Ensaimadas de chocolate

Ensaimadas de chocolate

Las Ensaimadas de chocolate, o caracolas de chocolate como se denominan en el libro Panes, pueden convertirse en un vicio desde que las pruebas. Están hechas con la masa de pan dulce, como el pan de Viena, pero le hemos añadido cacao en polvo.

Esta receta de ensaimadas es muy fácil de hacer, por lo que es posible que destierres la bollería que has comprado hasta el momento. Esta preparación, como ya indicamos en la elaboración de la masa de pan dulce, es poco dulce. Ofrece la textura de un brioche pero lleva poco azúcar, si quieres que esté más dulce puedes añadirle más, pero piensa que también lleva un relleno de crema de chocolate y pepitas de chocolate.

Ingredientes

  • 1 tanda de masa de pan dulce con cacao
  • 250 gramos de crema pastelera
  • 60 gramos de cacao en polvo
  • 100 gramos de pepitas de chocolate
  • 1 huevo
  • una pizca de sal.

Elaboración

Prepara la masa de pan dulce y déjala reposar unos 45 minutos. Seguidamente prepara una crema pastelera, puedes hacerla de forma tradicional o con Thermomix. Cuando esté hecha añádele el cacao en polvo, mezcla bien y deja enfriar.

Una vez pasado el tiempo de levado, vierte la masa de pan dulce chocolateada sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y extiéndela con el rodillo dándole una forma rectangular.

Extiende sobre la masa la crema de chocolate y reparte las pepitas de chocolate, enrolla como puedes ver en las fotos de la galería de imágenes, haciendo un rollito. Corta con un cuchillo bien afilado rodajas de unos 2 centímetros y ve dejando cada caracola o ensaimada en la bandeja del horno cubierta con un silpat o papel sulfurizado, recuerda dejar espacio entre ellas para que no se peguen durante la cocción.

Una vez que hayas cortado toda la masa y colocado en las bandejas del horno, pincela con el huevo batido y deja reposar una hora y media aproximadamente, hasta que la masa haya doblado su volumen.

Ensaimadas de chocolate

Hornea las ensaimadas de chocolate a 180º C durante 15 minutos o hasta que estén doradas, aunque no resultará tan fácil verlo dado el color de la masa, así que asegúrate tocándolas. La superficie sonará ligeramente al golpearla con el dedo.

Puedes servir estas ensaimadas tal cual salen del horno, en el desayuno, en la merienda o como postre (siempre es recomendable dejarlas enfriar), y también puedes espolvorear un poco de azúcar glass.

Son una delicia, pero muy energética, así que raciona las ensaimadas de chocolate y saboréalas.

Ensaimadas de chocolateEnsaimadas de chocolateEnsaimadas de chocolateEnsaimadas de chocolateEnsaimadas de chocolateEnsaimadas de chocolate

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 5
Loading ... Loading ...