Morcillo con chalotas y glaseado de garnacha

Morcillo con chalotas y glaseado de garnacha

Las temperaturas han bajado mucho en cuestión de días, se anuncia el otoño y las cocinas ya están preparadas para recuperar la cocina tranquila, las cocciones lentas y largas que perfuman cada rincón del hogar. Empezamos los guisos con este Morcillo con chalotas y glaseado de garnacha, un plato principal muy sabroso y no extremadamente contundente. Es una carne de añojo, sabrosa, y cuidadamente cocinada es una auténtica gozada para el paladar.

El morcillo, también llamado jarrete (generalmente cuando la pieza está entera y con su hueso), u ossobuco cuando está cortada con hueso pero de forma transversal, es un corte de carne que se encuentra a buen precio y es muy apropiado para hacer todo tipo de guisos, como esta sencilla receta de Morcillo. Esperamos que os guste.

Ingredientes (4 comensales)

800 gramos de morcillo de añojo, 12 chalotas, 100 ml. de vino de garnacha, 150 ml. de caldo de ave (puede ser caldo de carne), pimienta negra recién molida, una pizca de tomillo, media cucharadita de pimentón dulce, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Corta el morcillo en taquitos de un tamaño máximo de dos bocados, pela las chalotas y resérvalas enteras. Pon al fuego una cazuela cubriendo la base con aceite de oliva, cuando esté caliente marca el morcillo por todos los lados para que se dore, a continuación incorpora las chalotas y salpimenta al gusto.

Morcillo con chalotas y glaseado de garnacha

Añade seguidamente el vino y cuece a fuego lento, con la cazuela tapada, hasta que se reduzca a la mitad, en ese momento añade el caldo y prosigue la cocción a fuego lento durante aproximadamente una hora. Si se quedara sin caldo antes de tiempo, añádele un poco más, y antes de que se haga el glaseado añade un poco de tomillo y pimentón dulce al guiso.

En los últimos minutos, destapa la cazuela y deja reducir el jugo hasta que el azúcar del vino se haga brillante y denso, moviendo de vez en cuando la carne para que se impregne en la garnacha completamente. El tiempo total de cocción puede rondar la hora y media, según la cazuela utilizada, pero así se conseguirá una carne que se deshará en la boca.

Emplatado

Sirve el morcillo con las chalotas y su glaseado de garnacha, puedes acompañar este plato con unas patatas al gusto, al horno y con piel son una delicia. ¡Buen provecho!

Morcillo con chalotas y glaseado de garnachaMorcillo con chalotas y glaseado de garnachaMorcillo con chalotas y glaseado de garnachaMorcillo con chalotas y glaseado de garnacha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...