Gastronomía & Cía Opciones
 

Ravioli de setas y su velouté

Ravioli de setas y su velouté

Este es el gran Ravioli de setas y su velouté que hemos preparado como entrante para la comida de hoy, un plato muy sabroso y especialmente fresco por haber elaborado momentos antes la pasta de trigo sarraceno.

Si no puedes hacer tu propia pasta casera, puedes elaborar el Ravioli de setas y su velouté con placas de pasta de lasaña o de canelones, que una vez cocidas podrás redondear con un cortapastas. El relleno de setas podríamos decir que es infalible, y la salsa potencia aún más el sabor de estos tesoros del bosque que por fortuna, gracias a la congelación o a la deshidratación, podemos degustar todo el año.

Ingredientes (4 comensales)

  • 8 láminas de pasta de trigo sarraceno
  • 600 gramos de setas congeladas
  • 3 ajos tiernos
  • 180 mililitros de leche evaporada
  • 25 gramos de mantequilla
  • 25 gramos de harina
  • queso parmesano
  • una pizca de chalota deshidratada
  • sal
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Cuece la pasta en abundante agua salada y con unas gotas de aceite de oliva, cuando esté hecha escúrrela y resérvala. Puedes refrescarla para frenar la cocción y calentarla antes de montar el plato introduciéndola en agua caliente y secándola bien después.

Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén e incorpora las setas congeladas, salpimenta al gusto. Cuando se descongelen y suelten su propia agua, retírala, hacen falta unos 200 mililitros para hacer la velouté. Este caldo está lleno de sabor y nos dará una salsa muy sabrosa.

Continúa rehogando las setas, si es necesario añade un poco de aceite de oliva e incorpora también los ajos tiernos cortados en rodajas no muy finas. Pasados unos minutos riega con 120 mililitros de leche evaporada, rectifica de sal y pimienta y deja reducir a fuego lento moviendo de vez en cuando, hasta que la salsa cremosa haga de ligazón con las setas. Reserva en caliente.

Para hacer la velouté pon la mantequilla en un cazo al fuego, cuando se derrita añade un poco de chalota deshidratada y la harina, tuéstala y cuando desprenda un aroma a nuez, incorpora el caldo de las setas, no dejes de batir con las varillas para que se unan los ingredientes y no se hagan grumos, añade a continuación el resto de leche evaporada, salpimenta al gusto y prosigue la cocción (sin dejar de remover) a fuego medio-bajo hasta obtener una velouté fina y homogénea.

Ravioli de setas y su velouté

Emplatado

Dispón una cucharadita de velouté de setas en la base del plato y coloca la primera placa de pasta, sirve a continuación las setas y cubre con la otra lámina de pasta formando un ravioli, en esta ocasión no quedará sellado. Riega el ravioli de setas con su velouté y ralla el queso parmesano para coronar el ravioli. Puedes dar al plato un toque de color con unas hierbas frescas o brotes. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • karolina

    k buenosoooooooooooooooooooo, no tengo el trigo sarraceno que si no los hacia!! pero que bueno!!!

  • Tata.

    Qué buena pinta! He leído últimamente en un par de sitios ya lo de la pasta de trigo sarraceno, pero todavía no me he puesto mucho con el tema… Mientras tanto, se me ocurre que se podrían rellenar unas láminas de pasta brick y hacerlos al vapor. ¿Lo probamos? 😉

    Salu2

  • Karolina, puedes hacerlos con harina normal y si quieres comprar la harina de trigo sarraceno la encontrarás en tiendas de dietética.

    Tata, por supuesto que lo probamos, y no será mañana porque hay comida familiar y no nos toca cocinar, pero no pasarán muchos días. 😉

    Saludos

  • Adolfo

    Riquisimos y muy fáciles. En vez de setas congeladas tenía setas secas que me proporcionaron el agua para la veloute y setas en conservas para el relleno.
    Lo de la pasta fue otro cantar, me he auto regalado la maquina para hacer la pasta y como todavía no la he cogido el tranquillo me quedaron unas laminas muy pero que muy finas, con lo que se complico bastante la labor de cocerlas (hubo muchas bajas), pero las que quedaron vivas eran de una ligereza extraordinaria, que unido al sabor diferente del trigo sarraceno dieron al plato un toque muy interesante.
    Si ha este plato le unimos la focaccia redondeamos una extraordinaria velada.

    Un abrazo y muchas gracias.

  • gaya

    menuda pinta!en Ucrania es muy popular este trigo(de hecho es principal productor despues de China y Rusia)y hacen unos ravioli rellenos de requeson y trigo sarraceno acompañados de nata agria o salsa de setas.Tambien lo venden en tiendas Rusas ya tostado, y creo q mas barato q en las tiendas de dietetica.
    me encanta vuestra pagina!!!!

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.