Croquetas de berenjena y queso

Croquetas de berenjena y queso

Hacía tiempo que no preparábamos las Croquetas de berenjena y queso, pero hace un par de días recibimos unas muestras de tres productos de Harinas Santa Rita, y la que más nos llamó la atención fue el ‘Crujiente Pan Cracker’, una de sus novedades en preparados para rebozados elaborado con trozos de pan natural crujientes y bastante sabrosos por sí solos.

Así que con este nuevo producto en nuestras manos, no pudimos hacer menos que pensar en unas croquetas crujientes y deliciosas, como las Croquetas de berenjena y queso, aunque dudamos si hacer los nuggets… Son ideales para servir como aperitivo y como acompañamiento de una ensalada (o viceversa), conquistarán a todos los paladares, aunque no sean amantes de los vegetales.

Ingredientes

500 gramos de berenjena al horno, 100 gramos de emmental, 200 ml. de leche, 20 gramos de harina, 1 cebolla, nuez moscada, pimienta negra, orégano, sal, 2 huevos, harina, pan rallado (Crujiente pan cracker), aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Asa las berenjenas enteras en el horno a 170º C, hasta que estén hechas pero no muy blandas. Para hacer estas croquetas tienes dos opciones, picarlas en pequeños daditos para encontrarlos al comerlas o triturarlas. Así que una vez que se hayan enfriado un poco, pélalas y pícalas o tritúralas, como prefieras.

Pon un cazo al fuego con un poco de aceite de oliva (también puedes usar mantequilla) para hacer la bechamel, pela y ralla la cebolla y póchala a fuego lento, añade a continuación la harina y tuéstala, obtendrás el roux, y seguidamente agrega la leche y bate con las varillas manuales hasta que se mezcle bien y se espese, adereza con sal, pimienta negra y nuez moscada. Una vez que la bechamel tenga la textura adecuada, añade la berenjena y mezcla bien.

La masa de estas croquetas es muy ligera, delicada de manipular, si deseas que sea más consistente añade mayor proporción de harina para hacer una bechamel más espesa. Pasa la masa a un cuenco y añade el queso rallado y el orégano, mezcla bien y deja enfriar. Reserva en el frigorífico hasta que la masa esté consistente.

A la hora de hacer las croquetas prepara un plato con harina, otro con dos huevos batidos y un tercero con el pan rallado para rebozar. Enharina porciones de masa de croqueta, puedes darle primero una forma redonda si la masa está muy blanda y cuesta manipular, a continuación pásala por el huevo y seguidamente por el pan rallado. Mientras vas dando forma a todas las croquetas, tomarán más consistencia.

Croquetas de berenjena y queso

Fríe las croquetas de berenjena y queso en aceite de oliva bien caliente hasta que estén doradas, cuando las retires, pósalas sobre papel de cocina absorbente para desechar el exceso de aceite.

Emplatado

Sirve las Croquetas de berenjena y queso solas, o acompañadas de una ensalada y una salsa de yogur. Están deliciosas, crujientes, con una masa muy jugosa y llena de sabor. Seguro que repites. ¡Buen provecho!

Croquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y quesoCroquetas de berenjena y queso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (67 votos, media: 4,84 de 5)
4.84 5 67
Loading ... Loading ...