Envejecer vinos con electricidad

Xin An Zeng

Envejecer vinos con electricidad es la nueva opción ofrecida por un grupo de investigadores chinos pertenecientes a la Universidad de Tecnología de Guangzhou, recordemos que hasta el momento ya existe una amplia lista de métodos y sistemas para lograr envejecer vinos jóvenes en cuestión de minutos. Hemos conocido por ejemplo la opción de mejorar los vinos con ultrasonidos logrando que, en sólo 30 minutos, la estructura química de la bebida sea alterada y termine ofreciendo las ‘mismas’ características organolépticas que un vino de gran calidad.

The Perfect Sommelier también garantizaba la posibilidad de envejecer un vino en 30 minutos para que ofreciera las mismas características de un vino de guarda. En este caso, la posibilidad de envejecer vinos con electricidad sería un método aplicado a nivel industrial, algo que lo diferencia de los métodos que hemos mencionado. El sistema se basa en el bombeo del vino a través de una tubería en la que se encuentran dos electrodos de titanio conectados a una red eléctrica de 600 voltios.

Los investigadores chinos han realizado distintas pruebas utilizando vinos producidos en la Bodega Suntime, bodega situada en la región de Xinjiang (noroeste de China) que protagoniza una posición muy destacada en el mercado chino, recordemos que china ha aumentado significativamente la producción de vinos como consecuencia del aumento del consumo de la población y como política para evitar que los consumidores chinos se decanten por los vinos de exportación, pero este ya es otro tema.

El caso es que China intenta recuperar el tiempo perdido a marchas forzadas, y en este momento en el que se están estableciendo las bases productivas y adoptando los modelos occidentales, pretende dar un nuevo paso y ofrecer un sistema para envejecer vinos a escala industrial. En las pruebas realizadas se han utilizado vinos de la variedad Cabernet Sauvignon y al parecer, en un tiempo de entre 3 y 8 minutos han logrado que el color del vino y su sabor ofrezcan esas características tan valoradas por los amantes del vino.

No se detallan más cuestiones técnicas en la publicación digital Telegraph, aunque sí se indica que los investigadores chinos no tienen muy clara la relación entre los cambios que sufren los vinos ante la exposición eléctrica. Las investigaciones proseguirán, no será extraño que en un corto plazo de tiempo China comience a ofrecer vinos jóvenes con características de los vinos de guarda a unos precios muy competitivos.

Evidentemente este nuevo método nada tiene que ver con los vinos a la carta que ofrece la empresa estadounidense Water2Wine, recordemos que esta empresa ofrece la posibilidad de adquirir y disfrutar del sabor de 90 vinos diferentes de todo el mundo. Usando como base una misma uva que no se corresponde con ninguna de las variedades de los 90 vinos, logran una similitud en sabor y características organolépticas mediante distintos procesos químicos que distan mucho del tradicional desarrollo y maduración de un vino.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,75 de 5)
4.75 5 4
Loading ... Loading ...