Proceso de fabricación del té

En este documental de Discovery Channel podemos conocer el proceso de fabricación del té para lograr que todas las bolsitas de té contenidas en las cajas que se comercializan, ofrezcan la misma apariencia, aroma y sabor. Las bolsitas de té fueron patentadas por Sir Thomas Johnstone Lipton, fundador de la famosa marca de té Lipton, a finales del siglo XIX, el sistema de bolsitas se popularizó y actualmente es el sistema dominante con el que el mundo occidental disfruta del té.

El documental sobre la fabricación de té se centra en los fabricantes de té del Reino Unido, Taylors of Harrogate es una empresa que se dedica al mundo del té desde hace más de 100 años, lo que muestra la larga experiencia en el proceso de elaboración. Esta empresa comercializaba hace un par de años 1.200.000 bolsitas de té al año y el reto es siempre ofrecer a sus clientes siempre la misma calidad, el mismo aroma y el mismo sabor como el mejor modo para mantener la confianza y la fidelidad de cada consumidor.

Cada partida de té que se recibe de los lugares donde se cultivan, las laderas de Malasia, China, Kenia, Australia, La India, etc., puede presentar diferentes matices con respecto a partidas anteriores, el clima, el terreno, el secado de las hojas… son muchas las variables que provocan cambios que pueden alterar el sabor del producto final. Por ello, cuando se reciben las nuevas partidas de materia prima, se procede a definir los matices ofrecidos por cada variedad y a realizar las combinaciones más adecuadas que ofrecerán el sabor deseado y constante del a lo largo del año.

Catadores de té

Taylors of Harrogate realiza las mezclas oportunas utilizando té de distintos países y de diferentes plantaciones, aunque no sólo realiza las mezclas, también es necesario constatar que son las adecuadas y para ello, nada mejor que contar con el servicio del denominado gurú del té. Ian Brabbin es el catador especializado de la empresa y responsable de realizar la elección adecuada, al parecer, tiene la capacidad de lograr percibir pequeñas modificaciones en cuanto a sabor o aroma se refiere, algo que posiblemente para la mayoría de consumidores pasaría inadvertido.

Ian Brabbin cata unas 400 tazas diarias pertenecientes a las mezclas de té realizadas, según se indica en el reportaje, son necesarios hasta 7 años de preparación para poderse convertir en un probador de té experto. Un simple sorbo proporciona todo tipo de información a los expertos, su procedencia, su cosecha, el terreno en el que fue sembrado, etc., algo similar a lo que pueden hacer los expertos catadores de vinos.

En el documental nos muestran además todo el proceso por el que pasa la materia prima antes de llegar a Taylors of Harrogate, desde que se recogen las hojas y brotes de té en las plantaciones, pasando por el cribado, el machacado, el secado y el triturado. El polvo de té obtenido se envía a la empresa y comienza el proceso del que hemos estado hablando, realizar la mezcla exacta para que ofrezca el sabor y aroma constante y característico de la marca. Resulta espectacular comprobar con qué rapidez el catador define cada preparación, tras el proceso de cata, el gurú del té será el responsable de elegir la mezcla más acertada. Después sólo será necesario ajustar las proporciones de la mezcla a la fabricación industrial para procesar 10 toneladas de té.

El mundo del té es muy amplio, pero poco a poco nos adentraremos en él.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,30 de 5)
4.3 5 10
Loading ... Loading ...