Gastronomía & Cía Opciones
 

Comida rápida con exceso de maíz

Fast food

Comida rápida con exceso de maíz, así se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Hawai, en el que se pretendía descubrir cuál era la base alimentaria de los animales utilizados para abastecer a la industria de la comida rápida. En la investigación también se contemplaba la incidencia de los fertilizantes en la alimentación proporcionada a los animales y la fuente de grasas utilizada para elaborar las patatas fritas y otros productos.

Para ello se tomaron hasta 480 muestras alimentarias de comida rápida pertenecientes a las cadenas de fast food más importantes de Estados Unidos, Burger King, Wendy’s y Mc Donald’s.

El método que emplearon los expertos se basaba en el análisis químico de isótopos estables de nitrógeno y carbono. Los isótopos estables son la herramienta con la que se determina si el animal del que se obtuvo la carne consumió pienso artificial, trigo, maíz o cualquier tipo de alimento. El método se basa en los ciclos fotosintéticos cuya impronta queda reflejada en el animal y a su vez en los alimentos que se derivan de él. Podemos recordar, por ejemplo, que hace un par de meses se utilizaba este método para determinar la calidad del cerdo ibérico de Guijuelo.

La preocupación viene por el aumento del consumo de fast food durante los últimos años y acrecentado durante los últimos meses ante la crisis económica, los propios investigadores tachan de desproporcionado este crecimiento. El caso es que para poder optimizar los costes productivos, los productores mantienen unas estrategias alimentarias con los animales que pueden ser contraproducentes con el medio ambiente y con el ser humano. La idea es maximizar el crecimiento del animal proporcionándole una buena fuente de calorías y reduciendo al máximo el gasto calórico que realice.

Los expertos analizaron los isótopos estables de carbono y nitrógeno de cada producto de las cadenas de fast food y determinaron el alto contenido de carbono 13, elemento muy característico del maíz que estaba presente en casi todos los alimentos analizados, de hecho, sólo 12 muestras pertenecientes a Burger King mostraban una alimentación distinta al maíz. Con respecto a las patatas fritas, el estudio determina que cada compañía de fast food fríe sus productos en distintas sustancias, siendo éstas diferentes a las que aparece en la leyenda nutricional del producto final.

Lo más significativo de las conclusiones ofrecidas es el excesivo uso de fertilizantes basados en nitrógeno con los que se han desarrollado los campos de cultivo utilizados para la alimentación animal. La aplicación masiva de fertilizantes nitrogenados muestra el alto grado de contaminación medioambiental, las plantas sólo pueden absorber la mitad de los fertilizantes utilizados y el resto se filtra en el suelo accediendo a los ríos y acuíferos, es decir, la contaminación por nitratos es excesiva.

La mayoría de los alimentos provenían de animales alimentados exclusivamente con maíz super fertilizado con lo que la contaminación que están produciendo estas compañías de comida rápida es enorme. El estudio podría servir como apoyo para denunciar a todas estas compañías y obligarlas a que detallen los ingredientes de sus preparados y su origen. Además, se podría obligar a que la dieta de los animales fuera más equilibrada, con lo que la alimentación humana sería más saludable y se preservaría en mayor medida el medio ambiente.

Más información | PNAS (Procedings of the National Acdemy of Sciences)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 6 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Un par de cosas:

    1.- El maíz es uno de los cereales más empleados en la alimentación animal desde hace mucho tiempo. No acierto a entender por qué el uso de maíz implica una alimentación desequilibrada en el animal. Es más, no sé exactamente qué significa el término «desequilibrada» aquí. Desequilibrada denota que no está en equilibrio, y el equilibrio nutricional se suele referir a las proporciones de macro- y micronutrientes en al dieta del animal. Estoy más que seguro que, por propio interés de los productores, las dietas de esos animales están equilibradas (sino fuera así, se perdería dinero).

    2.- Tampoco sé muy bien cómo una alimentación supuestamente desequilibrada del animal podría tener repercusiones sobre la salud de los que consumieran su carne. Si lo que se quiere hacer pensar es que el ganado alimentado con vegetales procedentes de zonas abonadas con excesivas cantidades de nitratos, puede de alguna manera acumular ese nitrato y que llegue a los humanos a través del consumo de su carne, yo eso lo veo más que difícil, pero si tenéis datos al respecto me gustaría conocerlos (el tema de los nitratos en la alimentación y sus implicaciones en la formación de nitrosaminas me interesa especialmente).

    3.- Tampoco sé lo que es un pienso «artificial», y en qué se diferencia de los «naturales». Todos los piensos que conozco están elaborados con una base de cereales, que se combinan para llegar a una proporción adecuada de nutrientes. Se suelen complementar con vitaminas y minerales para llegar a sus niveles adecuados.

    Saludos

  • El maíz no es el problema, en realidad son los fertilizantes que se utilizan, quizá sería necesario matizar el término desequilibrado, es como si tuvieras que comer solamente patatas durante toda la vida. Las patatas son un gran alimento pero sería una dieta desequilibrada si sólo comieras eso ¿no?

    En el caso del ganado, el maíz es un gran alimento pero se deberían contemplar también otros elementos como los pastos o el forraje, sería un modo de reducir la producción de maíz y por tanto el abuso de fertilizantes, ya que dudamos mucho que los productores proporcionaran maíz ecológico al ganado. Por otro lado, se supone que lo que podría afectar a la salud serían los elementos químicos que se han incorporado al maíz, seguramente tu podrás hablarnos al respecto de cómo incide el abuso de fertilizantes en los alimentos producidos y cómo éstos pueden acumular exceso de metales pesados e iones metálicos que pasan al organismo humano.

    Con respecto a los piensos animales, quizá se podría hablar con más profundidad, recomendamos leer: gastronomiaycia.republica.com/2008/08/11/alimentacion-animal-con-desperdicios-de-comida/ , una buena opción aunque encierra riesgos. Posiblemente buscando un poco más encontraríamos más información sobre distintos piensos que no son beneficiosos, por ejemplo, el detonante del mal de las vacas locas, piensos contaminados con priones.

    Con respecto a los nitratos, hay un post interesante: gastronomiaycia.republica.com/2008/06/06/nitratos-en-las-frutas-y-verduras-europeas-pocos-riesgos-para-la-salud/

    De todos modos Orges, estamos seguros de que la información que nos proporcione uno de los profesores titulares de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Extremadura, será muy enriquecedora para los usuarios y para nosotros.

    Un saludo

  • 1.- No, no es lo mismo que comer siempre patatas. Cuando se determina la fórmula de un pienso, se tienen previamente establecidos cuáles son los requerimientos diarios de cada uno de los componentes de la dieta, y se calculan en función de ese dato las cantidades de cada uno de los ingredientes que componen el pienso.

    2.- Ningún cerdo (exceptuando las razas tipo Ibérico, que se producen en extensivo) ve el pasto o la hierba durante ningún momento de su ciclo productivo. Ni los pollos. De hecho, si hubiera que criar todos los animales en extensivo, él precio de la carne seria disparatado, y además no habría campo para todos esos animales. Precisamente uno de los logros de la ganadería intensiva es que mucha gente haya tenido acceso a la carne de pollo o de cerdo. Es más, en el caso de la carne de cordero, son las propias indicaciones geográficas protegidas y otras marcas de calidad (todas esas que ponen fotos de corderitos correteando por el campo), las que establecen que los corderos no pueden salir a comer al campo, solamente pueden alimentarse con piensos compuestos. Y su carne no va a Burger King precisamente.

    3.- En el caso del ganado vacuno, no se producen específicamente animales para carne destinada a McDonalds (es el caso que conozco). De hecho, esta compañía se queda con alguno de los cortes cárnicos más baratos del vacuno mayor (por eso sus hamburguesas son tan correosas, en contra de lo que diga Adriá). El resto del animal estará en los lineales de los supermercados en bandejas o en las carnicerías de nuestras ciudades.

    4.- Desconozco si el abuso de fertilizantes aumenta el contenido en metales pesados de los alimentos vegetales destinados a la elaboración de piensos, y si eso aumenta el contenido en metales pesados de la carne, pero creo que ese tema tiene más que ver con la contaminación industrial de suelos y aguas que con el uso de fertilizantes. En cualquier caso, de nuevo, si tenéis datos concretos y contrastados al respecto, me gustaría mucho conocerlos. Por cierto, no tiene mucho sentido mezclar iones metálicos con metales pesados.

    5.- No veo la relación entre el asunto del mal de las vacas locas con el «exceso» de maíz en los piensos.Los piensos elaborados con harinas animales presentaban unos riesgos (que en su momento se desconocían), y por eso se han prohibido.

    6.- Por último, evidentemente comer elevadas cantidades de nitratos conlleva sus efectos perjudiciales, pero en este caso serían para el animal que consume el pienso, no para el consumidor que se come esa carne. Los nitratos no se acumulan en el organismo animal. Y si así fuera, en cualquier caso, cuando se hace un chorizo o un salchichón (por muy artesano que sea) se le añaden intencionadamente muchos más nitratos (afortunadamente, por cierto: el botulismo casi ha desaparecido en nuestra sociedad).

    Saludos

  • Una cosa es lo que se debería hacer y otra lo que se hace, no puedes tener la certeza de que los piensos que se proporcionen sean o no equilibrados, pero no es este el tema del post, el título ya lo indica y alude al maíz. Creemos entender que cuestionas la investigación y las conclusiones facilitadas por los investigadores de la Universidad de Hawai.

    Con respecto a los cerdos, sólo hemos realizado una comparativa sobre los métodos que han utilizado los expertos para determinar el tipo de alimentación de los animales. Has hablado de la carne de cerdo, la carne de pollo o la de cordero, no sabemos por qué has nombrado determinadas carnes cuando no se han mencionado. Con respecto a la carne vacuna, puedes buscar en Google donde encontrarás que sí existen explotaciones de carne cuya única función es abastecer a McDonalds, y no sólo en Estados Unidos, carne proveniente del tercer mundo, pero tampoco nombramos esta cuestión en el post. No nombramos el tipo de carne que emplea McDonalds, ni su calidad, nos remitimos al estudio, abuso excesivo de maíz (da igual la pieza de carne).

    Si desconoces si el abuso de fertilizantes aumenta el contenido de metales pesados en los alimentos, te recomendamos leer este texto:
    books.google.es/books?id=llL8KcUQAQ0C&pg=PA397&lpg=PA397&dq=metales+pesados+alimentos+fertilizantes&source=web&ots=VUDPGuFe00&sig=3DXeIWkc2kG6xouJkhcYP40rhE4&hl=es&sa=X&oi=book_result&resnum=1&ct=result#PPA399,M1″

    Con respecto al tema de las vacas locas y contestando al primer comentario, en los piensos en los que tú dices que se establecen los requerimientos diarios y se supone que se realizan controles sobre la calidad, se utilizaba carne contaminada con priones para elaborarlos.

    La regulación comunitaria prohibió los piensos de proteínas animales en todo el ganado con destino a la producción de alimentos de consumo humano. Pero seguimos en la misma línea, muchos de los puntos mencionados han sido a raíz de tu comentario y no se reflejan en el post.

    Por último, es extraño que indiques que los nitratos no se incorporan a la carne animal, en el post se muestra claramente que relacionamos la contaminación medioambiental con los nitratos y en ningún momento los atribuimos a la carne. Claro que sí hemos hablado de los nitratos en los comentarios, pero relacionándolos con frutas y verduras.

    Total, has planteado varios temas que no se han mencionado, de todos modos, gracias por querer darnos luz sobre los temas no mencionados, son interesantes y motivo de estudio para futuros posts.

    Saludos.

  • 1.-Los piensos tienen una garantía para estar equilibrados: si no lo están, los ganaderos gastan más dinero para que los animales crezcan. TODOS los piensos en el mercado son equilibrados para las situaciones fisiológicas o productivas a las que están destinados. El que en un pienso predomine como cereal el maíz no significa que el pienso no esté equilibrado. Por cierto, el trabajo mencionado (por cierto, invito a leerlo entero, está gratis en la red) solamente refleja el uso de una metodología (en pruebas) para conocer el origen de los alimentos con los que se alimenta el ganado (en absoluto se habla de desequilibrios en dichos piensos). Por cierto también, si leéis el trabajo entero, se especifica que estas grandes cadenas de comida rápida NO PRODUCEN sus propios animales.
    2.- Si el ganado solamente comiera maíz, no veo las causas para escandalizarse. De hecho, hay mucha gente que está dispuesta a pagar más por la carne de pollos con grasa amarillenta. Y eso no se consigue con rotuladores indelebles, sino con (ya lo habrán adivinado algunos) maíz.
    3.- He hablado de otras carnes (por cierto, si habéis leído el estudio entero, veréis que se analizan muestras de carne de ternera y de pollo) como ejemplo de lo que hay en el mercado (animales que no comen nada más que pienso, nadad de hierba) sin que nadie lo considere grave.
    4.- He leído los enlaces que habéis propuesto en relación a los metales pesados (gracias por la información). Si los leéis detenidamente (estos y otros), donde existe riesgo de acumulación de cadmio (sobre todo) es en vísceras.
    5.- Yo no creo que no haya sacado ningún tema que no emanase del post inicial. De la lectura de dicho post parece desprenderse que los animales que se crían para la producción de carne para cadenas de comida rápida son alimentados exclusivamente con maíz, haciendo entender que esto en sí es negativo (ya he dado argumentos de sobra para defender que eso no es así). Se dice en el post inicial “Además, se podría obligar a que la dieta de los animales fuera más equilibrada, con lo que la alimentación humana sería más saludable…” Pues bien, el consumo de maíz como alimento no provoca una alimentación desequilibrada en el animal, ni tiene repercusión alguna sobre la salud del que consume esa carne. Otra historia es que el maíz presente niveles elevados de sustancias tóxicas, que estas se acumulen en la carne, y que lleguen a niveles peligrosos para el consumidor, cuestiones estas que no se tratan ni por asomo en ese estudio del que emana el post (ya que solo determinan isótopos de N y C, no mencionan la presencia de metales pesados por ninguna parte).
    Saludos

  • Como hemos dicho en el comentario anterior, sigues llevando la conversación a otros lares que nada tienen que ver con el post, bueno, tiene que ver si lo ampliáramos. Volvemos a recordarte lo que se muestra en el post y las consecuencias de abusar de las plantaciones de maíz, “La aplicación masiva de fertilizantes nitrogenados muestra el alto grado de contaminación medioambiental, las plantas sólo pueden absorber la mitad de los fertilizantes utilizados y el resto se filtra en el suelo accediendo a los ríos y acuíferos, es decir, la contaminación por nitratos es excesiva.”

    Seguimos diciendo que una dieta más variada en el ganado obliga a una reducción de las plantación de maíz y una supuesta reducción en el abuso de los fertilizantes. Las grandes compañías están implicadas en la producción de los alimentos con los que se abastecen, quizá no sean titulares de la explotación, pero están implicadas.

    No nos escandalizamos por proporcionar maíz al ganado, si este fuera desarrollado de forma ecológica no habría ningún problema, te sugerimos leer el estudio original y nuevamente el post para no llevar la conversación por otros caminos. En el estudio se analizan muestras de carne y “la conclusión es que se abusa del maíz y por tanto se abusa de fertilizantes” en ningún momento se ha dicho que una alimentación exclusiva de maíz fuera perjudicial.

    “Además, se podría obligar a que la dieta de los animales fuera más equilibrada, con lo que la alimentación humana sería más saludable…”, esto es algo evidente, todos los contaminantes derivados de los fertilizantes empleados en el maíz pasan a los acuíferos y a las aguas con las que se riegan otros productos (frutas y verduras). Por cierto, no hemos mencionado en ningún momento peligro en la ingesta de maíz.

    En fin, no decimos que no tengas razón en algunos de los puntos que has expuesto, pero aunque pretendas vincularlos llevándolos a otros terrenos, estos no se han reflejado en el post (sí en los comentarios). No nos queda más que agradecerte la información aportada.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.