Gastronomía & Cía Opciones
 

Montadito de polenta al horno con calabacín

Montadito de polenta al horno con calabacín

Hace un tiempo os hablamos de la polenta y de su versatilidad en la cocina. Hoy os traemos una receta elaborada con ella, el Montadito de polenta al horno con calabacín que está divino. Como podéis apreciar en las fotos, la polenta está hecha con ingredientes que le dan sabor como la panceta y las especias, y lo que no se ve pero que también hace que sea una delicia, es el queso parmesano rallado. Simplemente con esto ya es una delicia para tomar como si fuera una galleta salada, una focaccia o pan, sólo o acompañado, pero para completar la tapa, rellenamos la polenta con calabacines horneados y un poco de mermelada de tomate.

El Montadito de polenta al horno con calabacín es muy fácil de hacer, también podríamos haber hecho la polenta frita, pero en el horno nos ahorramos añadir más aceite a la preparación, además aprovechamos que teníamos el horno encendido para la elaboración de pan.

El relleno de esta polenta al horno se puede variar al gusto, ya os traeremos más ideas, pero realmente esta no defraudará a nadie, animaos a probarla.

Ingredientes (6-8 montaditos)

  • 250 mililitros de agua
  • 50 gramos de polenta precocida
  • 80 gramos de panceta curada
  • 1 diente de ajo
  • 2 c/s de parmesano rallado
  • especias secas al gusto (tomillo, orégano, romero…)
  • calabacín
  • pimienta negra
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • mermelada de tomate.

Elaboración

Corta la panceta a taquitos y fríela en una sartén, según la grasa que tenga añade aceite de oliva o no. Cuando esté dorada, pica el diente de ajo y añádelo a la sartén. Retira del fuego y reserva. Ralla el queso y reserva.

Pon en un cazo el agua y llévala a ebullición, en ese momento vierte la polenta en forma de lluvia mientras remueves con una espátula, reduce el fuego e incorpora la panceta, las especias y sal al gusto y el queso parmesano, cuece unos cinco minutos sin dejar de remover, hasta que la polenta se hidrate y obtengas una masa densa.

Montadito de polenta al horno con calabacín

Entonces pasa la polenta a un molde y alísala para conseguir una placa de un centímetro y medio de grosor aproximadamente. Déjala enfriar. Después desmóldala y córtala en cuadraditos del tamaño de uno o dos bocados, según la cantidad que quieras hacer.

Lava el calabacín y córtalo en finas rodajas, salpiméntalo al gusto, pulveriza un poco de aceite de oliva e introdúcelo en el horno precalentado a 180º C hasta que esté hecho a tu gusto. Hornea también la polenta hasta que la superficie esté dorada, dale la vuelta tanto a la polenta como al calabacín para que se doren por los dos lados.

Emplatado

Prepara los montaditos poniendo como base la polenta al horno, cubre con unas rodajas de calabacín y cubre de nuevo con polenta. Corona el montadito con una rodaja de calabacín, una cucharada de mermelada de tomate y unas escamas de sal. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera

Montadito de polenta al horno con calabacínMontadito de polenta al horno con calabacínMontadito de polenta al horno con calabacín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Oye, esto tiene que estar buenísimo. Qué original, sobre todo la forma que le habéis dado ¡menuda tapa!. Un día de estos vamos a comprar la polenta para ver qué cosas nos salen. Creemos que no la hemos probado nunca, y en vista de las recetas que se pueden hacer con ella, va a dar mucho pero que mucho juego. Un saludo.

  • Su

    Me ha llamado mucho la atención, que rico…

  • Liz

    Me encanta la información que das en tu blog, menudo trabajo. Y esta receta debe de estar riquísima, polenta y calabacines, mmmm… Saludos!

  • Carlos pruébala y, lo que es para nosotros, mejora si está bien especiada o bien acompañada con otros ingredientes, las posibilidades son infinitas.

    Su, quedan también muy bien para picar cortándola, una vez cocida, en bastoncitos y tostándolas en la plancha sin necesidad de mucho aceite (al menos para nosotros), es la polenta frita que tiene un aspecto de patata frita y el tostado le da un rico sabor y una textura ideal.

    Liz, muchas gracias, esperamos que pruebe esta receta de polenta, porque sí que es una buena combinación, además, bajo esta idea se pueden hacer muchas variantes con distintos vegetales, berenjenas, tomates…

    Abrazosss

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.