Tarta de queso y arándanos

Tarta de queso y arándanos

Entre el amplio abanico de recetas de Tarta de queso, añadimos hoy esta Tarta de queso y arándanos para conquistar de nuevo al paladar con un contraste de sabor muy agradable. Lo ideal es utilizar unos arándanos azules si te gustan los sabores más dulces, personalmente preferimos los silvestres, que son pequeños y ofrecen un sabor más pronunciado, pero no siempre se pueden conseguir.

La receta de Tarta de queso con arándanos que hemos hecho hoy al baño maría se deshace en el paladar, es parecida a esta Tarta de queso con caramelo, delicada y suave como un flan, aunque también la puedes hacer al horno como esta Tarta de queso de textura esponjosa y también exquisita.

El caramelo que hemos hecho para la Tarta de queso y arándanos lo hemos aromatizado con vainilla para que su fragancia llegue al comensal en el mismo momento de servirle el postre. Para ello hemos hecho un sencillo caramelo (agua y azúcar, al que le hemos añadido unas gotas de esencia de vainilla natural).

Tú también puedes hacerlo, pero también puedes optar por acompañar esta tarta con una confitura o mermelada de arándanos o de frutos rojos. Las opciones de servicio y presentación las decides tú, pero estaremos encantados de que las compartas con nosotros.

Ingredientes

250 gramos de queso fresco (también puedes hacerla con queso crema), 3 huevos, 375 gramos de yogur (3 yogures), 50 gramos de harina, 140 gramos de azúcar, 100 gramos de arándanos, caramelo líquido.

Elaboración

Precalienta el horno a 175º C introduciendo una bandeja grande y honda con agua para cocer la tarta de queso al baño maria. Vierte en un cuenco amplio el queso fresco, los huevos, el yogur, la harina y el azúcar. Tritura con la batidora de mano o en la Thermomix y reserva mientras se hace el caramelo.

Puedes hacerlo con 100 gramos de azúcar, 50 gramos de agua y unas gotas de esencia de vainilla. Ponlo todo en un cazo y cuece hasta que tenga la densidad adecuada, pero recuerda no moverlo en ningún momento para que no se cristalice. También puedes comprar el caramelo si tienes prisa, aunque la elaboración en casa no se extiende más de 15 minutos.

Vierte el caramelo en el molde (puedes utilizar uno grande o varios pequeños e individuales), voltea el molde para que el caramelo se reparta por toda la base y a continuación vierte la crema para la elaboración de la tarta de queso. Finalmente incorpora los arándanos.

Introduce el molde en la bandeja con agua del horno y procede a la cocción al baño maría. Reduce la temperatura del horno a 160º C y deja cocer durante una hora.

Pasado este tiempo comprueba pinchando con un palillo que la tarta de queso ha cuajado, entonces retírala del horno y déjala enfriar.

Emplatado

Desmolda la tarta de queso con arándanos. Córtala en porciones si has hecho una tarta de tamaño familiar y sírvela en platillos acompañando con alguna galleta crujiente, un crumble, una salsa o mermelada de arándanos o lo que más te guste. A nuestra tarta le acompaña el crujiente de un crumble de chocolate y almendras que le ha sentado muy bien. ¡Que aproveche!

Tarta de queso y arándanosTarta de queso y arándanosTarta de queso y arándanosTarta de queso y arándanosTarta de queso y arándanos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 32
Loading ... Loading ...