Día Mundial de la Alimentación 2009

FAO

El próximo 16 de octubre se celebrará el Día Mundial de la Alimentación 2009, celebración cuya finalidad es la de concienciar a todos los países del mundo sobre los graves problemas de la alimentación mundial y su relación con la crisis económica, las energías emergentes o el cambio climático entre otros factores. Recordemos que este día coincide con el aniversario de la fundación de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), organización que ha luchado para intentar erradicar el hambre en el mundo desde su creación.

El Día Mundial de la Alimentación se ha convocado bajo el lema “Conseguir la seguridad alimentaria en épocas de crisis”, algo realmente complicado teniendo en cuenta que en años más prósperos y de bonanza económica, el problema del hambre se ha mantenido, cuánto más en época de crisis económica y amenazas más acusadas como el cambio climático o los intereses alimentarios particulares de algunos países como el alquiler o la compra de superficies de cultivo en países subdesarrollados.

Como podemos comprobar, durante los últimos meses del año la FAO será la protagonista, recordemos que hoy concluía el foro organizado por este organismo bajo el lema Cómo alimentar al mundo en 2050, de forma inminente se celebrará el Día Mundial de la Alimentación, y en el mes de noviembre tendrá lugar la Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria. Celebraciones, foros y reuniones que reducen los presupuestos que la FAO debería destinar a luchar contra el hambre, como ya hemos dicho en otras ocasiones, son muchas las personas que creen que este tipo de actos sólo sirven para incrementar los gastos de la FAO que ya de por sí son muy abultados.

Estudios, viajes, papeleos, informes, reuniones, etc., reducen los presupuestos de la FAO, a esto debemos añadir las absurdas ideas desarrolladas por este organismo, recordemos el post de las Galletas de barro. La FAO anunciaba una ayuda de 600 toneladas de semillas y herramientas de trabajo para repartir entre la población de Haití y así evitar que la población tuviera que alimentarse con las mencionadas galletas de barro. Según los cálculos que realizábamos, el material se repartiría en 70.000 familias, lo que equivalía a 8’6 kilos de semillas por persona, ayuda insuficiente e ineficaz. Ante este panorama resulta asombroso que se sigan donando fondos a la FAO.

Pero evidentemente, es necesario celebrar el Día Mundial de la Alimentación, actualmente se cifran en 1.020 millones las personas que sufren el hambre, nada menos que una sexta parte de la humanidad, y si no se intenta poner en marcha la maquinaria que luche contra el problema, en el año 2050 el número podría duplicarse y triplicarse perfectamente, teniendo en cuenta que sólo en el año 2009 el número de hambrientos se ha incrementado en unos 105 millones de personas. Como ya decíamos en el post Cómo alimentar al mundo en el año 2050, será necesario incrementar la producción alimentaria en un 70% para poder abastecer a la población del futuro, y además se tendrá que luchar para reducir el hambre, parece una misión imposible.

El incremento demográfico conlleva el aumento de la producción alimentaria y los problemas para ello no son pocos, el cambio climático obliga a desarrollar nuevas fórmulas y métodos efectivos de cultivo, obliga a replantear la economía de algunos países. Como ejemplo de ello citamos el post Los peces son muy vulnerables al cambio climático, en él destacábamos que el aumento de las temperaturas provocaría que muchas especies marinas con las que se abastecen zonas tradicionalmente pesqueras y también en vías de desarrollo, sufrirán la desaparición de su sustento agravando el problema.

La verdad es que hay mucho más que hablar y muchas cuestiones que solucionar, cada año se celebra este día y cada año podemos comprobar que las cifras del hambre se agravan y la anhelada concienciación no llega. Como salvadores se presentan las empresas biotecnológicas asegurando que los alimentos transgénicos que desarrollan lograrán combatir todos los problemas y contratiempos que se presenten, y a medida que el problema se agrava y la necesidad es más acusada, más ancha es la puerta por la que debe pasar la biotecnología.

La alimentación biotecnológica obligada será una realidad irremediablemente, pero no olvidemos cual es el riesgo de los alimentos transgénicos, quizá la solución podría terminar agravando el problema. Estamos deseando conocer la política que se adoptará a partir de la próxima Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria.

Más información | FAO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...