Riesgos asociados al pescado transgénico

peces transgénicos

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Gothemburg, pone al descubierto los riesgos asociados al pescado transgénico. El estudio fue encargado en el año 2005 a los investigadores suecos por la Unión Europea, con el propósito de conocer el impacto ambiental que supondría el hecho de que los peces transgénicos pudieran introducirse en el medio natural. Tras cuatro años de estudios podemos conocer algunas de las conclusiones.

Recordemos que ya destacábamos algunos de los riesgos de los peces transgénicos en la quinta parte del documental Alimentos transgénicos, dos posturas. Desde hace algunos años, investigadores como William Muir indican que los peces transgénicos podrían acabar con la especie original si lograran alcanzar el mar abierto y la razón sería el mayor tamaño de estos peces.

El tamaño es muy importante en la vida salvaje y condiciona la facilidad para reproducirse, los alevines resultantes heredarían las cualidades de fuerza, resistencia, capacidad de buscar comida, etc., mejorando la especie y garantizando la supervivencia. En cambio, los peces transgénicos al ser más grandes se aseguran la reproducción sacando del terreno del apareamiento a los machos salvajes. Los alevines resultantes no presentarían las características antes mencionadas, aunque son más grandes los peces transgénicos, el resto de cualidades necesarias para la supervivencia no estarían presentes en ellos.

Fredrik Sundström, uno de los investigadores del estudio, indica que hasta nuevo aviso, los peces transgénicos que se están desarrollando deben criarse en piscifactorías situadas tierra adentro, lejos de las aguas de los mares y aconseja mucha precaución por el grave impacto que supondrían para las especies originales. Algunas empresas han solicitado poder criar estos peces en granjas costeras y a fin de prevenir su reproducción, hacerlos estériles para que en el caso de escaparse no puedan reproducirse, pero incluso esta opción no garantizaría que finalmente pudieran reproducirse.

Pero hay más riesgos, además de la posible extinción de la especie, los expertos indican que sería un pescado más peligroso para el consumo humano puesto que serían más resistentes a las diferentes toxinas contaminantes presentes en los mares, un ejemplo a destacar sería el mercurio en el pescado. El mercurio, y concretamente el metilmercurio, es una neurotoxina resultante de la metilación del mercurio en algas y bacterias, alimentos para muchos peces pequeños que acumulan en su organismo esta toxina. A su vez, los peces más grandes se alimentan de los peces pequeños y se convierten en contenedores más grandes de metilmercurio. Finalmente el ser humano comería un pescado que contendría en su organismo mayor cantidad de toxinas peligrosas.

Los investigadores concluyen también que es necesario estudiar con mayor profundidad las hormonas que provocan el mayor crecimiento de estos peces y cómo podrían afectar al organismo humano. Últimamente se han incrementado los estudios relacionados con los peces transgénicos o con la alimentación transgénica que se puede ofrecer a peces de piscifactoría, parece evidente que se ha enfatizado en esta apuesta transgénica.

No hace mucho hablábamos de los efectos de la alimentación con transgénicos en el pescado, un grupo de investigadores de la Universidad de Almería habían iniciado un estudio en el que se estaba alimentando con alimentos transgénicos a unas doradas (Sparus aurata), especie de pescado presente en el mar Mediterráneo y en la franja costera del Océano Atlántico Oriental. Según las conclusiones preliminares, alimentar a los peces con alimentos transgénicos no encerraba ningún riesgo para el ser humano, ya que el material genético asimilado por la especie no interfería en el funcionamiento del organismo del pescado. Los investigadores indicaban que las células del cuerpo del pescado aumentaban sus defensas para poder alimentarse con seguridad, algo que no inspira ninguna confianza, de todos modos habrá que esperar a que concluya el estudio en el año 2011.

El riesgo de los alimentos transgénicos son aquellos efectos impredecibles y desconocidos que en ellos se encierran, algo que se puede comparar perfectamente con los riesgos asociados a los peces modificados genéticamente. Queda mucho por investigar y mucho que desvelar, aún así, y a pesar de que no se han despejado dichas dudas con los alimentos transgénicos terrestres, los expertos ya se adentran en los alimentos transgénicos marinos.

La acuicultura es una solución de futuro que puede garantizar el abastecimiento mundial de pescado, pero como hemos dicho en otras ocasiones, la introducción de la modificación genética podría alterar esta percepción

Foto | Malias

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...