- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Transgénicos y ecológicos, la coexistencia es imposible

Día Mundial contra los Transgénicos

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ecologistas en Acción, Greenpeace y Amigos de la Tierra, afirman que en lo que respecta a los alimentos transgénicos y ecológicos, la coexistencia es imposible, indicando que los primeros fomentan la agricultura industrial perjudicando seriamente a la agricultura ecológica o convencional. Con esta clara convicción y con motivo de la inminente celebración del Día Mundial contra los Transgénicos, los grupos que hemos mencionado van a iniciar varias movilizaciones a lo largo del presente mes denunciando los problemas que causan los cultivos transgénicos.

Hace unos días conocíamos la reivindicación que realizaba la UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos), solicitaba al MARM la aplicación de normas de coexistencia entre cultivos transgénicos y cultivos tradicionales, normas difíciles de crear y aplicar dado que los cultivos transgénicos son difíciles de acotar.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el peligro de contaminación transgénica y cómo el polen de los cultivos transgénicos puede viajar largas distancias para contaminar otros cultivos, así se ponía de manifiesto en los resultados de las investigaciones realizadas por científicos franceses, además, aseguraban que la contaminación genética sería inevitable, de ello hablábamos en el documental La guerra de los cultivos transgénicos.

Hay que decir que este no es el único peligro derivado de este tipo de alimentos, el uso obligado en los cultivos transgénicos del famoso herbicida Roundup fabricado por Monsanto es también otro grave peligro, ya que su principal componente activo, el glifosato, es capaz de esterilizar la tierra matando todo aquello que no sea transgénico.

También hemos podido conocer estudios que muestran que los alimentos transgénicos pueden provocar infertilidad, estudios que deberían servir de plataforma para investigar más profundamente sobre este tipo de alimentos y aplicar el principio de precaución tal y como lo han hecho algunos países como Francia. En cambio, se veta este principio y se intenta dar rienda suelta a su cultivo tal y como desea desde hace tiempo la Comisión Europea.

Año tras año aumentan los cultivos transgénicos en España, parece que de poco va a servir la oposición realizada, las movilizaciones o las reivindicaciones contra los alimentos modificados genéticamente, nuestro país se ha posicionado a favor de los alimentos transgénicos y así lo veíamos en el post a debate la legislación europea de transgénicos.

Más información | Greenpeace