Gastronomía & Cía Opciones

Consumir patatas españolas, ayuda y nos ayuda

Patatas en españa

Consumir patatas españolas, ayuda y nos ayuda, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) desea contar con la solidaridad de los consumidores para intentar sacar al sector de la patata de la crisis en la que se encuentra. En el post Crisis en los alimentos de temporada, podíamos conocer que algunas cadenas de distribución habían forzado el hundimiento del precio de las patatas vendiendo patatas viejas procedentes de Francia.

El IPOD de Junio nos revelaba que las patatas eran adquiridas por los intermediarios a 0,07 euros el kilo y comercializadas a los consumidores a 0,92 euros el kilo, un claro ejemplo especulativo que no permitía cubrir costes de producción, provocando que los agricultores incluso pensaran en abandonar las producciones tal y como ha ocurrido con los melones o las sandías, de ello hablábamos en la Crisis del melón y la Crisis de la sandía.

En el IPOD de julio podíamos comprobar que la situación había mejorado y que las patatas se pagaban a los agricultores a 0,19 euros el kilo, los consumidores seguíamos pagando prácticamente el mismo precio, parecía que los intermediarios habían ajustado sus márgenes. En realidad puede ser un momento de calma antes de la tempestad y así lo manifiesta COAG. Han sido varios meses de crisis y este pequeño paréntesis puede dar lugar a una crisis del sector de la patata mucho más profunda a partir de otoño, época en la que se incrementa la producción Española y Europea.

Es posible que nuevamente las cadenas de distribución se decanten por la compra de patatas europeas dejando al margen la patata nacional, forzando de nuevo la reducción de precios y por consiguiente una nueva crisis del sector. COAG solicita al Gobierno español que se le dé preferencia a la patata nacional y que realice campaña sobre ella, los consumidores deberíamos exigir patatas nacionales por la confianza y la calidad que nos proporcionan, por solidaridad, por cercanía y porque no debemos dejar que nos den gato por liebre, tal y como ha ocurrido meses atrás con las patatas viejas francesas.

Según COAG, las importaciones de patatas han crecido espectacularmente durante los últimos 10 años, pasando de las 550.000 toneladas importadas en el año 2000 a las actuales 766.600 toneladas. Por cierto, en el año 2008 más de 500.000 toneladas procedían del país galo, las cadenas de distribución saturaron el mercado nacional con patatas francesas. Lo dicho, disfruta del consumo de patatas españolas, ayuda y nos ayuda.

Foto | Maesejose

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 7 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • PALOMA

    soy agricultor de patatas. este año sembre todas mis tierras de patatas, genrando los gastos de la siembra, insecticidas…riego, es decir muchos gastos y mucha inversion. ahora no vendo las patatas,al principio a 6 centimos, tan solo 1 camion. pero ahora ninguno de los patateros de la zona compra. ¿por que? pues porque España esta saturada de las de Francia. si toda España come de fuera y a nosotros nos quedamos con la patatas en la tierra, ararlas es la solucion. Y mi pregunta es ¡QUIEN ME PAGA LA HIPOTECA, LA COMIDA, LA ROPA DE MIS HIJOS…¡ ¿LOS FRANCESES? SARCOCY… vamos que la crisis esta por que a los españoles nos quitan el trabajo, y las ganas de trabajar…tambien. muchas gracias. por cierto vendo patatas de muy buena calidad

  • La verdad es que es un problema, hoy mismo leíamos un artículo en el que una asociación catalana de agricultores (sindicato agrario Unió de Pagesos), denunciaba que se encontraban a merced de las cadenas de distribución y la política de bajos precios que realizan. Reivindicaban lo que la mayoría de los agricultores españoles reivindican, una nueva normativa que garantice transparencia del mercado, preferencia por los productos nacionales, precios con los que poder soportar los costes de producción y ganarse la vida, etc.

    Al parecer no se realiza suficiente presión para que terminen escuchándose sus voces, ya veremos cual será el siguiente paso del sector.

    Saludos.

  • Pedro José

    Por desgracia, hoy he descubierto que en el Carrefour, Arbol y Dia, solo venden patatas francesas.

    Algo humillante.

  • Pedro, ya hace tiempo que eso ocurre y por eso se alcanzó un punto extremadamente especulativo en el que los productores españoles debían aceptar 5 céntimos por kilo de patata nueva si no querían perder toda la cosecha. La falta de implicación del gobierno español es notoria y no ayuda a los productores nacionales.

    Saludos.

  • Ana Torreira

    Me gustaría saber si la patata española siempre está etiquetada como tal. La verdad que estoy asombrada con todo lo que he leido, normalmente nunca miro de donde viene la patata porque es que ni se me ocurre, doy por hecho que son españolas. Desde luego ahora tendré mucho más cuidado de elegir las de nuestro país. Debería de informarse adecuadamente a los consumidores, somos en general bastante ignorantes con estas cosas
    Saludos y gracias

  • Después de leer historias como ésta, vuelvo a pensar algo que pienso muchas veces. Los agricultores se quejan (con razón) de los ínfimos precios a los que venden su producto. Los consumidores nos quejamos del alto precio al que compramos los productos. Entendemos que el precio es alto porque la diferencia con lo pagado al productor nos parece desorbitado, de modo que entendemos que el margen es enorme.
    Y siempre me pregunto que debería haber un término medio. Nosotros (consumidores) estaríamos más que felices pagando al productor un precio mucho mayor que el que cobra, y mucho menor que el que pagamos actualmente. Está claro que el coste de envasado, distribución y demás hay que pagarlo, pero creo que aun así habría margen para ajustar el precio a gusto de todos. Está también el problema de volumen: vender patatas saco a saco es complejo porque los costes de manipulación serían mayores que los del producto.
    La solución más inmediata que se me ocurre es la distribución directa, sistema empleado sobre todo con los cítricos. Funciona bien, pero me falla lo del precio: el consumidor paga más que en el súper. Sí, fruta recién cogida, producción natural y de calidad, pero si se paga tan poco como se dice a pie de árbol, aun contando gastos de manipulación y envío, debería de poder venderse más barato.
    ¿Por qué no se hace? ¿O es que al final sólo se pide un precio justo cuando se vende al gran distribuidor, capaz de tirar el precio, pero no cuando se vende al consumidor final? He preguntado esto en varios foros, y nunca he visto una respuesta razonable…
    Otra opción a considerar: yo no podría asegurar un consumo por anticipado, pero si sé que en tal sitio un productor vende patatas al doble, al triple del precio que estáis manejando, si no me pilla muy lejos iré a comprar. Si me pilla lejos pero voy de viaje y paso cerca, lo mismo me paso y me traigo. Pero 1) haría falta publicidad; aunque quiera hacerlo, no sé dónde ir, y 2) si prospera ese sistema, los intermediarios pondrán el grito en el cielo.

  • ROSARIO GUERLE

    Hay muchas clases de papa y con diferentes precios, en las grande superficies te dan gato por liebre, nis los mismo empleados, cuando no están etiquetadas y les pregunta, no saben decirte de donde son.Yo vivo en Gran Canaria y me gustaría comprar las papa de aquí.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.