Mousse de requesón con manzana asada

Mousse de requesón con manzana asada

La Mousse de requesón con manzana asada es uno de los postres que preparamos habitualmente porque contiene las vitaminas de la fruta, el calcio de los lácteos y todos los beneficios de un fruto seco estrella, las nueces, además de otros nutrientes. Pero no vamos a negar que este postre es un habitual en nuestra mesa porque está delicioso.

Esta Mousse de requesón se puede preparar de diferentes formas obteniendo un resultado similar. Si tienes prisa puedes asar la manzana en cinco minutos en el microondas, o hacerlas de forma tradicional en el horno. La mousse se puede hacer también de forma tradicional, sólo con claras montadas para aligerarla o con el sifón de espumas, donde sólo participa el ingrediente deseado, nosotros hemos utilizado en la preparación de la receta esta última forma.

Ingredientes (4 comensales)

  • 250 gramos de requesón
  • 250 gramos de leche
  • 45 gramos de miel
  • 1 hoja de gelatina
  • 4 manzanas
  • 8 nueces
  • agua
  • azúcar para caramelizar.

Elaboración

Para preparar la mousse de requesón en el sifón de espumas tendremos que ponernos un par de horas antes para dejarla reposar en el frigorífico. Empieza poniendo en remojo en agua fría la gelatina. Pon la mitad de la leche a calentar y cuando entre en ebullición retira del fuego y disuelve la hoja de gelatina escurrida.

Tritura el requesón con la leche, la miel y añade la leche con la gelatina, mezcla bien e introduce el preparado en el sifón, pon una carga, agita bien y reserva en el frigorífico unas dos horas.

Asa las manzanas como haces habitualmente. Como decíamos, cuando tenemos prisa las asamos en el microondas. Una manzana lavada y pinchada varias veces con un tenedor tarda cinco minutos en estar hecha. Cuando tengas las manzanas asadas, tritúralas con un tenedor o similar y reserva.

Para hacer las nueces que acompañan este postre, pon en un cazo diez cucharadas soperas de azúcar y un poco de agua que lo humedezca. Ponlo al fuego y sin remover en ningún momento deja que se haga un caramelo dorado, en ese momento incorpora las nueces troceadas al gusto, báñalas bien y retíralas una a una depositándolas sobre papel sulfurizado hasta que se enfríen.

Mousse de requesón con manzana asada

Emplatado

Puedes servir la Mousse de requesón con manzana asada en una copa, poniendo las nueces caramelizadas en el fondo, seguidamente la manzana asada y finalmente la espuma de requesón que espolvorearás con cacao o canela. Este postre se tiene que montar en el momento en que se va a servir. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 4
Loading ... Loading ...