Parmentier de jamón con espinacas

Parmentier de jamón con espinacas

El sabor que predomina en este Parmentier de jamón con espinacas es el del jamón, por eso es recomendable utilizar uno que se encuentre en el punto que más nos agrade y si el caldo de jamón es casero mucho mejor.

La elaboración es muy sencilla, y es un plato que podemos servir como aperitivo o como entrante. Nadie se resiste ante un buen jamón, y esta receta de parmentier nos recuerda que además puede formar parte de muchos platos mejorándolos, hasta los menos amantes de la verduras disfrutarán de esta combinación.

Ingredientes (4 comensales)

  • 500 gramos de patatas
  • 100 gramos de jamón en taco y con su grasa
  • 100 mililitros de caldo de jamón
  • 100 mililitros de leche evaporada
  • 400 gramos de espinacas
  • 2 dientes de ajo
  • ½ guindilla fresca
  • 4 tomates secos en aceite
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Cuece las patatas con piel como haces normalmente. En otro recipiente pon las espinacas a hervir con un poco de sal. Trocea el taco de jamón y dóralo en una sartén o en un cazo para que desprenda parte de su grasa, añade la leche evaporada y deja unos minutos a fuego lento para que absorba todo el sabor del jamón. Después tritura y ve añadiendo el caldo de jamón.

Cuando las patatas estén cocidas, pélalas y ponlas en un bol para triturarlas con un tenedor o pásalas por el pasapurés. Añade el caldo de jamón anterior poco a poco y cuando obtengas una crema fina, añade un poco de aceite de oliva y pimienta negra, pruébalo por si es necesario añadir una pizca de sal.

Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas, pica la guindilla menudita y pon un poco de aceite en una sartén a fuego medio, incorpora el ajo y la guindilla y dóralos ligeramente. Escurre las espinacas y procede a emplatar.

Parmentier de jamón con espinacas

Emplatado

Las cantidades para cuatro comensales son generosas, puedes servir una base de parmentier de jamón y poner en el centro un aro de emplatar para servir las espinacas de forma elegante, coloca sobre ellas un tomate seco en aceite y riega con el aceite de ajo y guindilla.

La presentación que hemos hecho en vasito es ideal para servir como aperitivo, el servicio es similar, ponemos una base de parmentier de jamón, una capa de espinacas, el tomate seco y finalmente el aceite de ajo y guindilla. Aunque para la presentación quedaría muy bien un crujiente de jamón, el parmentier ya ofrece un potente sabor desde la primera cucharada.

Esperamos que os guste y lo disfrutéis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 5
Loading ... Loading ...