Receta de Calamares rellenos de trigo tierno y calabacín

Calamares rellenos de trigo tierno y calabacín

La receta de Calamares rellenos de trigo tierno y calabacín que hoy os traemos se comporta muy bien en la mesa, tanto de un día festivo como para el menú diario. Resulta un plato muy nutritivo (veréis que buenos ingredientes) y lleno de sabor. Es además una elaboración adaptada a la limitación económica que se nos impone en la cesta de la compra.

El éxito de la receta de Calamares rellenos está en la combinación de sabores y texturas, la mermelada de tomate que ponemos como base para nosotros es imprescindible, provoca un equilibrado dulzor contrarrestado con la ligera salsa de calabacín, de sus pieles, las que guardan todas las vitaminas.

Ingredientes (4-8 comensales)

  • 16 calamares
  • 125 gramos de trigo tierno
  • 125 gramos de calabacín
  • 1 cebolla de Figueras
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de agua
  • 1 c/c de cúrcuma
  • 15 gramos de pasas
  • 15 gramos de piñones
  • 4 c/s de mermelada de tomate
  • 1 gramo de xantana
  • harina (para rebozar las patas del calamar)
  • pimienta negra
  • sal de guindilla
  • sal corriente
  • aceite de oliva.

Elaboración

Limpia los calamares, separa el cuerpo de los tentáculos. Sala los tentáculos y rebózalos en harina, a los cuerpos dales la vuelta, así a la hora de hacerlos no será necesario cerrarlos con palillos ni hilo de cocina, con el calor se contraen y se cierran.

Pon las pasas en remojo, puedes ponerlas en agua tibia para que se hidraten más rápidamente. Pela el calabacín procurando retirar sólo la parte más verde, blanquéala en un cazo con el litro de agua y sal, cuando empiece a hervir retira la piel de calabacín pasándola inmediatamente a un cuenco con agua fría y hielo para cortar la cocción y conservar las vitaminas y el sabor.

En esta misma agua que volvemos a llevar al fuego, incorpora el trigo tierno cuando entre de nuevo en hervor y adereza con la cúrcuma, cuece a fuego medio durante 15 minutos, hasta que esté al dente. Después escurre el trigo y reserva el caldo.

Tuesta los piñones en una sartén sin engrasar, cuando estén dorados retíralos y reserva. Pela y pica la cebolla y los dientes de ajo, pon un poco de aceite de oliva en la sartén y pocha a fuego medio. Corta el calabacín en brunoise e incorpóralo a la sartén, el momento dependerá de la textura que quieras obtener, nosotros lo quisimos crujiente, pero si lo quieres bien tierno deberás ponerlo con la cebolla. Salpimenta al gusto.

Incorpora a continuación las pasas escurridas, dale un par de vueltas y añade el trigo tierno junto a cuatro y cinco cucharadas soperas del caldo reservado. Rehoga unos minutos, pruébalo por si es necesario rectificar de sal o pimienta y retira del fuego. Rellena los calamares con la farsa de trigo tierno y antes de emplatar hazlos a la plancha con un poco de aceite de oliva y un mínimo de sal.

Calamares rellenos de trigo tierno y calabacín

Pon en el vaso de la batidora las pieles de calabacín y tres o cuatro cucharadas del caldo reservado, añade una pizca de sal y pimienta y tritura. Añade entonces unas gotas de aceite de oliva y la xantana, vuelve a triturar y enseguida tendrás una salsa espesa.

Finalmente fríe las patas de calamar enharinadas y deposítalas en papel de cocina absorbente.

Emplatado

Dispón una base de mermelada de tomate en el centro del plato, coloca los calamares, que pueden ser dos o cuatro por comensal, dependiendo del tamaño y espolvorea un poco de sal de guindilla. A un lado sirve una cucharada de salsa de calabacín y decora con las patas de calamar. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Calamares rellenos de trigo tierno y calabacínCalamares rellenos de trigo tierno y calabacínCalamares rellenos de trigo tierno y calabacínCalamares rellenos de trigo tierno y calabacín

Abreviaturas
c/c = cuchara café
c/p = cuchara postre
c/s = cuchara sopera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...