Ensaladas preparadas con más calorías que una hamburguesa

Ensaladas preparadas

Comer una ensalada no siempre es tan saludable, pues hay ensaladas preparadas con más calorías que una hamburguesa y su respectivo acompañamiento de patatas fritas. El simple hecho de añadir una salsa a la ensalada, puede suponer un elevadísimo aporte de grasas al plato.

La asociación de consumidores de Reino Unido Which, que trabaja para proporcionar información y realiza campañas de protección de los consumidores, ha analizado 20 ensaladas comercializadas en los supermercados y ha encontrado que hay ensaladas preparadas con más calorías que una hamburguesa Big Mac con patatas fritas.

Según los ingredientes que componen una ensalada, el porcentaje de grasas y calorías puede superar el de un menú de comida rápida. Salsas como la mayonesa, salsa césar, pollo frito, pollo empanado, pan frito… elevan desfavorablemente el aporte nutricional de lo que en principio podría ser un entrante saludable.

La ensalada más calórica que encontraron fue en el supermercado Morrisons, la Atlantic Prawn Marie Rose Salad, una ensalada de langostinos con salsa rosa, sólo contiene una pequeña cantidad de espinacas y pepino y proporciona un total de 855 kcal. y 66’3 gramos de grasa, lo que supone el 70% de grasas que un hombre debe consumir al día.

Le sigue la Ensalada César de pollo de Asda, una cuarta parte de la ensalada es salsa y grasas, proporciona en total 683 kcal. y más de 41 gramos de grasa. Y esta es la tónica, las ensaladas que se acompañan de salsas con muchas grasas, se convierten en un plato poco equilibrado. Aunque también encontraron ensaladas preparadas más saludables, como la Rainbow del supermercado Sainsbury’s, que resulta además muy nutritiva por su contenido en legumbres. Contiene 300 kcal. y 14’8 gramos de grasa. Le sigue la ensalada del mismo supermercado Thai chicken noodle, una ensalada de fideos con pollo que proporciona 379 kcal. y 6 gramos de grasa.

La lógica recomendación es consultar el etiquetado del producto antes de adquirirlo, y comprobarlo bien, pues puede indicar los valores nutricionales por 100 gramos, pero se debe multiplicar por los gramos totales del producto, que son los que se van a ingerir. Se pueden consumir ensaladas preparadas pero siempre será mejor elegir las más saludables, las que proporcionen menos grasas (sobre todo valorar las que tengan menos grasas saturadas), las que lleven salsa siempre que se encuentre en un contenedor separado para poder servirse más o menos cantidad.

También hay que comprobar el contenido en sal, pues ya sabemos que muchos productos preparados pecan por contenerla en exceso, y es un desencadenante de problemas de salud como la hipertensión.

¿Consumes habitualmente ensaladas preparadas?, ¿compruebas las etiquetas del producto?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, media: 4,82 de 5)
4.82 5 17
Loading ... Loading ...