Ensalada caliente de pollo con tomates y endibias al horno

Ensalada caliente de pollo con tomates y endibias al ho

Esta Ensalada caliente de pollo con tomates y endibias al horno nos invita a disfrutar de un plato sabroso, ligero y adecuado a cualquier estación del año, pues igual podemos disfrutar de esta ensalada caliente en invierno o dejarla enfriar para degustarla en verano.

Podemos añadir a esta receta de ensalada caliente de pollo cualquier otro vegetal que proporciones más variedad de sabores, como pimientos verdes, espárragos, etc. Siempre resultará un plato saludable y fácil de hacer.

Ingredientes (4 comensales)

4 pechugas de pollo, 4 endibias, 16 tomatitos cherry, raíz de jengibre fresca (unos dos centímetros), 4 c/s de caldo de jamón, 1 c/c de hierbas provenzales, pimienta negra recién molida, mezcla de especias secas al gusto para darle un puntito picante (chile, chalota, ajo…), unas gotas de humo líquido, unas lascas de queso parmesano, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Precalienta el horno a 200º C. Lava los tomates y las endibias, corta los primeros por la mitad y las endibias en rodajas. Coloca ambos ingredientes en una bandeja de horno y sazona con la raíz de jengibre rallada, pimienta negra, sal y riega con el caldo de jamón y aceite de oliva virgen extra. Hornea durante 20-30 minutos.

Corta las pechugas de pollo en tiras y pon un chorro de aceite de oliva en una sartén amplia. Haz el pollo sazonado con las hierbas provenzales y el resto de especias secas, unas gotas de humo líquido, pimienta negra y sal al gusto. Hazlo a fuego fuerte para que el pollo se haga rápido tostándose por fuera y quedando jugoso por dentro.

Ensalada caliente de pollo con tomates y endibias al ho

Cuando el pollo esté doradito, vierte las endibias y los tomates que has horneado, mezcla bien con la sartén aún en el fuego, en un par de minutos retíralo.

Emplatado

Sirve la Ensalada caliente de pollo con tomates y endibias al horno en pequeños cuencos o en un plato utilizando un aro de emplatar para darle forma. Reparte las lascas de queso parmesano y termina regando con el jugo que ha quedado en la sartén. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...