- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Danone está contra las marcas blancas

Los nuevos anuncios de televisión muestran que el grupo Danone está contra las marcas blancas. Se acaba de iniciar una guerra abierta en la que este grupo pretende mostrar que tras una marca se encuentra un gran esfuerzo de desarrollo e investigación y una calidad garantizada.

No hay comparación entre la marca de calidad y la marca blanca, vender el propio producto de la marca de calidad a otra empresa para que se comercialice bajo la marca blanca es algo inadmisible para el grupo Danone y un modo de infravalorar el trabajo que hay detrás de cada marca de calidad. Por eso, en las nuevas campañas publicitarias de televisión de algunos productos de la marca francesa, Activia, Danonino, Danacol o Actimel estarán acompañadas de un mensaje muy claro, “Danone no hace productos para otras marcas”.

La verdad es que sorprende que se inicie una campaña de estas características en plena crisis económica sabiendo que el consumidor intenta ajustarse buscando productos más baratos que ofrezcan una buena calidad, como son algunas de las marcas blancas.

Crecen las ventas de marcas blancas y la razón es el precio más reducido, pero que además, que en algunos casos se hayan identificado quiénes son los verdaderos fabricantes de estas marcas blancas, ha provocado que aumenten considerablemente las ventas de los productos que se comercializan bajo su amparo. Algunos fabricantes gozan de gran prestigio y popularidad, al saber los consumidores que sus productos se encuentran bajo otro etiquetado y son más baratos, se decantan por ellos y se olvidan de la marca original.

Podemos recordar que los consumidores tenemos la posibilidad de conocer el fabricante de algunos de estos productos, basta con ver el registro sanitario en el envase e introducirlo en el formulario de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición para que nos revele quién es el fabricante real.

Danone quiere dejar bien claro que sus productos son exclusivos de su marca y que no están presentes en el mercado de las marcas blancas, también pretende mostrar las diferencias entre una marca de calidad y una marca blanca (no sabemos cómo), principalmente que la calidad se reduce significativamente.

Danone ha iniciado la cruzada contra las marcas blancas, pretende justificar el precio de sus productos con la mayor calidad y la exclusividad, ‘si quieres el sabor Danone deberás comprar productos Danone y no los encontrarás disfrazados bajo otra marca’.

Entre los fabricantes hay dos bandos, los que se esfuerzan por proteger su marca y no suministran su producto a ningún otro fabricante, y los que a pesar de tener marca propia fabrican su producto para ser comercializado más barato y bajo otro nombre. Evidentemente esta situación incomoda a los primeros y no quieren ser identificados como el segundo grupo, Danone obviamente es uno de ellos.

Las marcas blancas experimentan un notable crecimiento en las ventas y más con esta crisis. Muchos consumidores que posiblemente acostumbraban a comprar los productos Danone han cambiado y ahora adquieren marcas blancas de Día, Mercadona, Eroski, Carrefour o la nueva Aliada de El Corte Inglés.

La crisis azota y el precio es uno de los factores que se tienen en cuenta a la hora de llenar la cesta de la compra, la calidad también cuenta pero ¿no crees que se puede encontrar calidad a buen precio?, no todo lo caro es bueno ni todo lo barato es malo.

Parece evidente que esta nueva campaña de Danone puede estar sujeta a la reducción de sus ventas, ¿se estará equivocando en su política? o por el contrario ¿marcar diferencias puede ser positivo en plena crisis?