Gastronomía & Cía Opciones
 

El olor y el sabor de los alimentos ecológicos

El olor y el sabor de los alimentos ecológicos son mucho más significativos y valorables que los que pueden ofrecer los alimentos obtenidos a través de la producción industrial, esto es algo que los consumidores de productos ecológicos saben. Estas cualidades han sido constatadas por la Unión Española de Catadores en el marco de un estudio presentado por FEPECO (Federación Española de Empresas con Productos Ecológicos) y el MARM (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino), en el que se pretendía realizar la primera valoración organoléptica y sensorial de alimentos ecológicos en España.

La valoración que realizó la UEC (Unión Española de Catadores) fue independiente, sobre ella nos habla el presidente de la UEC Fernando Gurucharri. Para el experto catador, el olor y el sabor de los alimentos ecológicos se identifican con la pureza del suelo en el que han sido cultivados, muestran una mayor expresividad aromática y frutal, siendo sus cualidades organolépticas mucho más pronunciadas. En resumidas cuentas, se habla de carácter, pureza y personalidad, características muy patentes en aquellos alimentos o bebidas que han sido menos manipulados, como pueden ser las frutas o las verduras.

Cocineros como Josean Martinez, un joven chef leonés formado en las mejores cocinas de nuestro país, manifiesta que para poder realizar una cocina con aroma e identidad propia es necesario recurrir a los productos ecológicos. Esto es algo que también valoran muchos chefs de nuestro país, Santi Santamaría, Oriol Rovira o todos aquellos chefs que forman parte del grupo de los denominados ecochefs.

La alimentación ecológica ha sufrido un notable crecimiento durante los últimos años, crecimiento acorde a los gustos más selectos de los consumidores, sin embargo, la crisis económica ha provocado que el sector de los alimentos ecológicos sufra una recesión debido a que este tipo de alimentos son más caros que los que se producen de forma industrial. Pueden ser alimentos de más calidad, con mayores cualidades o más saludables, pero el precio es el factor determinante ahora, y a pesar de alabar sus bondades no se logrará un aumento de consumo si no se realiza una revisión de precios.

Incluso en plena crisis, podemos comprobar que la mayoría de los alimentos ecológicos siguen presentando un precio elevado, precio por el cual se puede obtener el doble de producto industrial. Al margen de estas puntualizaciones, hay que destacar que los alimentos ecológicos ofrecen texturas, aromas y sabores genuinos que no pueden compararse con el resto de productos, son sabores de verdad, sabores de antaño desarrollados con las técnicas tradicionales de siempre.

El día que los alimentos ecológicos puedan comercializarse al mismo precio que el resto de alimentos desarrollados de forma industrial (algo poco probable), el mercado dará un giro espectacular.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 3,80 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Noelia

    Es cierto que los alimentos ecológicos son más caros, pero tampoco hay que dar la imagen de que son inasequibles y no se van a consumir hasta que no cuesten lo mismo que los industriales. Los alimentos ecológicos cuestan más porque se dedica mucho más trabajo a su producción, y el trabajo hay que pagarlo. Por tanto, si algún día llegan a costar lo mismo, malo: por algún sitio tendría que haber gato encerrado.

    En mi opinión, no se trata de cambiar todos los productos que usamos por su equivalente ecológico. Eso, indudablemente, hará subir la cuenta, mucho. Creo que se trata de llevar a cabo un cambio más profundo, que no sólo consiste en comprar alimentos ecológicos, sino es consumir menos precocinados y más productos básicos, en prescindir de muchos alimentos poco nutritivos pero muy llamativos, es dar un pasito atrás y volver a cocinar desde cero. Y así no sale tan caro, porque lo que te gastas de más en comprar alimentos ecológicos, te lo ahorras, por ejemplo, si haces tu mismo la masa de pizza, el pan…; si reduces el consumo de carne y aumentas el de cereales, etc.

    Lo digo con conocimiento de causa: yo llevo ahora un año consumiendo alimentos ecológicos (no todo, pero sí gran parte) y cocinando desde cero, y aparte de que ahora como muchísimo mejor y más sabroso, tampoco gasto mucho más que cuando comía industrial. Es cuestión de animarse y probar. Ahora están surgiendo muchas cooperativas de consumo, que permiten comprar grandes cantidades directamente a los productores y se puede comer ecológico por menos de lo que la mayoría creen. Eso sí, hay que cambiar un poco el chip.

  • Javier

    Es cierto por ejemplo hacerte una comida en casa con ingredientes ecológicos es mas barato que irte a un restaurante a comerla o comprarla hecha,por ahi debe ir la cosa de lo ecológico para aquellos que no puedan mucho económicamente,pero si tienes dinero no dudes en comerlo todo ecológico ganas en gusto y salud,comes calidad en todos los aspectos

  • Maribel S.

    Pues, yo estoy pensando en comerlos, para cuidar mi figura, mi salud, y vivir un poco mas:)

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.