- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

La soja reduce el número de espermatozoides

variedades de soja

La soja reduce el número de espermatozoides, así se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Estados Unidos). A juzgar por los resultados obtenidos, la pregunta que nos aborda es: ¿Es la soja un alimento que distorsiona la fertilidad?

Los investigadores estaban estudiando la relación que existe entre la calidad que presenta el esperma y el fitoestrógeno, elemento muy abundante en la soja. El fitoestrógeno es una sustancia química producida por las plantas y es un símil a la acción que producen los estrógenos (hormonas sexuales de tipo femenino) en los animales. Algunos alimentos presentan fitoestrógenos en cantidades muy ínfimas, salvo algunas excepciones como podría ser la soja.

Se estudió la alimentación que realizaba un grupo de 99 hombres que habían acudido a una clínica de fertilidad en un periodo comprendido entre el año 2000 y el año 2006. Concretamente se analizaron 15 productos alimenticios distintos basados en la soja y la incidencia que presentaba el consumo de estos productos en la cantidad de espermatozoides. Los resultados no han dejado lugar a dudas, a mayor cantidad de alimentos consumidos basados en la soja, menor era la concentración de esperma, en cambio, los niveles de esperma no variaban en aquellas personas que no consumían alimentos con base de soja.

Los investigadores hablan de una diferencia muy significativa, una reducción de hasta 41 millones menos de espermatozoides por milímetro cúbico, teniendo en cuenta que los valores normales se encuentran entre los 80 y los 120 millones de espermatozoides por milímetro cúbico, la reducción de 41 millones podría estar relacionada con los problemas de fertilidad, sin embargo, los investigadores indican que este estudio no es suficiente para poder señalar a la soja como un claro responsable de la infertilidad.

Mucho se ha hablado de las grandes bondades que ofrece la soja en la alimentación humana, la semilla de soja ofrece un alto valor proteico y se considera una de las legumbres más completas en todos los aspectos, ofreciendo además de las proteínas, fibra, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. También cabría destacar que el contenido de isoflavonas de la soja es muy valorado, ya que contribuye a reducir el riesgo de sufrir diversas enfermedades.

Sin embargo, parece que no todo son beneficios y que este sería uno de los aspectos negativos del consumo de soja, la reducción del número de espermatozoides. Hasta la fecha no existían evidencias sobre el efecto causado por las isoflavonas en los seres humanos, con lo que esta investigación resulta muy importante.

Evidentemente, este estudio dará pie a nuevas investigaciones, estaremos a la expectativa de nuevas respuestas. Nos encontramos en plena fiebre de la soja, todos veneran sus beneficios, producto con soja, producto saludable, pero quizá el consumo empiece a reducirse en la alimentación de aquellas personas que tengan problemas de infertilidad.

Los datos del estudio han sido publicados en la prestigiosa revista científica Human Reproduction.

Vía | Reuters
Más información | Human Reproduction

La soja reduce el número de espermatozoides

Posted By VelSid On In Todo Salud | No Comments

variedades de soja

La soja reduce el número de espermatozoides, así se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Estados Unidos). A juzgar por los resultados obtenidos, la pregunta que nos aborda es: ¿Es la soja un alimento que distorsiona la fertilidad?

Los investigadores estaban estudiando la relación que existe entre la calidad que presenta el esperma y el fitoestrógeno, elemento muy abundante en la soja. El fitoestrógeno es una sustancia química producida por las plantas y es un símil a la acción que producen los estrógenos (hormonas sexuales de tipo femenino) en los animales. Algunos alimentos presentan fitoestrógenos en cantidades muy ínfimas, salvo algunas excepciones como podría ser la soja.

Se estudió la alimentación que realizaba un grupo de 99 hombres que habían acudido a una clínica de fertilidad en un periodo comprendido entre el año 2000 y el año 2006. Concretamente se analizaron 15 productos alimenticios distintos basados en la soja y la incidencia que presentaba el consumo de estos productos en la cantidad de espermatozoides. Los resultados no han dejado lugar a dudas, a mayor cantidad de alimentos consumidos basados en la soja, menor era la concentración de esperma, en cambio, los niveles de esperma no variaban en aquellas personas que no consumían alimentos con base de soja.

Los investigadores hablan de una diferencia muy significativa, una reducción de hasta 41 millones menos de espermatozoides por milímetro cúbico, teniendo en cuenta que los valores normales se encuentran entre los 80 y los 120 millones de espermatozoides por milímetro cúbico, la reducción de 41 millones podría estar relacionada con los problemas de fertilidad, sin embargo, los investigadores indican que este estudio no es suficiente para poder señalar a la soja como un claro responsable de la infertilidad.

Mucho se ha hablado de las grandes bondades que ofrece la soja en la alimentación humana, la semilla de soja ofrece un alto valor proteico y se considera una de las legumbres más completas en todos los aspectos, ofreciendo además de las proteínas, fibra, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. También cabría destacar que el contenido de isoflavonas de la soja es muy valorado, ya que contribuye a reducir el riesgo de sufrir diversas enfermedades.

Sin embargo, parece que no todo son beneficios y que este sería uno de los aspectos negativos del consumo de soja, la reducción del número de espermatozoides. Hasta la fecha no existían evidencias sobre el efecto causado por las isoflavonas en los seres humanos, con lo que esta investigación resulta muy importante.

Evidentemente, este estudio dará pie a nuevas investigaciones, estaremos a la expectativa de nuevas respuestas. Nos encontramos en plena fiebre de la soja, todos veneran sus beneficios, producto con soja, producto saludable, pero quizá el consumo empiece a reducirse en la alimentación de aquellas personas que tengan problemas de infertilidad.

Los datos del estudio han sido publicados en la prestigiosa revista científica Human Reproduction.

Vía | Reuters
Más información | Human Reproduction