Calidad de las mandarinas

Mandarinas de Nules

Acabamos de conocer un estudio en el que se muestra las diferencias de calidad de la mandarinas, concretamente se han utilizado ocho variedades distintas que suelen ser más habituales en los mercados, clemmenules, clemenpons, marisol, ellendale, ortanique, hernandina, orogrande y nova. El estudio ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad Católica de San Antonio (Murcia) y la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), los resultados han sido publicados en la prestigiosa revista online Food Science and Technology International.

Se trata del primer estudio que se ha realizado para mostrar qué mandarinas eran las más adecuadas para la elaboración de zumos. Al parecer, las mandarinas que liderarían el ranking de calidad de las mandarinas son las conocidas clemenules o clementinas de Nules, con un mayor aporte organoléptico y nutricional.

El municipio de Nules se encuentra en la provincia de Castellón (Comunidad Valenciana), donde la agricultura es una de las bases económicas más importantes y especialmente la producción de cítricos. Se dice que fue un agricultor de esta localidad el que logró desarrollar la variedad de mandarinas de la que hablamos, la mandarina clemenules, aunque en el estudio se indica que se originó a partir de una mutación espontánea partiendo de otra variedad de clementinas en 1953.

Por cierto, en términos generales las denominadas clementinas son un fruto híbrido obtenido del cruce entre las naranjas amargas y las mandarinas, según la historia, esta variedad de fruta fue desarrollada por un monje botánico trapense de Misserghin (localidad de Argelia) llamado San Clemente, de ahí el nombre de clementinas. Según el estudio, las clementinas de Nules poseen una carga aromática más pronunciada que el resto de variedades de mandarinas, el zumo que se obtiene es más anaranjado y su carga en vitamina C es también mucho más significativa que el que ofrecen las demás mandarinas.

Seguramente más de un lector puede dar fe de que las clemenules son mandarinas muy ricas y dulces.
En los resultados obtenidos se desprende que las variedades de mandarina menos interesantes para elaborar zumo serían la hernandina, una variedad tardía, y la nova, un híbrido de Clementina Fina y del Tangelo Orlando, un híbrido de mandarina y Pomelo.

A caballo entre las óptimas y las menos recomendadas para la elaboración de zumos se encontraría la variedad ortanique, un tipo de mandarina de tamaño medio-grande que resulta más difícil de pelar y como característica cabe destacar su piel rugosa y gruesa. Los investigadores indican que el resto de variedades, clemenpons, marisol, ellendale y orogrande son adecuadas para la producción industrial de zumo, pero realizan un especial hincapié en las grandes cualidades de las clemenules.

En la elaboración de zumos de mandarina se valora mucho el color y las dos variedades que ofrecen un color más anaranjado y seductor serían la mencionada clemenules y la clemenpons, una variedad también muy rica cuya piel desprende un aroma similar al hinojo cuando se estruja.

Con respecto a otros contenidos nutricionales, magnesio, hierro, calcio, sodio, etc., los investigadores no han encontrado diferencias significativas, siendo estos contenidos muy similares entre unas y otras mandarinas.

Ya lo sabes, si quieres disfrutar de un buen zumo de mandarinas, el mejor es el que se ha elaborado con mandarinas clementinas de Nules.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...