Gastronomía & Cía Opciones
 

Colador chino

Colador

El colador chino recibe únicamente el nombre de ‘chino’ cuando se habla en términos culinarios. Es uno de los utensilios imprescindibles en la cocina, tanto en la profesional como en la doméstica. Su forma y sus orificios hacen de este colador un instrumento muy eficaz para la obtención de caldos, cremas, purés o salsas entre otras cosas, muy finas, sin ningún grumo ni elementos gruesos de la preparación.

Un colador chino destaca por la forma cónica que tiene y por lo finísimos que son los orificios por los que debe pasar el líquido o puré, y que se extienden desde la parte alta de los laterales del cono hasta el extremo inferior. La mayoría de chinos son de acero inoxidable, aunque también hay de otros materiales, sobre todo los que están destinados a tamizar harina u otros elementos sólidos, que cuentan con una maya o tamiz fino.

El colador chino dispone de un accesorio ideal para ayudar a hacer pasar el preparado que se quiere colar y presionar los trozos grandes para extraer todos sus jugos, es como una mano de mortero de madera pero también tiene la forma cónica que se ensambla con el interior del chino, así, dándole vueltas y presionando en las paredes del colador, se aprovecha hasta la última gota del liquido o puré de la elaboración, y en consecuencia de su esencia, de su sabor.

Lemon Curd

Hay distintas medidas de este colador chino que se adecuan a las necesidades culinarias, es decir, según la cantidad que se deba colar. También hay chinos que se sujetan con una mano por su gran asa y otros que tienen patas, resultando muy cómodo por dar libertad a las dos manos. No obstante, también se pueden conseguir las patas por separado para utilizarlas con el chino de mano.

Otra de las virtudes del chino es su fácil limpieza, lo único necesario es lavarlo al terminar de usarlo para que el alimento no se seque en los orificios. Sobre su precio, no resulta nada caro (puede rondar entre 14 y 20 euros) y menos dada su funcionalidad, resistencia y durabilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 4,59 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 6 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Josep Manel

    Utensilio de toda la vida que es muy útil. Tengo uno que hace 20 años que está en mi cocina y sigue siendo el gran utilizado, sobre todo en verano. El gazpacho lo deja fino, sin ninguna piel ni pepita,…

  • TENIA, un colador chino de mi mamá, de más de 50 años, era de aluminio. Por desgracia me lo tiraron por «feo» Debo comprar uno para que envejezca que sea de acero inoxidable. No los he visto por aca con esa mano de madera. Gracias por el artículo interesante.

  • La verdad es que a los utensilios de cocina que nos gustan se les coge tanto apego… que puede provocar hasta dependencia, y el chino es uno de ellos.

    Nora, la mano es ideal, esperamos que la puedas encontrar.

    Saludos

  • Aunque muchas salsas me gustan encontrar trocitos, es indispensable para dejar los purés, salsas, etc. superfinas. Un cacharrito que vale la pena tener.

  • Si, esas salsas que se hacen a golpe de mortero hay que respetarlas 😉

    Saludos

  • Nida Alvarino

    Hola, quiero saber como puedo adquirir este tipo de colador chino, Gracias.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.