Granada

Granada - fruta

La granada (Punica granatum) es el fruto de un árbol de la familia de las Punicáceas, pequeña familia que recoge pequeños árboles y arbustos, como el granado, cuya altura media es de cinco metros, cultivado en climas tropicales y templados, como España, que es uno de los principales productores del mundo, además de Irán, Afganistán, Israel, Brasil, California, Italia o Túnez, entre otros.

La granada es una fruta muy llamativa por su aspecto y por su sabor, bajo la piel seca y mate se esconden los pequeños granos que muchas veces se comparan con los rubíes. Es una fruta que forma parte de varias leyendas, de la cultura y religión de distintos países, por ejemplo, en la mitología griega cuentan que el primer granado fue plantado por la diosa griega del amor y la belleza, Afrodita, y que el Hades ofreció esta fruta a Perséfone reteniéndola en el inframundo.

La granada, que en la mitología y el arte también se asocia a la fertilidad, tiene su origen en Asia occidental, y se dice que ya se consumía en el año 2500 a.C, después de haber hallado indicios en tumbas egipcias. El nombre de granada deriva del latín malum granatum (manzana con granos), influyendo en su denominación en distintos idiomas, como en inglés ‘Pomegranate’ o en alemán ‘Granatapfel’.

Hay distintas variedades de granadas, destacado en España la Mollar de Elche y la Mollar de Valencia. La recolección de esta fruta (de la variedad temprana) ha comenzado ahora, a mediados de septiembre, y su producción se extiende hasta enero aproximadamente. A la hora de seleccionar las piezas, conviene escoger las que muestren una piel lisa, sin cortes, grietas ni arrugas, grandes y pesadas, son las más jugosas.

La mejor forma de obtener los granos de esta fruta es cortándola por la mitad y golpeándola boca abajo sobre un recipiente que los recoja al ser desprendidos de la membrana blanca. La granada se puede consumir al natural, sea grano a grano o en zumo, y también formar parte de distintos platos cocinados. Además, cabe recordar que la auténtica bebida conocida como granadina se elabora con esta fruta y un almíbar, aunque actualmente hay muchos sucedáneos.

Hay que destacar las virtudes de la granada con respecto a los beneficios que aporta a nuestra salud, a diferencia de lo que pueda parecer, esta fruta dulce es baja en calorías, rondando las 60 kcal. por cada 100 gramos. El 80% de su peso es agua, y destaca su aporte en minerales como el potasio, el magnesio, el manganeso, el zinc, el cobre, el fósforo y el hierro, y las vitaminas A, vitaminas del grupo B y vitamina C, además de fibra.

El contenido de taninos de la granada, que puede proporcionar esa astringencia en el paladar, es un bien apreciable, igual que los flavonoides que le otorgan la acción antioxidante y antiséptica.

Esta es una fruta que, además de ser utilizada en la medicina tradicional, ha sido y es sometida a diversos estudios científicos para demostrar sus beneficios para la salud. La granada se recomienda a las personas diabéticas, a quienes padecen ciertos problemas del aparato digestivo, para reducir la hipertensión, etc. Aunque por su alto contenido en potasio, no se recomienda a personas con insuficiencia renal.

Empieza la temporada de la granada, es momento de incluirla en nuestra dieta que, además de sus beneficios para la salud, proporcionará color y belleza a los platos. Ya sabes que actualmente es muy utilizada en la alta cocina, ¿quieres proponernos alguna receta?

Foto | Yumyumbubblegum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 6
Loading ... Loading ...