Pan de centeno y trigo

Pan de centeno y trigo

El Pan de centeno y trigo es, a diferencia de los panes con mayor proporción de centeno, un pan apto para todos los paladares, y algo más, un pan muy sabroso con el que no hay quien se resista a coger un poco más.

Este Pan de centeno es el que esta mañana os comentábamos que estaba al calor del ambiente y de los pañitos de fermentar el pan, elaborado en gran proporción con harina de trigo, sémola de trigo y la harina integral de centeno ecológica Tascó. El resultado es un pan muy sabroso, con predominio de trigo bien expresado y un suave aroma y sabor a centeno. En la próxima receta de pan haremos que esta harina muestre más su personalidad.

Ingredientes

  • 300 gramos de harina de fuerza
  • 100 gramos de sémola de trigo
  • 100 gramos de harina integral de centeno
  • 10 gramos de levadura fresca de panadero
  • 8 gramos de sal
  • 350 gramos de agua.

Elaboración

Mezcla las harinas, la sémola y la sal, disuelve la levadura en el agua tibia y pon todos los ingredientes en el recipiente de la amasadora o en un cuenco amplio si la haces a mano. Para permitir la formación del gluten necesitaremos amasar un mínimo de 8-10 minutos, si lo haces a mano, dedícale unos minutos más, hasta obtener una masa homogénea y elástica.

Haz una bola con la masa, enharínala y ponla en un cuenco amplio cubriéndola con un paño para que fermente durante una hora y media aproximadamente, hasta que su volumen se multiplique por dos.

Pan de centeno y trigo

Pasado este tiempo vuelca la masa en la superficie de trabajo en la que habrás espolvoreado sémola de trigo (también puede ser harina), corta la masa en dos y dale la forma deseada. Hoy hemos hecho una barra y un redondo en un banneton de caña. Recuerda que con el amasado debes crear tensión en la superficie del pan. Cubre las dos masas de pan con un paño y deja levar hasta que doble su volumen, en torno a otra hora y media.

Precalienta el horno a 250º C, cuando esté caliente introduce la barra de pan a la que previamente le habrás realizado unos cortes, pulveriza agua para crear vapor y baja la temperatura a 200º C. Hornea el pan durante media hora aproximadamente, hasta que la corteza esté dorada, crujiente y suene hueco cuando la golpees con los nudillos. A media cocción pulveriza de nuevo un poco más de agua si quieres una corteza más crujiente. Haz lo propio con el otro pan.

Cuando retires los panes de centeno y trigo del horno, déjalos enfriar sobre una rejilla. Después disfrútalos primero probándolo solo, buscando el sabor del cereal, jugando con la textura, la elasticidad de la miga, no dejes de olerlo, seguro que te hace cerrar los ojos.

Pan de centeno y trigoPan de centeno y trigoPan de centeno y trigoPan de centeno y trigoPan de centeno y trigoPan de centeno y trigoPan de centeno y trigoPan de centeno y trigo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,80 de 5)
4.8 5 5
Loading ... Loading ...