Gastronomía & Cía Opciones
 

Maíz transgénico vitamínico

cereales enrriquecidos

Un nuevo producto alimentario acaba de ser dado a conocer, se trata de un maíz transgénico vitamínico que podría ser destinado a alimentar a los habitantes de los países en vías de desarrollo cuya dieta se basa en los cereales. En octubre del año pasado conocíamos el proyecto desarrollado por expertos de la Universidad de Lleida (Catalunya) para crear nuevos cereales enriquecidos con vitaminas, el maíz transgénico vitamínico es uno de los primeros resultados.

El nuevo maíz transgénico super vitaminado contiene genes de bacterias productoras de vitaminas A, C y ácido fólico. Las mazorcas de maíz resultantes presentan un color muy anaranjado, similar al de las zanahorias, fruto del elevado nivel de betacaroteno (169 veces más que el maíz tradicional), un pigmento vegetal precursor de la vitamina A.

Ahora se procederá a la segunda parte de la investigación, los especialistas someterán al maíz a distintas pruebas para garantizar su inocuidad en la alimentación humana. Durante un periodo de dos a tres años, los investigadores alimentarán con el maíz a roedores de laboratorio y estudiarán los efectos de la alimentación en el organismo de los animales. Los expertos aclaran que el nuevo alimento no tiene nada que ver con las multinacionales biotecnológicas como pueden ser Monsanto, BASF, Novartis, etc.

El trabajo se muestra al completo con todos los resultados, sean positivos o negativos, así deberían ser todos los trabajos desarrollados por las empresas biotecnológicas, si tan buenos son sus productos, ¿por qué la mayoría de estudios se guardan celosamente y no son mostrados a toda la comunidad científica? Trabajos como este intentan mostrar que existe una biotecnología concebida para mejorar la alimentación y no el bolsillo. Los investigadores aseguran que se pueden desarrollar otros cereales transgénicos con características similares, y siempre sometidos a un exhaustivo estudio que respalde sus propiedades nutricionales y saludables.

Cuando conocíamos el estudio en octubre del año pasado, Paul Christou, uno de los investigadores responsables del estudio considerado uno de los científicos más reputados en el campo de la modificación genética, declaraba: “’Nosotros vamos a crear una planta transgénica con el fin de dar una oportunidad a las personas que se están muriendo de hambre en el mundo. No puede ser que se haga caso a grupos de ‘ecofundamentalistas’”, palabras que entonces calificábamos de duras, ya que atacaban a quienes no creen en los alimentos transgénicos.

El caso es que aún quedan dos o tres años más de trabajo y si todo sale según lo previsto, los expertos no van a comercializar el nuevo maíz transgénico vitamínico, van a distribuir de forma gratuita las semillas entre las poblaciones más desfavorecidas. Estas semillas y sus generaciones podrán ser utilizadas con total libertad por los agricultores y no tendrán ni que pagar por los derechos de propiedad, ni se deberán usar productos específicos para tratar los cultivos, como ocurre con el glifosato de los cultivos transgénicos de Monsanto.

El nuevo maíz podría mejorar la alimentación y los problemas derivados de una dieta escasa en vitaminas o minerales, según los especialistas, muchas de las enfermedades que se sufren en estos países pobres proceden de una dieta carente de los elementos citados. Ya lo hemos mencionado en varias ocasiones en Gastronomía & Cía, para nosotros existen dos tipos de biotecnología, la que busca la productividad y la rentabilidad, y la que busca mejorar la salud y reducir el efecto del hambre.

De todos modos, lo mejor es no adelantar acontecimientos y esperar a conocer los resultados finales de la investigación y si realmente las semillas serán distribuidas gratuitamente, nunca se sabe, quizá la mano de las multinacionales intenten acceder al nuevo producto.

Puedes consultar más datos sobre el estudio a través de la revista científica electrónica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Vía | El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Alvaro [doocomo.com]

    ¡¡¡Un transgénico bueno!!!… pero claro, lo que no dicen los de la universidad es que contiene un potente teratógeno que está contraindicado en caso de embarazo porque produce severas malformaciones o incluso muerte en el feto… la vitamina A 😉

    ¡A que contado así acojona! 😉

    No, si está claro… no hay transgénico bueno 😉

  • No es lo mismo decir un transgénico bueno, que «El trabajo se muestra al completo con todos los resultados, sean positivos o negativos», trabajo en el que se toma el tiempo necesario para intentar garantizar la seguridad.

    Nada que ver con lo que hacen esas empresas que te realizan los famosos ingresos 🙂 y además, repartirán el maíz gratis o al menos eso dicen, estos no te realizarán ningún ingreso 🙁

    Como hemos dicho en varias ocasiones, para nosotros existen dos tipos de biotecnología, la que busca la productividad y la rentabilidad, y la que busca mejorar la salud y ayudar a la humanidad.

    De todos modos, siempre se agradecen las posturas contrarias, el debate ayuda a pensar.

  • Alvaro [doocomo.com]

    Las multinacionales tienen sólo un objetivo, maximizar sus beneficios (es su obligación para con sus accionistas) y obviamente esto hace que las consideraciones éticas queden muy relegadas.

    Tengo la teoría que el ecosistema corporativo favorece el ascenso de los directivos con menos escrúpulos 😉 pero claro, ¿quién es el culpable?. Los mayores accionistas suelen ser fondos de inversión y de pensiones… es posible que al buscar la rentabilidad en nuestro ahorrillos estemos fomentando este esquema de cosas.

    Al respecto recomendaría el libro de Joel Bakan, o en su defecto el documental, The Corporation:

    http://video.google.com/videoplay?docid=3203253804055041031

    ¿Significa eso que todo lo que hacen las multinacionales es malo y lo que hacen las universidades es bueno?, yo creo que es algo más complejo.

    La biotecnología es como toda ciencia, neutra, no hay transgénicos malos ni buenos, todo depende del uso que les demos. Yo no estoy a favor de los transgénicos, simplemente estoy a favor de la ciencia.

    No veo que este maiz sea necesariamente mejor que el de Monsanto. El de Monsanto está diseñado para reducir la cantidad de pesticidas utilizados, lo que a priori no diría que es una mala idea.

    La diferencia estriba en que el de Monsanto está diseñado para la agricultura intensiva, mientras que este otro dice estarlo para las pequeñas explotaciones familiares… ¿pero realmente es eficiente y combate el hambre fomentar esas explotaciones?. Volvemos a lo mismo, este no es un debate científico, es un debate político.

    Y me temo que si teméis la polinización cruzada, la reducción de la biodiversidad y la hipotética (yo diría quimérica) contaminación horizontal… este maiz es tan peligroso como el de Monsanto.

    Ciertamente el debate siempre enriquece.

  • ximena rodriguez

    Estimados amigos: Quiero adquirir semillas de maíz indio de distintos colores. Soy de Chile y no he podido encontrar aquí. Lo venden ustedes o pueden darme algún dato de algún vendedor? Les estaré muy agradecida. Ximena Rodríguez

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.