Gastronomía & Cía Opciones
 

Pan con poolish

Pan con poolish

Este es un pan con poolish, un delicioso pan (en realidad dos preciosos panes) que nos ha durado tres días con todas sus propiedades, aunque la corteza no está igual de crujiente que el primer día debido a la zona del mediterráneo en que nos encontramos. Pero no importa, en casa también hay quien prefiere que la corteza no sea tan crujiente y disfruta más del pan al día siguiente de su elaboración.

Este pan con poolish lo podéis hacer dándole la forma que más os guste, nosotros sacamos dos grandes panes con pocos agujeros en la miga para disfrutar de suculentas rebanadas de pan con tomate con unos quesos y embutidos que de nuevo nos han traído de El Bierzo.

Ingredientes (Para dos panes)

Poolish

  • 320 gramos de harina de media fuerza
  • 360 gramos de agua
  • 8 gramos de levadura.

Masa de pan

  • 450 gramos de harina de media fuerza
  • 170 gramos de agua (si usáis harina de fuerza puede hacer falta un poco más de agua)
  • 10 gramos de levadura
  • 10 gramos de sal.

Elaboración

Prepara el Poolish la noche anterior, mezcla todos los ingredientes hasta que la harina quede bien hidratada y obtengas una masa blanda y pegajosa. Tapa con film transparente o un paño seco y deja toda la noche, o un mínimo de cuatro horas a temperatura ambiente (22º C aprox).

Para empezar a hacer la masa de pan, disuelve la levadura en el agua tibia, mezcla en un cuenco o en la Thermomix la harina con el agua y la levadura, añade la sal y vuelve a mezclar, finalmente incorpora la masa madre y amasa durante 8-10 minutos, hasta obtener una masa elástica y poco pegajosa.

Pasa la masa a la superficie de trabajo ligeramente enharinada, haz dos porciones y dales forma de bola, pon cada una en un cuenco enharinado y cúbrelas con un paño. Deja a temperatura ambiente hasta que doble su volumen. Dependiendo de la temperatura a la que tengas la cocina o el lugar donde le des reposo, tardará más o menos tiempo.

Cuando la masa haya hecho la primera fermentación, vuelve a pasarla a la superficie de trabajo ligeramente enharinada y procede al boleado, dale forma al pan suavemente, si quieres muchos agujeros en la miga procura no desgasificar mucho. También es importante estirar la masa para crear tensión superficial, podéis ver con qué facilidad lo hacen en este vídeo.

Para hacer el segundo levado puedes utilizar bannetons o cestas de pan cubiertas con un paño de lino. Vuelve a dejar fermentar hasta que doble su volumen. Precalienta el horno a 250º C con una bandeja con agua en la parte inferior para crear vapor.

Cuando la masa de pan esté lista y el horno caliente, vuelca la masa en la bandeja del horno enharinada, haz unos cortes profundos con una cuchilla o cuchillo muy afilado e introduce la bandeja en el horno bajando la temperatura a 200º C.

Hornea el pan durante 30-40 minutos, si ves que se dora demasiado, cúbrelo con un poco de papel de aluminio. Comprueba que al golpear la corteza con los nudillos suene hueco.

Cuando retires el pan preparado con poolish del horno déjalo enfriar sobre una rejilla. Después disfruta de unas exquisitas y grandes tostas de pan casero con el acompañamiento que desees. Un pan así bien merece ser la estrella de la comida.

Pan con poolishPan con poolishPan con poolishPan con poolishPan con poolishPan con poolish

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 9 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Os ha quedado genial, la verdad es que lo bordáis de lo lindo. Curiosas la fermentaciones. Enhorabuena de nuevo.

  • Muchas gracias Carlos, la verdad es que con el tiempo tan frío que hay ahora es necesario jugar y probar un poco más con los tiempos de levado, los lugares donde se deja fermentar, etc., pero es divertido 😉

    Un abrazo

  • Adolfo

    He realizado la receta y he tenido problemas con el horneado, al final me ha queado un pan demasiado compacto, yo creo que ha fallado algo con el segundo levado. Al traspasarlo del cuenco al horno se baja bastante y creo que hay esta mi problema.
    De todas formas la corteza y un par de centimetros más estaba riquisimo, el resto sabía demasiado a haria, como ya he dicho no creo que una falta de levado o un esceso de manipulación, o quizas ha sido en el amasado. ¿Alguna idea de por donde pueden ir los tiros?.
    Eso si, no me rindo y espero volver a intentarlo el próximo fin de semana. Hay una oferma de 3X2 de harina de fuerza en el hipermercado y hay que aprovechar.

    Un saludo y seguir asi, que estoy subiendo muchos enteros entre mis amig@s gracias a vuestras recetas.

    Abrazos para ellos y besos para ellas 😉

  • Mauro

    olaa buenaas me podrian decir cual es la harina comun? y cual es la harina de panadero sin blanquear o la harina sin blanquear?
    Es que en los supermercados solo encuentro harina de tirgo la de fuerza y la de reposteria y la integral

  • Hola Adolfo, sentimos no haberte respondido antes, no habíamos visto tu consulta. Cuéntanos si ya te sale bien el pan o si todavía tienes problemas y te ayudamos.

    Mauro, compra la harina de trigo de fuerza, será la que te dará excelentes resultados con el pan.

    Saludos

  • Adolfo

    No os preocupeis, con un blog tan bueno y tantas consultar supongo que llega un momento en el que es imposible atender a todos.

    He resuelto parte de los problemas con los panes grandes, aunque creo que todavía se puede mejorar mucho, de todas formas me salen mas ricos que los de las panaderías (más sabrosos). He aprendido mucho con el video de amasado que habeis puesto y me he comprado el libro de aprendiz de panadero, pero los progresos van lentos sobre todo porque no todos los días puedo practicar.

    Los panecillos pequeños son otra historia, me salen bastante bien, son la envidia de todos mis invitados. Lo que mas me gusta es la cara que ponen cuando me preguntan dónde les he comprado y les digo que les hago yo. (Modesto que es uno)

    Seguire practicando y ya os ire contando. Muchas gracias por todo y felicidades nuevamente por este magnifico blog. Sois mi libro de recetas particular 🙂

    Un abrazo,
    Adolfo

  • Es una gran satisfacción leerte Adolfo, el libro es genial ¿verdad?. Ya decimos nosotros (y casi todo el mundo, claro) que los días necesitan más horas para poder hacer lo que nos gusta, las obligaciones nos roban momentos de ocio, pero qué se va a hacer…

    Qué bueno compartir tus panecillos con tus amigos y quedar como un rey, ¿ninguno se anima a meter las manos en harina?, igual prefieren que se los hagas tu 😉

    Muchas gracias por tus palabras, es un auténtico placer.

    Un abrazo

  • Lía

    Hola, hice esta receta y es maravillosa.Una pregunta….el poolish una vez que levó puedo guardarlo en la heladera y usarlo al día siguiente ?. Un beso y gracias !!!.

  • Hola Lía, nos alegra mucho que estés disfrutando de tu pan casero. El poolish lo puedes guardar en la nevera y al día siguiente sacarlo un par de horas antes para que vuelva la actividad antes de incluirlo en la masa.

    Besos

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.