Pan fácil con esponja

Pan fácil con esponja

El de hoy es un Pan fácil con esponja que no se puede describir, hay que probarlo. la elaboración de la receta es muy sencilla y el resultado espectacular, una miga alveolada, esponjosa y jugosa, tierna y con una corteza dorada y muy crujiente.

En cuanto al sabor, esta receta de pan fácil con esponja te lleva a disfrutar del sabor del pan auténtico. La esponja ayuda a que reúna todas estas características. El método del esponjado no es más que una preparación previa de una masa leudante, o sea, un prefermento como el poolish.

Ingredientes

Esponja

  • 7 gramos de levadura fresca
  • 250 gramos de agua tibia
  • 115 gramos de harina.

Masa de pan

  • 450 gramos de harina de fuerza
  • 100 gramos de harina integral
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 200 gramos de agua
  • 10 gramos de sal.

Elaboración

La noche anterior o unas 6-8 horas antes prepara la esponja. Mezcla todos los ingredientes y déjala reposar cubierta con un paño en un lugar cálido.

A la hora de elaborar el pan, disuelve la levadura en el agua e incorpórala a la mezcla de harina de fuerza e integral. Añade después la esponja y a continuación la sal. Amasa durante diez minutos aproximadamente, también puedes utilizar la Thermomix o la máquina de amasar de la que dispongas.

Esta masa resultará algo más pegajosa que las habituales, enharínate las manos y haz una bola con ella. Déjala reposar en un cuenco bien grande espolvoreada con un poco de harina y cubierta con un paño. El levado será de una hora aproximadamente en un lugar cálido.

Cuando la masa haya doblado su volumen viértela sobre una superficie enharinada y divide en dos trozos para hacer dos panes, también puedes hacer con una de las porciones un pan redondo y con la otra hacer dos barras.

Dale la forma de pan deseada, si dispones de cestas de pan o bannetons, será ideal para hacer el segundo levado, en todo caso puedes utilizar un recipiente similar, como un cuenco o una panera cubierta con un paño de lino y enharinado.

Pan fácil con esponja

Deja levar de nuevo hasta que doble su volumen, otra hora aproximadamente, mientras tanto precalienta el horno a 250º C. Hornea el pan creando vapor en el horno, con un bandeja de agua en su interior o pulverizándola de vez en cuando durante la cocción. Cuando introduzcas el pan en el horno baja la temperatura a 200º C y cuando la corteza esté dorada y suene hueco cuando golpees con los nudillos, el pan estará listo, el tiempo de reloj rondará la media hora (dependiendo del tamaño del pan y del horno).

Cuando el pan fácil con esponja esté listo, retíralo del horno y colócalo sobre una rejilla para que se enfríe. Aprovecha para quedarte con ese aroma a pan delicioso que invadirá tu cocina hasta el momento de degustarlo.

Pan fácil con esponjaPan fácil con esponjaPan fácil con esponjaPan fácil con esponja

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 4
Loading ... Loading ...