Gastronomía & Cía Opciones
 

Hoy Cocinas Tú: Churros de cocido

Churros de cocido, esto es lo que nos muestran las fotografías que nos envía Monaguillo, el creador de esta y muchas otras recetas que nos dejan con la boca abierta (esperando a ver si se pueden catar). Quienes conocéis al autor del blog Los Pecados del Monaguillo sabéis que hace arte en la cocina, elabora platos impensables para muchos, siempre sorprendentes y siempre seductores a la vista y al paladar, quien dice que los cocineros no deben dejar de tener ideas, conoce a Monaguillo.

Para la sección de vuestras recetas Hoy Cocinas Tú nos envía estos originales Churros con los que además de sorprender a nuestros comensales, aprovecharemos los restos de otra comida, unas legumbres u otros guisos irán muy bien. Pero dejemos que nos explique este genio su creación:

De los churros ¿qué os voy a decir? Nunca algo así de simple había proporcionado tantas tardes de gloria y colesterol a este país. Este tipo de plato se come dos o tres veces al año (si queréis reíros un rato no dejéis de leer esta parte en su blog).

Los Churros de cocido son un plato más de invierno que un catarro, así que cuando tengáis tiempo y sobras, ya sabéis lo que tenéis que hacer.

Necesitamos los restos de un buen cocido, o sea, los garbanzos, las carnes y los rellenos si hubiesen sobrado. Los trituramos (bien escurrido todo) y le vamos añadimos harina de fuerza y harina con levadura (2 de fuerza por 1 de levadura) hasta que consigamos una masa parecida a la de churros (un pelín de sal le dará más vida siempre que el cocido no estuviese muy salado).

Si vemos que no va a salir mucha cantidad, podemos añadir un poco del caldo del cocido, de esa forma necesitaremos más harina y conseguiremos otra docenita extra. Para el que no lo sepa, es una masa superchunga de trabajar, pero tiene que ser así para evitar que estallen mientras se fríen.

La masa de churros se suele hacer en caliente… o sea, poniendo el agua a hervir, pero en este caso no es tan necesario, aunque podríamos darle temperatura al resultado de triturar las sobras del cocido y con eso conseguir un resultado un pelín más fino.

Metemos la masa en una churrera (en mi caso pistola pastelera) y los freímos hasta dejarlos al gusto de cada uno. Con ello tendremos unos churros crujientes y con un sabor a cocido que no dejarán indiferente a nadie. Y quien dice cocido dice fabada, lentejas a la riojana, Bacalhau à Brás…

Así que animaros a darle vuestro toque personal.

Monaguillo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.