Galletas crujientes

Galletas crujientes

Esta receta de galletas crujientes la hemos elaborado con la masa de una preparación que está en proceso y que en breve os mostraremos. Como teníamos masa suficiente decidimos preparar unas sencillas galletas que saciaran nuestro apetito de algo dulce.

Las Galletas crujientes se convierten en un bocado delicioso para cualquier momento del día, no son nada empalagosas, de hecho la masa no lleva azúcar, sólo las endulza el azúcar que las cubre. Y por supuesto, se pueden sustituir las almendras por piñones, avellanas, nueces, chocolate…

Ingredientes

  • 300 gramos de harina de fuerza
  • 2 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 c/s de anís
  • 100 mililitros de agua
  • 60 gramos de mantequilla
  • almendra en cubitos
  • azúcar
  • agua (la cantidad de estos tres últimos ingredientes según demanden las galletas).

Elaboración

Calienta la mantequilla en el microondas hasta que se funda, pero en el tiempo justo. Tamiza la harina con la sal y ponla en un cuenco amplio, haz un hueco en el centro para incorporar las yemas, el anís y el agua. Empieza a mezclar y amasar recogiendo toda la harina del cuenco y añade a continuación la mantequilla tibia.

Amasa durante cinco minutos o algo más, hasta obtener una masa bien fina. Deja reposar la masa formando una bola durante media hora. Después amasa de nuevo la mitad de tiempo que antes y vuelve a dejar reposar unos 15 minutos.

Coloca la masa de las galletas sobre la superficie de trabajo y estírala con el rodillo de cocina, debes obtener una lámina de 2 mm. aproximadamente. Corta la masa en rectángulos y colócalos sobre la bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o un silpat. En esta ocasión no hemos pintado las galletas con huevo, pero puedes hacerlo para conseguir una superficie más brillante y adherente para las almendras y el azúcar.

Galletas crujientes

Reparte las almendras en cubitos sobre las galletas y humedece un poco de azúcar, reparte esta mezcla también sobre las galletas. Hornéalas en el horno precalentado a 200º C durante 10 minutos o hasta que estén doradas.

Estas galletas crujientes con almendras se convertirán en un vicio cuando las pruebes. Y si estas galletas ya están ricas así de sencillas, no queremos imaginar cómo estará el dulce que estamos preparando con el resto de masa. Ya os contaremos, de momento manos a la masa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...