Polenta de tapenade con calabaza y espárragos

Polenta de tapenade con calabaza y espárragos

Inspirados en una receta del libro Auténtica cocina vegetariana, hoy hemos preparado como entrante esta Polenta de tapenade con calabaza y espárragos, un nutritivo y sabroso plato que, con algunas variantes, seguramente elaboraremos en varias ocasiones este invierno, tanto por lo que nos gusta la calabaza especiada como por las posibilidades que nos da la polenta, incluyendo otros ingredientes que sumen sabores y textura o simplemente con la polenta frita, que si aún no la habéis probado, esperamos que no tardéis.

La receta de Polenta de tapenade acompañada con calabaza y espárragos es laboriosa porque hay que hacer varias cosas que necesitan su tiempo, pero todos los procesos son muy sencillos y el resultado merece la pena. Probadlo y nos contáis.

Ingredientes (4 comensales)

Para la polenta de tapenade

  • 100 gramos de polenta precocida
  • 500 ml. de agua
  • 40 gramos de tapenade
  • sal al gusto, pero con moderación porque el tapenade ya es salado.

Para la calabaza

  • 4 rodajas de calabaza butternut
  • 1 diente de ajo
  • 2 c/c de hierbas provenzales
  • 1 c/c de tandoori masala
  • ½ c/c de jengibre molido
  • ½ c/c de mostaza molida
  • ½ c/c de pimienta negra molida
  • ½ c/c de comino molido
  • 1 guindilla seca
  • aceite de oliva.

Para acompañar

  • 8 puntas de espárragos blancos en conserva
  • 1 bola de mozzarella
  • cilantro fresco
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal.

Elaboración

Prepara la polenta, pon el agua en un cazo y llévala a ebullición. Cuando empiece a hervir incorpora la polenta en forma de lluvia y mueve con una cuchara de madera mientras cuece durante dos o tres minutos, añade la pizca de sal y cuando se separe de las paredes del cazo, retírala del fuego, incorpora el tapenade y mezcla. Vierte la polenta en una bandeja para obtener una placa de un centímetro aproximadamente. Déjala enfriar para que se solidifique, una vez esté a temperatura ambiente, puedes guardarla en el frigorífico.

Mezcla las especias que se incorporarán a la calabaza, añade el ajo picado y la guindilla picada bien pequeñita, añade aceite de oliva, la cantidad necesaria para poder regar después la calabaza. Corta las rodajas de calabaza y pélala, corta cada rodaja en dos y ponlas en una bandeja de horno aderezándola con aceite de oliva virgen extra y sal. Hornea (en horno precalentado) a 180º C durante media hora aproximadamente, el tiempo dependerá del grosor que le hayas dado a las rodajas. A mitad de la cocción, añade la mezcla de especias. Retira la calabaza del horno cuando esté tierna y empiece a dorarse.

Polenta de tapenade con calabaza y espárragos

Prepara el aceite de cilantro triturando unas hojas frescas con aceite de oliva virgen extra. Haz los espárragos a la plancha con un poco de aceite de oliva y sal. Corta la polenta de tapenade en triángulos y fríela en una sartén, no es necesario poner mucho aceite, también se puede hacer a la plancha, lo rico es que quede una capa crujiente y sabrosa.

Emplatado

Sirve la Polenta de tapenade y sobre ella coloca la calabaza horneada y los espárragos, añade unas rodajas finas de mozzarella e introduce el plato en el horno para que se funda. Antes de servir riega con una cucharada de aceite de cilantro y listo. Sirve inmediatamente y ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 8
Loading ... Loading ...