Gastronomía & Cía Opciones
 

No al vino rosado de mezcla

Coupages rosados

No al vino rosado de mezcla obtenido mediante el coupage de vinos tintos y blancos, así se pronuncian los productores de vinos rosados originales, indicando que este producto es un engaño al consumidor. Por ello se solicita a la Unión Europea que no autorice estas prácticas. Los vinos rosados mezclando vinos tintos y blancos ha sido un procedimiento prohibido en la mayoría de países miembros de la UE, pero al parecer, la Comisión Europea cree que es necesario dar vía libre a este tipo de coupages a fin de poder ser más competitivos frente a los vinos del Nuevo Mundo.

La OIV (Organización Internacional del Vino y de la Vid), sí permite el coupage y la Unión Europea introducirá la nueva normativa en base a ello. Mariann Fischer Boel, la comisaria de Agricultura asegura que es necesario dar rienda suelta a este tipo de producción a fin de superar la desventaja de mercado que los vinos europeos tienen frente a los vinos rosados de otros países.

Evidentemente los productores de vinos rosados tradicionales no están de acuerdo y mantienen que para que un vino rosado sea de calidad, debe elaborarse mediante los procedimientos habituales, sea a través del sangrado o de la maceración corta del mosto y los hollejos de uva tinta.

Los bodegueros afirman que se trata de una adulteración del mercado y que los consumidores no van a saber qué tipo de vino adquieren, si tradicional o coupage, al menos los consumidores que comienzan su andadura enológica. Para afrontar la competencia de los vinos del Nuevo Mundo es necesario trabajar la calidad y el precio, realizar campañas promocionales que muestren que diferencias existentes entre ambos tipos de vino y el gran trabajo profesional que se realiza para desarrollar vinos rosados tradicionales de calidad.

Productores italianos, franceses y españoles se oponen y lanzan una negativa a los vinos rosados de mezcla, pero parece que no va a servir de nada, la mayoría de los países de la UE están a favor de la propuesta, esta será votada el próximo mes de junio en el Comité de Comitología de la UE, se podría decir que sin juicio ya se ha dado el veredicto y la sentencia.

Fernando Prieto, presidente de la CECRV (Conferencia de Consejos Reguladores Vitivinícolas de España), asegura que los coupages son una forma de competencia desleal que va a afectar seriamente a las zonas productoras que dependen de los vinos rosados. En este momento, sería interesante dar un vistazo al post Manifiesto por la Defensa del Rosado Europeo creado por la CECRV, para entender por qué podría ser necesario valorar el vino rosado y oponerse a las prácticas de coupage.

Nos gustaría contar con tu opinión, ¿es una medida adecuada liberalizar los coupages de vinos tintos y blancos para la producción de vinos rosados?, ¿el vino rosado tradicional se verá degradado?, ¿los consumidores apreciarán la diferencia entre un vino rosado coupage y un vino rosado tradicional?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • arrozconbacalao

    Hola,

    Me parece buena iniciativa, pero sabéis como se puede distinguir cuando es mezclado?

    Muchas gracias.

  • Alvaro [mascootas.es]

    Aunque por el tono del post parece deducirse que el rosado de coupage siempre será de inferior calidad al tradicional… y yo no lo daría por hecho.

    ¿No es posible que haya rosados de mezcla estupendos y rosados tradicionales abominables? 😉

    Entiendo que el coupage es una práctica que parece oponerse a la tendencia del terroir: mezclar vinos es obviamente difuminar la expresión de la tierra en cada uno de ellos.

    Pero en realidad los mismos «terroirists» que claman contra el coupage lo practican sistemáticamente (la adición de garnachas, cabernets y otras variedades al tempranillo es ya clásica y está aceptada en muchas DO, por ejemplo). Simplemente buscan redondear el vino y darle equilibrio para mantener la calidad frente a lo cambiante de cada cosecha.

    Y por otra parte, ¿seguro que es el terroir lo único que importa?. En muchos casos el consumidor busca características más simples y preferentemente más homogeneas.

    Obviamente no soy un experto, aunque me encante el vino, pero no veo que los vinos del Nuevo Mundo sean siempre inferiores a los locales. Aquí hay vinos excelentes y en los USA, Sudamérica o Australia también.

    Un ejemplo, en España era clásico abominar de los riesling por las «dudosas prácticas de elaboración»… y ahora están de moda entre todos los snobs 😉 (entre los que me incluyo).

    Así a bote pronto se me ocurren combinaciones curiosas: por ejemplo un vino que ya os recomendé, el D’Arenberg The Laughing Magpie, un shiraz que lleva viognier (una uva blanca) en la mezcla. No es un rosado, ni siquiera un clarete 😉 pero la verdad es que es interesante. ¿Sería ilegal al ser mezcla de blanco y tinto?. Lo que es más curioso, resulta que esta es una práctica habitual en la zona del Ródano.

    Para mi lo básico es la información. Mientras sepa lo que compro, ya decidiré yo qué me interesa y qué no. Frente a la costumbre de los franceses de «ocultar» las variedades de sus propios coupages 😉

    A mi me parece la clásica medida corporativista para impedir la competencia de las importaciones 😉

  • Álvaro, en realidad el tono del post es el tono adoptado por los productores de rosado, no se da por hecho que el coupage sea de calidad inferior.

    Si, es posible que se den coupages magníficos y rosados abominables, seguro que conoces alguno. 🙂
    Evidentemente el consumidor busca características más simples y preferentemente más homogéneas, un ejemplo seria el triunfo de espumosos y rosados chilenos en el Reino Unido. El tema del terroir podría considerarse un escalón más elevado al que no se han subido muchos consumidores.

    Te olvidas los vinos de Sudáfrica, vinos realmente magníficos, el tema de la inferioridad ya no es algo evidente y más viendo la evolución del mercado del vino y como logran conquistar a los consumidores por la buena relación calidad precio.

    Pero al margen de todo esto, hay que reconocer que un coupage y un vino rosado elaborado con las técnicas tradicionales son distintos, no hablamos de calidad, cada cual que le otorgue la que crea. Finalmente coincidimos plenamente contigo, lo más importante es que no nos den gato por liebre y sepamos qué es lo que compramos.

    Es posible que se trate simplemente de eso, de impedir la competencia, ¿o quizá no?

    Saludos

  • Maximiliano Umpierrez

    Ante todo buenas nuevas, soy novato en el tema de los vinos, gracias a que en el camino de la vida me encontre con una gran persona que me introdujo en el tema. Referente al coupage en vinos rosados no estaria de acuerdo, siendo que los vinos rosados ocupan el menor porcentaje de interes general, siendo que son buenos como maridaje, dentro de las comidas mediterraneas, soy de URUGUAY.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.