Tempeh

Tempeh

El tempeh es otro apreciado producto que se elabora a partir de la soja y la fermentación, es un alimento muy nutritivo por su aporte proteínico principalmente, incluido a menudo en las dietas vegetarianas en sustitución de la proteína animal, como el tofu, producto elaborado también con la soja, pero por coagulación de la leche.

El origen del tempeh se encuentra en Indonesia, alimento básico en la isla de Java, pronto fue adoptado por otros países del Sudeste Asiático, pero actualmente es muy popular también en Occidente. A diferencia de otros productos de soja fermentada, como el miso o la salsa de soja, el tempeh se elabora a partir de la soja cocinada que después pasa a la fermentación rápida a unos 30º C con esporas del hongo Rhizopus oligosporus. El moho desarrolla unas hifas filamentosas que unen las semillas de soja.

Es un producto perecedero que debe ser conservado en frío, siendo su presentación envasado al vacío o en tarros de conserva. El tempeh se puede encontrar fácilmente en tiendas de dietética y herbolarios en diferentes presentaciones, además de poder comprarlo fresco o congelado.

Generalmente encontramos el tempeh en bloques o tabletas que podemos filetear o cortar a nuestro gusto para incluirlo en variadas recetas, aunque hay muchas otras formas de presentación, como las hamburguesas o las albóndigas entre otras, que buscan satisfacer el paladar de los consumidores con nuevos productos preparados.

Podemos incluir el tempeh en todo tipo de guisos en sustitución de la carne, también podemos hornearlo, hacerlo a la plancha, rebozarlo, freírlo, presentarlo en brochetas, como fiambre… Ofrece un sabor muy particular, es sabroso a la vez que suave y tiene una textura tierna. Su color es blanquecino si está al natural y su aroma desvela la fermentación.

Sobre los beneficios que proporciona a la salud se pueden comentar varios, empezando por ser un alimento de fácil digestión y estar considerado como preventivo y curativo dentro de la medicina natural gracias a la producción de agentes antibacterianos durante su fermentación, que actúan contra ciertos microorganismos patógenos.

El tempeh proporciona además de proteínas de gran valor, carbohidratos, grasas saludables, vitaminas del grupo B, minerales como el calcio, el magnesio, el potasio, el fósforo o el hierro entre otros, con un valor energético en torno a las 200 kcal. por cada 100 gramos.

Foto | Fotoos Van Robin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 6
Loading ... Loading ...