera protectora puede durar incluso a temperatura ambiente.

    Y otra cosa, las recetas de marketing no salvan al sector, salva a los más innovadores. Pero si el mercado tiene problemas de sobreproducción y el consumo del producto está cayendo hay que asumir que los ajustes tienen que producirse, aunque duelan.

  • ¡Pues la idea del bollicao de sobrasada me parece excepcional!. Oye, no tendréis por ahí unos cuantos millones muertos de risa no? jejeje.

    Sobre si las recetas ayudan al sector, estoy totalmente de acuerdo en que no es una solución, pero en algunos casos ayuda, y si no que le pregunten hace cuatro años al queso philadelphia, que leí que la tarta hecha de este ingrediente fue el detonante para unas ventas mucho mayores.

    Yo mañana publicaré un artículo sobre la sobrasada, coincidiendo además con la petición de un amigo forero.

    Un saludo a los dos.

  • Estaremos atentos al artículo Carlos, por otro lado como bien apuntas, siempre hay excepciones como es el caso del queso philadelphia y la receta de la tarta.

    La idea de Álvaro resulta ingeniosa y además innovadora.

    ¿Patentamos el nuevo producto?, ¿»Bollisada»?

    Saludos.

  • Pues mira «bollisada» me gusta, porque me recuerda a más a bollo. Yo había pensado en «sobrasaos», pero yo creo que me gusta más el tuyo. Un saludo.

  • Alvaro [doocomo.com sistema de reservas online para restaurantes]

    Las dos opciones son chulas (bollisada y sobrasaos) y creo que sería algo interesante. La sobrasada es fácil de comer (como el fuagras) por lo que gusta a los niños, así que el potencial está ahí: críos y quinta gama.

    Cierto es lo del tema del Philadelphia.

    Otro ejemplo, hoy por hoy, ¿para qué otra cosa se utiliza el mascarpone si no es para hacer tiramisú? (yo lo uso en las tostadas en lugar de mantequilla, pero creo que no es un uso muy conocido).

    Así pués, ¿recetas?. ¿Qué tal una «pizza mallorquina»? a base de sobrasada, queso (camembert?) y un hilillo de miel por encima… si le añades rovellons ya firmo 😉

    La sobrasada no sería la primera en recurrir a la innovación para salvar el producto.

    Ya lo dice Baumol, no hay que tenerle miedo al mercado al fin y al cabo el capitalismo no es más que una máquina de promover la innovación.

  • Lo de la pizza también me ha gustado, la verdad es que es un uso bien sencillo y moderno, es que vamos, lo voy a probar en breve!.

    Pues si os soy sinceros le he estado dando vueltas a nuevas ideas y ahora mismo no se me ocurre nada sólido. Creo que lo que voy hacer es no comer nada esta tarde y noche a ver si el hambre motiva mi imaginación.

    Lo único que me ha venido a la cabeza es algo que a lo mejor es un poco tontería. He pensado que se pudieran fabricar lonchas de sobrasada tipo tranchette especiales para sandwiches, toppings o bocadillos ¿cómo? ni idea, pero que fueran individuales, separadas entre sí y con todo el sabor y etiquetado de la auténtica Sobrassada de Mallorca (el mejor branding).

    A lo mejor gusta la idea de que uno se olvide de ‘remangar’ el envoltorio de la sobrasada, untar la pasta (ensuciar cubierto), envolver de nuevo y guardar. No sé, habrá que darle más vueltas.

    Pero vamos, creo que vosotros tenéis mucha más imaginación que yo.

    Muy interesante lo del Ternasco, no tenía ni idea.

  • La pizza de sobrasada esta buenísima, en alguna ocasión la hemos comido pero sin miel, esta será la prueba que tendremos que hacer.

    Se podría aplicar un tipo de envase similar al del ketchup en la sobrasada, una boquilla más grande y un cierre limpio similar al de los envases de miel, es una idea.

    Saludos

  • Alvaro [doocomo.com reservas online]

    No se quién me dijo que lo de la sobrasada con miel era típico de Mallorca, pero vamos, igual la memoria me gasta una mala pasada. No me hagáis mucho caso. Eso sí, lo he probado y la combinación es brutal.

    Lo de los montaditos de rovellóns (o esclatasangs) con sobrasada y camembert gratinados es una combinación genial que hace mi hermano Salva (que es cocinero), aunque desconozco el origen de la receta. Una adaptación en plan pizza gourmet o coca parece de rigor.

    En cuanto a que a uno se le ocurran ideas, muchos recomiendan el brainstorming puro y duro: anotar ideas sin censura,por descabelladas que parezcan, cuantas más y más rápidamente mejor (intuiciones?). Para después filtrar la ideas y quedarse con las mejores. Que muchas veces no son las más razonables a primera vista.

    Kotler y de Bes sugieren un método completo para el diseño «lateral» de productos en su libro Marketing Lateral. Bastante recomendable.

    Reseña del libro:
    http://www.estrategias.com/actualidad/object.php?o=35824

    Resumen del libro:
    http://www.sociedadestudios.com/facipub/upload/publicaciones/1/57/marklateral.pdf

    La idea base es sacar el producto de su contexto. De este modo se crean nuevas categorías en su mayoría dirigidas a consumidores nuevos. Eso sí, nadie dijo que fuese fácil.

  • Evidentemente, parece que estamos haciendo un trabajo grupal en pro de la sobrasada de Mallorca, el brainstorming es una técnica interesante para generar ideas, ahora sería interesante además que se unieran al grupo, algunos productores de sobrasada.

    A veces las ideas que pueden parecer absurdas terminan siendo las más efectivas, algunos ejemplos están reflejados en la historia industrial. Todo sea por ayudar de algún modo a los productores de sobrasada de Mallorca o a quien le haga falta.

    Saludos

  • La verdad es que el libro parece muy interesante, gracias Alvaro por la recomendación. Velsid, tenéis toda la razón, a ver si dentro de muy poco nos dan alguna sorpresa. Un saludo.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.