Receta de Speculoos

Speculoos, Speculaas o Spekulatius

Después de hablaros de estas tradicionales galletas belgas, hoy os traemos la receta de Speculoos, un dulce que si no habéis probado, incluiréis rápidamente en vuestro recetario de postres o repostería.

Los speculoos, así como las galletas de mantequilla, podéis ir preparándola para servir en las sobremesas festivas y navideñas, acompañando el té o el café son un excelente bocado. No está de más advertir que estas galletas enganchan y que si tenéis vuestro galletero a mano es posible que duren menos de lo que pensáis.

Os recomendamos probar esta receta de Speculoos o Speculaas con tiempo, es muy sencilla y seguramente os gustará obsequiar a vuestros amigos o familiares con una hornada de galletas especiadas.

Ingredientes

220 gramos de harina, 4 gramos de levadura, 2 gramos de sal, 1 c/c colmada de canela en polvo, 3 clavos de olor, ½ c/c de jengibre molido, 145 gramos de azúcar moreno, 110 gramos de mantequilla, 1 huevo.

Elaboración

La masa de los speculoos debe prepararse el día anterior, debe reposar toda la noche para que las especias regalen todo su aroma y sabor.

Mezcla en un cuenco la harina, la levadura, la sal, la canela, el jengibre y los clavos molidos. En otro cuenco mezcla la mantequilla reblandecida con el azúcar, añade después el huevo y vuelve a mezclar.

Empieza a incorporar al cuenco de la mantequilla la harina con las especias poco a poco, a medida que vas añadiendo ve mezclando y amasando hasta terminar de unir todos los ingredientes. Haz una bola con la masa de las galletas, envuélvela en film transparente y guárdala en el frigorífico hasta la mañana siguiente.

Retira la masa de speculoos del frigorífico y cuando se haya ablandado un poco y la puedas manipular, estírala con el rodillo hasta dejar medio centímetro de grosor aproximadamente. Para una buena manipulación de las galletas te recomendamos estirar la masa sobre film transparente o un tapete de silicona (Silpat o similar), después dale la vuelta sobre otro film para que después de darle la forma con un cortapastas no se quede pegada.

Pues lo dicho, una vez tengas la masa estirada córtala de la forma que más te guste con tus cortapastas, ve depositando las galletas sobre la bandeja del horno forrada con tela de cocción. No es necesario dejar demasiada separación, pues apenas crecerá.

Speculoos, Speculaas o Spekulatius

Precalienta el horno a 190º C y cuando esté a la temperatura marcada hornea los speculoos durante 6-8 minutos, hasta que hayan tomado un poco de color. Cuando los retires del horno pueden estar un poquito blandos, pero al enfriarse quedarán completamente crujientes si les has dado el grosor indicado.

Nosotros hemos hecho dos bandejas de speculoos, no muy llenas, y con el resto de masa hemos hecho unas galletas cubiertas de semillas de sésamo, que nos encantan. En la galería podéis ver las fotos, son un poco más gruesas e igualmente deliciosas. Esperamos que os gusten.

Speculoos, Speculaas o SpekulatiusSpeculoos, Speculaas o SpekulatiusSpeculoos, Speculaas o SpekulatiusSpeculoos, Speculaas o SpekulatiusSpeculoos, Speculaas o SpekulatiusSpeculoos, Speculaas o SpekulatiusSpeculoos, Speculaas o Spekulatius

Abreviaturas
c/c = cuchara de café
c/p = cuchara de postre
c/s = cuchara sopera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos, media: 4,85 de 5)
4.85 5 27
Loading ... Loading ...